Blogging tips

lunes, 21 de diciembre de 2015

ROSCÓN DE REYES DE HOJALDRE... el roscón más fácil del mundo. Navidad para principiantes.

Definitivamente, hoy no era el mejor día para hacer fotos en mi casa. Os he comentado en alguna que otra ocasión que mi método para hacer fotos es muy rudimentario. La verdad es que me apaño con una simple cámara compacta que tengo hará unos 20 años, aunque os he de confesar que la preciosa luz indirecta que tengo en mi cocina y en la terraza hacen el resto. Nada del otro mundo, pero suficiente para sentirme orgullosa. Hoy no ha sido así. El día se ha despertado de un gris plomizo y no ha habido manera de que despejara. Pero yo me he mantenido firme. De las catorce mil fotos que he sacado, sólo he podido salvar estas, así que imaginaros el resto. Aún así, estoy muy contenta ya que el resultado de este roscón ha sido sobresaliente. Señoras y señores, con ustedes...

¡¡El Roscón de Reyes más fácil del mundo!!



Con este roscón terminamos la temática de este año de Navidad para principiantes y no le hemos podido poner mejor broche final. Comenzamos con un facilísimo tronco de Navidad apto para cualquier grado de experiencia en al cocina, y terminamos con este precioso y riquísimo roscón de Reyes, cuya dificultad máxima consiste en encender el horno...

Muchas recetas de roscones circulan por la red, con miles de consejos sobre como conseguir un mejor resultado. Tiempos interminables de reposo y mimo de la masa hacen de esta receta nada recomendable si estáis comenzando en esto de la cocina. Pero he encontrado la solución. Y lo mejor de todo, además de fácil, es rápido de hacer y está delicioso. A mi madre le ha gustado más que los tradicionales roscones de Reyes, pero claro, teniendo en cuenta que el hojaldre es una de sus debilidades, a lo mejor no es una referencia tan objetiva, jeje.


Si os digo la verdad, no recuerdo en qué canal de YouTube vi por primera vez la receta, pero como es tan fácil no me hizo falta buscarla mucho. Yo lo he rellenado de nata, la cual he montado con tres cucharadas de azúcar, pero le podéis poner vuestro relleno de preferencia o, si así lo preferís, dejarlo sin rellenar.

ROSCÓN DE REYES DE HOJALDRE

 3 láminas de hojaldre fresco 
3 cucharadas de azúcar
Almendras fileteadas
Una yema de huevo
Fruta confitada

Para rellenar
500 ml de nata para montar con tres cucharas de azúcar (opcional)


PREPARACIÓN
Vamos a poner las tres láminas de hojaldre juntas, una encima de otra. Eso hará que el hojaldre suba más y se pueda partir para rellenarlo más fácilmente. Si optáis por no rellenarlo, con dos láminas será suficiente. Yo he encontrado hojaldre redondo, así que sólo he tenido que recortarle el agujero del medio, pero si no lo encontráis que esto no suponga un obstáculo para hacer la receta. Perfectamente podéis comprar el hojaldre rectangular y hacerle la forma vosotros. Para el agujero del medio, yo he puesto como referencia un bol que tengo, lo he marcado fuertemente al hojaldre y luego lo he recortado con un cuchillo de sierra. 
En un bol ponemos las tres cucharadas de azúcar con dos cucharaditas de agua y formamos la pasta de azúcar con el que vamos a adornar el roscón. No os paséis de agua, pues no queremos que quede líquida, deben de quedar como pegotes de azúcar (mirad la foto). Batimos la yema del huevo y con ella pincelamos la superfície del hojaldre. A continuación lo decoramos con la fruta confitada elegida, un poco de almendras laminadas y el azúcar que hemos preparado.
Horneamos en horno precalentado a 180ºC durante 25 minutos. Mejor colocamos la bandeja a una altura media baja del horno.
Dejamos enfriar completamente. Si lo vamos a rellenar, lo cortamos por la mitad con un cuchillo grande de sierra, con cuidado al quitar y poner la capa de arriba que no se rompa. 
Rellenamos con nuestra crema preferida (yo en este caso, le he puesto nata montada con un poco de azúcar).


Con esta receta me despido de todos vosotros hasta el año que viene. Os deseo de todo corazón que paséis una felices fiestas y os espero en el 2016 con más recetas.



Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo



O en mi página del Facebook 




https://www.facebook.com/anadieamargaundulce


lunes, 14 de diciembre de 2015

SOLOMILLO CON SALSA DE FRUTOS ROJOS... y patatas envueltas en bacon. Navidad para principiantes.

Que nadie se me vaya a asustar con el título pomposo de la receta. Tal y como os prometí, continuamos con recetas de navidad para principiantes. ¿Qué os parece poner delante de vuestros invitados este año un plato como este?. Los vais a dejar boquiabiertos. Algunos se preguntarán si habéis hecho un curso de cocina y otros si habéis ido a casa de mamá a que os preparara la cena. Nada más lejos de la realidad. Este solomillo es tan fácil de hacer que os va a encantar. Además os voy a dar variaciones para hacerlo, así como con la salsa. No me diréis que os lo pongo difícil, ¿verdad?.

Y como guarnición, os traigo estas sencillísimas patatas envueltas en bacon que va a hacer las delicias de todos. 

¿Listos para ponerse el delantal?


SOLOMILLO CON SALSA DE FRUTOS ROJOS



Para 300 gr de salsa
350 gr de vino Pedro Ximénez 120 gr de leche evaporada o nata para cocinar  1 cucharadita de maizena
100 gr de frutos rojos (los míos congelados)
sal y pimienta
Resto
solomillo de cerdo, mejor si es ibérico (1 por cada 2 personas)
aceite
tomillo
romero

PREPARACIÓN
Vamos a preparar primero la salsa. Yo os aconsejo que la tengáis preparada con anterioridad y calentarla en el último momento, así no se nos acumula el trabajo y eso es una cosa que se agradece. Cunde bastante. Con esta cantidad tenéis suficiente para 6 personas (o más si no se la comen a cucharadas, jeje)
Esta salsa de frutos rojos es una combinación entre dulce y ácida y está deliciosa. Yo me decidí por hacerla con vino Pedro Ximénez, un vino dulce ideal para este tipo de salsas, de ahí el color más marrón. Si preferís que la salsa os quede más roja, lo podéis sustituir por vino tinto y añadirle 4 cucharadas de azúcar en el momento de añadirle la leche evaporada. Os lo dejo a vuestra elección. 

Sin Thermomix
Ponemos el vino en un cazo a hervir hasta reducir más o menos a la mitad, unos 15 o 20 minutos. Disolvemos la cucharadita de maizena en la leche evaporada y la añadimos al vino, junto con los frutos rojos y un poco de sal y pimienta. la dejamos hervir durante 10 minutos más, removiendo de vez en cuando. Si no queréis encontraros trocitos de frutos rojos, la podéis pasar por la batidora cuando haya enfriado un poco.

Con Thermomix
Echamos el vino en el vaso y programamos 20 minutos, temperatura Varoma, velocidad 2 (sin cubilete para facilitar la evaporación). Disolvemos la cucharadita de maizena en la leche evaporada y la añadimos al vino, junto con los frutos rojos y un poco de sal y pimienta. Programamos 8 minutos, temperatura Varoma, velocidad 2. Si no queréis encontraros trocitos de frutos rojos, la podéis triturar a velocidad 5-10 unos segundos, cuando haya enfriado un poco.


Ahora vamos con la preparación de la carne. La primera recomendación que os voy a dar es sobre el tipo de carne que compréis. No os voy a engañar, el resultado final depende bastante de ello. Mi consejo es que, siempre que podáis, compréis solomillo de cerdo ibérico. Con un solomillo tenéis para dos o tres personas, dependiendo de lo que zampen vuestros invitados y de si va a haber más comida. Aquí os voy a enseñar cómo preparo yo el solomillo en el horno. De todas maneras, si aún no os atrevéis con él, otra opción es cortarlo en rodajas y hacerlo en una sartén a la plancha... pero no os olvidéis, el horno es vuestro amigo, jeje.

Si vais a hornearlo, yo lo preparo así. Ponemos la carne en una bandeja y la salpimentamos, frotamos con las manos para que la sal penetre bien y le añadimos unas pocas hojitas de romero y de tomillo, un chorretón de aceite y si queréis otro del mismo vino que vamos a utilizar en la salsa, en este caso del Pedro Ximénez. Lo dejamos macerar así, como mínimo 30 minutos. 

Precalentamos el horno a 180ºC. En una sartén, sellamos la carne. Este paso lo hacemos para que el solomillo no pierda sus jugos en la cocción del horno. Primero lo ponemos un par de minutos a fuego fuerte por un lado y luego le damos al vuelta y lo doramos por el otro, es muy importante que en ningún momento pinchemos la carne con un tenedor, para darle la vuelta nos ayudamos de dos cucharas o unas pinzas. Este paso es corto, no os olvidéis que la vamos a cocinar del todo en el horno, así que con un par de minutos por cada lado es suficiente. Ahora trasladamos el solomillo a la bandeja de hornear. a mí me gusta hornearlo dentro de una bolsa de asar que venden para estos casos, os dejo la foto más abajo, aunque esto va a gustos. En la sartén dónde hemos sellado la carne, echamos un poco del vino utilizado para recoger los jugos que se puedan haber quedado en ella y dejamos hervir unos segundos. Añadimos a la carne y horneamos a 180ºC de 20 a 25 minutos, dependiendo del punto de cocción que os guste. En mi caso lo dejé 25 minutos porque en mi casa les gusta el cerdo más hecho. Sacamos del horno y lo cortamos en rodajas antes de servir.


PATATAS CON ROMERO ENVUELTAS EN BACON

 patatitas pequeñas para cocer o hacer al vapor (de 2 a 3 por persona)
sal
tomillo
bacon (una loncha por patata)
palillos para sujetar 



PREPARACIÓN
Primero vamos a cocer las patatitas o hacerlas al vapor. Aquí, para no complicarnos la vida, os aconsejo que compréis una bolsa de patatitas que vienen ya con su bolsa para hacer al vapor en el microondas (las instrucciones vienen en la misma bolsa). La verdad es que dan muy buen resultado y nos simplifica mucho la elaboración, pero, por supuesto, podéis comprar unas patatas (mejor si son pequeñitas) y cocerlas en agua con sal hasta que estén tiernas. Una vez hechas, estiramos una loncha de bacon, ponemos encima la patata y una ramita de tomillo, envolvemos con el bacon y sujetamos con un palillo.
Precalentamos el horno a 200ºC y las horneamos hasta que el bacon esté dorado, yo las tuve 20 minutos, le quité el palillo, les dí la vuelta y las horneé 5 minutos más.

Fuente de inspiración: knorr



Una receta ideal para sorprender a nuestros invitados. Además os voy a dejar una variante que he hecho alguna que otra vez y también está de lujo, y es este mismo solomillo pero con la salsa de Pedro Ximénez y acompañado con las patatitas y unas manzanas salteadas en la sartén. De hecho es la salsa con la que me he inspirado para hacer esta de frutos rojos. Otra buena variante es cambiar el solomillo por el magret de pato y utilizar esta salsa de frutos rojos. Si queréis ver como preparar tanto la salsa Pedro Ximénez como el magret de pato al horno, pinchad en la foto.

Una receta ideal para sorprender a nuestros invitados. Además os voy a dejar una variante que he hecho alguna que otra vez y también está de lujo, y es este mismo solomillo pero con la salsa de Pedro Ximénez y acompañado con las patatitas y unas manzanas salteadas en la sartén. Os dejo el enlace de la salsa, de hecho es la salsa con la que me he inspirado para hacer esta de frutos rojos. Otra buena variante es cambiar el solomillo por el magret de pato y utilizar esta salsa de frutos rojos. En este mismo enlace os enseño como preparar ambas cosas:     MAGRET DE PATO AL HORNO CON MANZANAS Y SALSA PX


Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo



O en mi página del Facebook 




https://www.facebook.com/anadieamargaundulce



lunes, 7 de diciembre de 2015

CREMA DE MEJILLONES... con dos presentaciones. Navidad para principantes en la cocina.

Continuamos con el especial Cocina de Navidad para principiantes. Si la semana pasada os enseñé este tronco de Navidad hecho con galletas y que además de bonito está riquísimo, hoy toca el turno de un plato salado, ideal para presentar como entrante en cualquiera de las comidas navideñas que se nos avecinan. Esta crema de mejillones es fácil de hacer, bastante económica y está deliciosa. Válida para los que comienzan en la cocina, ya que la mayor complicación que puede tener la receta es limpiar los mejillones, jeje... pero yo os voy a enseñar cómo hacerla con mejillones de los que venden ya cocidos y congelados, para que no tengáis excusa para no prepararla. Y aunque digo que es comida para principantes, vuelvo a insistir que esta receta la puede hacer hasta el más experto en la cocina, ya que nadie va a sospechar que te ha costado tan poco hacerla. Además con dos presentaciones que os harán quedar como unos auténticos chefs. Y como siempre, os explico las dos maneras de hacerlo, con Thermomix y sin ella. 

Y dicho todo esto... ¿Comenzamos?


 CREMA DE MEJILLONES

200 gr de cebolla
 100 gr de zanahoria
50 gr de aceite de oliva
200 gr de patata
500 gr de caldo de pescado (ya preparado)
200 gr de leche
200 gr de mejillones cocidos sin cáscara (y descongelados si son congelados)
cebollino para decorar (opcional)



PREPARACIÓN
Sin Thermomix
Troceamos las verduras. En una cazuela calentamos el aceite y sofreímos la cebolla y la zanahoria durante 5 minutos. Añadimos la patata y sofreímos 5 minutos más. Incorporamos el caldo de pescado y cocemos durante 20 minutos a fuego medio-alto. Agregamos la leche y los mejillones y seguimos cociendo 5 minutos más. Trituramos con la batidora hasta dejarlo lo más fino posible.

Notas:
- Si la queremos más líquida podemos añadirle un poco más de caldo.
- Si decidimos utilizar mejillones frescos con cáscara, tendremos que comprar alrededor de 1 kg. Los pondremos con un poco de vino blanco en una cazuela tapada hasta que se abran, y utilizaremos el jugo de la cocción para añadirlo al caldo de pescado.
- Si os gusta el curry, le podéis añadir un poco de esta especia en los últimos 5 minutos. Combina genial con los mejillones.
 
Con Thermomix
Troceamos la cebolla y la zanahoria, junto con el aceite 2 segundos a velocidad 5. Sofreímos 5 minutos, temperatura 100ºC, velocidad 1. Incorporamos la patata troceada y el caldo y cocemos 20 minutos, temperatura 100ºC, velocidad 1. Añadimos la leche  y los mejillones ya limpios y programa mos 5 minutos, temperatura 100ºC, velocidad 2. Trituramos todo a velocidad progressiva 5-10 durante 30 segundos.

Notas:
- Si la queremos más líquida podemos añadirle un poco más de caldo.
- Si decidimos utilizar mejillones frescos con cáscara, tendremos que comprar alrededor de 1 kg. Los pondremos con un poco de vino blanco en una cazuela tapada hasta que se abran, y utilizaremos el jugo de la cocción para añadirlo al caldo de pescado.
- Si os gusta el curry, le podéis añadir un poco de esta especia en los últimos 5 minutos. Combina genial con los mejillones.
 
Presentación:
Os voy a enseñar dos maneras fáciles de presentar este plato. 

Si os decidís por la primera presentación, tened en cuenta cuando vayáis a comprar los mejillones de comprar unos cuantos más para decorar el plato, lo ideal son tres mejillones enteros por ración. Por último, añadimos un poco de cebollino picado.
 
 


La segunda opción es hacerle una tapa de hojaldre. Animaros, ya que es una presentación muy vistosa pero a la vez sencilla, que no os dé miedo. Para ello, compramos hojaldre fresco y cortamos unos círculos. Para saber la medida que necesitamos, utilizaremos de molde el cuenco dónde vamos a servir la crema. Cortamos alrededor dejando un poco de espacio de más para que enganche alrededor. Tampoco es necesario dejar mucho margen, con un poco es suficiente. Una vez cortados los círculos, ponemos la crema dentro y mojamos todo el borde con un poco de agua para que enganche bien el hojaldre. No se os ocurra cambiar el agua por huevo batido, ya que la presentación quedarà un poco más sucia... os lo digo por experiencia, mejor con agua. Ponemos el hojaldre encima y nos aseguramos de que queda bien enganchado por los bordes, ya que si no está bien, al hornearse, se puede despegar. Pincelamos un poco con huevo batido y ponemos en el horno a 180ºC durante 20 minutos. La temperatura y el tiempo es aproximado, mi consejo es que miréis en el envase de vuestro hojaldre a cuántos grados se hornea, ya que en algunos os pondrá a 200ºC o incluso más. A partir del minuto 15, comenzad a mirar para que no se os dore en exceso, no queremos un hojaldre quemado. El mío con esa temperatura y ese tiempo fue suficiente. 

 

Esta presentación es ideal porque lo podemos tener preparado un poco antes, metido en la nevera con un papel film encima para que no se nos reseque el hojaldre, y hornear en el último momento. Aunque mi consejo es que la sirváis 5 minutos después de haberlo sacado del horno, ya que recién sacado estará muy caliente.

 
Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo


O en mi página del Facebook 


https://www.facebook.com/anadieamargaundulce
 
 
 
 

lunes, 30 de noviembre de 2015

TRONCO DE NAVIDAD DE GALLETAS... fácil y sin horno

¡Justo a tiempo! Perdonad mi desaparición de las últimas semanas, pero mi ordenador decidió pasar a mejor vida. Tranquilos, no se ha muerto... se ha jubilado!! Jejeje. El caso es que llevo todas estas semanas de los nervios pensando en todas las entradas que quería preparar antes de Navidad y sin saber si llegaría a poder hacerlo. Pero bueno, ahora con mi flamante ordenador nuevo lo que toca es ponerse las pilas, ya que tengo varias cositas que os quiero enseñar para que podáis sorprender a los vuestros en estas fechas. Además, este año con una temática que, a los que comenzáis en esto de la cocina, os va a encantar: Cocina de Navidad para principiantes. En realidad, serán recetas para todos los públicos, ya que son fáciles de hacer pero a la vez muy ricas y resultonas, así que aunque seáis expertos cocineros son ideales porque, al ser tan sencillas, podemos compartir más tiempo con los nuestros. Ah y os recuerdo que tenéis disponible en la pestaña de arriba el índice de recetas de Navidad, por si os resulta de ayuda.

Y después del rollo que os he soltado, ahora toca meterse en la cocina. Comenzamos la temporada navideña con este tronco de Navidad de galletas, fácil, rico y sin horno.



TRONCO DE NAVIDAD DE GALLETAS



INGREDIENTES
150 gr de queso de untar (tipo Philadelphia)
150 gr de turrón blando de Jijona
100 gr de chocolate blanco
28 galletas María
40 ml de leche
150 gr de chocolate negro (o con leche)
50 gr de mantequilla
Opcional para decorar: grosellas, menta, azúcar glass


PREPARACIÓN
Batimos el turrón en trozos con el queso (Si lo hacemos con Thermomix, unos segundos a velocidad 5).

Derretimos el chocolate blanco en el microondas a intervalos de 30 segundos, removemos y lo volvemos a poner 30 segundos, hasta que se derrita completamente y con cuidado de que no se nos queme. Incorporamos el chocolate blanco poco a poco y seguimos batiendo (Con Thermomix a velocidad 5, vamos añadiendo el chocolate por el bocal). 
 

Vamos mojando las galletas en la leche ligeramente, metemos la galleta en el bol de la misma y sacamos en seguida.

Ponemos una cucharada del relleno de queso, turrón y chocolate y tapamos con otra galleta. Apretamos un poco para que el relleno se expanda bien por todos lados. Y así con todas, hasta formar un tronco.

Mi consejo es que vayáis haciendo pequeñas torres de galletas y relleno y después las juntéis todas horizontalmente en la mesa. Cubrimos todo con la crema restante. Llevamos al congelador durante una hora aproximadamente.


Esto es opcional, pero yo para asegurarme que quedara lo más recto posible, he puesto el tronco en papel film y lo he envuelto como si se tratase de un caramelo. Así, con el tronco envuelto en el film, he podido alinearlo bien sin tener que ensuciarme las manos.  

Ponemos el tronco sobre una rejilla y esta encima de un plato. Fundimos el chocolate negro junto con la mantequilla en el microondas. Primero durante un minuto y después a intervalos de 30 segundos. Si vemos que no queda muy fluido, le podemos añadir un poquito de aceite vegetal. 

Echamos el chocolate por encima hasta cubrirlo completamente. Si queremos hacerle las rayas características del tronco, esperamos 5 minutos a que se enfríe un poco y con un tenedor le vamos haciendo las rayas en zig zag.  


Decoramos espolvoreando por encima azúcar glass y poniendo unas grosellas (o cualquier otra fruta roja que encontréis) y unas hojas de menta. 


Para que el corte se vea bonito, no os olvidéis de hacerlo un poco transversal para que se aprecien bien las capas.


Fuente: Nestlé Postres.
 
Y si preferís complicaros un poco más, y hacer el tronco de Navidad de bizcocho, aquí os dejo la receta que publiqué hace dos años. (Pincha en la foto para ir al enlace).

http://anadieamargaundulce.blogspot.com.es/2013/12/tronco-de-navidad-18-desafio-en-la.html



Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo



O en mi página del Facebook 



https://www.facebook.com/anadieamargaundulce


lunes, 9 de noviembre de 2015

LANGOSTINOS CON SALSA DE OPORTO Y CHOCOLATE...

La salsa de la receta que os traigo hoy es absolutamente deliciosa. Sé que para muchos que me leáis de fuera de Catalunya os sorprenderá uno de sus ingredientes, el chocolate, pero os aseguro que queda genial. Ya os enseñé en su día otra receta que también llevaba el chocolate en la salsa, estas albóndigas con sepia (pincha en el nombre para ver la receta) muy típicas de la zona dónde vivo.

Esta vez hice la receta con langostinos, pero se me ocurre que también quedaria genial con unas almejas o con una combinación de ambos ingredientes. La siguiente vez lo haré así, porque fijo que habrá una próxima, seguramente en las fechas que se avecinan. Os  dejaré la receta en la pestaña de arriba de Recetas de Navidad por si la queréis tener en cuenta como entrante estas fiestas.

Aunque la receta es de la revista de Thermomix, yo os pondré la elaboración también de manera tradicional. Además, al final de todo os daré unas cuantas recomendaciones a tener en cuenta, así que si os apetece hacerla, no os las podéis saltar.



LANGOSTINOS CON SALSA DE OPORTO Y CHOCOLATE

INGREDIENTES

INGREDIENTES PARA LA PICADA
2 dientes de ajo
15 almendras sin piel tostadas
2 ramitas de perejil fresco (sólo hojas)
25 gr de chocolate fondant
1 pimienta cayena molida (o media cucharadita de pimienta cayena ya molida)

INGREDIENTES PARA EL FUMET DE MARISCO
50 gr de aceite de oliva virgen extra
600 gr de langostinos crudos medianos
50 gr de vino de Oporto
1/2 pastilla de caldo de pescado
100 gr de agua

INGREDIENTES PARA EL SOFRITO
50 gr de aceite de oliva virgen extra
50 gr de zanahoria en trozos
75 gr de cebolla en trozos
1 hoja de laurel (yo no le puse)
1/2 cucharadita de pimentón


PREPARACIÓN
Con Thermomix
Hacemos la picada
Ponemos en el vaso los ajos, las almendras, el perejil, el chocolate y la cayena y trituraramos 5 segundos a velocidad 7.  Reservamos.
Hacemos el fumet de marisco
No hace falta que lavemos el vaso, calentamos el aceite 3 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1. Mientras se calienta el aceite, pelamos los langostinos reservando por un lado las cabezas y las cáscaras, y por otro los cuerpos. A mí me gusta dejarles la parte de la cola sin pelar, pero eso es opcional. Agregamos las cabezas y las cáscaras al vaso y sofreírmos 4 minutos, temperatura  Varoma, velocidad 1. Añadimos el vino y quitamos el cubilete para que evapore el alcohol, programamos 1 minuto, temperatura  Varoma, velocidad 1. Por último, agregamos la media pastilla de caldo de pescado junto con el agua y trituramos 30 segundos a velocidad 3. A continuación, calentamos 2 minutos, temperatura  Varoma, velocidad 2. Con ayuda de un colador, colamos el contenido desechando las cáscaras y reservando en un bol el fumet. Lavamos el vaso.
Hacemos el sofrito
Ponemos en el vaso el aceite del sofrito, la cebolla y la zanahoria y troceamos 4 segundos a velocidad 4. Si le ponemos el laurel, se lo añadimos ahora  y sofreímos 3 minutos, temperatura Varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara. Incorporamos la picada reservada y sofreímos 2 minutos, temperatura Varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara.  Abrimos la tapa e incorporamos el pimentón alrededor de las cuchillas y añadimos el fumet de marisco reservado.
Si os gusta una salsa sin trocitos, mi consejo es que aquí la trituréis unos segundos a velocidad 10.
Colocamos los cuerpos de langostinos dentro del recipiente Varoma, les echamos un poquito de sal (opcional) y lo ponemos en su posición. Programamos 5 o 6 minutos (aquí dependerá del tamaño, la cantidad y nuestras preferencias), temperatura Varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara.
Colocamos los langostinos en una fuente y echamos un poco de salsa por encima. El resto la podemos servir en una salsera a parte.

Fuente: Thermomix Magazine


Sin Thermomix
Hacemos la picada
En un mortero ponemos los ajos, las almendras, el perejil, el chocolate rallado y la cayena, hacemos una pasta y reservamos.
Hacemos el fumet de marisco
Pelamos los langostinos reservando por un lado las cabezas y las cáscaras, y por otro los cuerpos. A mí me gusta dejarles la parte de la cola sin pelar, pero eso es opcional. En una cazuela calentamos el aceite y cuando esté caliente, agregamos las cabezas y las cáscaras, sofreírmos unos 4 minutos. Añadimos el vino y dejamos que evapore el alcohol 1 minuto. Por último, agregamos la media pastilla de caldo de pescado junto con el agua y con la batidora trituramos un poco para sacr bien el jugo. A continuación, calentamos 5 minutos y con ayuda de un colador, colamos el contenido desechando las cáscaras y reservando en un bol el fumet.
Hacemos el sofrito
En una cazuela con aceite, echamos la cebolla y la zanahoria troceadas. Si le ponemos el laurel, se lo añadimos ahora  y sofreímos unos 3 minutos. Incorporamos la picada reservada y seguimos sofrioendo 2 minutos, añadimos el pimentón y el fumet de marisco reservado. Cocemos durante 5 o  6 minutos. Si os gusta una salsa sin trocitos, mi consejo es que aquí la trituréis unos segundos.
Mientras vamos haciendo los cuerpos de langostinos al vapor (o tambien podéis hacerlos a la plancha) les echamos un poquito de sal (opcional) y los hacemos durante 5-6 minutos (aquí dependerá del tamaño, la cantidad y nuestras preferencias.
Colocamos los langostinos en una fuente y echamos un poco de salsa por encima. El resto la podemos servir en una salsera a parte.


NOTAS:
- A pesar de que en la receta original dice vino de Oporto, en realidad le podéis poner cualquier vino dulce que tengáis en casa tipo PX o de Málaga. O incluso un brandy tampoco le vendría nada mal a esta salsa.
- Si queréis hacer más cantidad de marisco no hay ningún problema ya que sale bastante salsa. Eso sí, para el fumet respetad los 600 gr de langostinos, de los que sólo usaremos las cáscaras y las cabezas.
- Si hacéis la cantidad de langostinos que dice la receta, seguro que os sobrará salsa. Una idea es congelarla y utilizarla más adelante para hacer unas almejas o, si os gustan, unos deliciosos caracoles, probad tambien a añadirles un poco de bacon y choricito picado y será un bocado exquisito.



Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo



O en mi página del Facebook 



https://www.facebook.com/anadieamargaundulce




lunes, 2 de noviembre de 2015

PASTEL DE SUSHI... una forma diferente de comer sushi

Una de las entradas saladas de mi blog  que tiene más visitas es el Sushi para principiantes. Varias personas me han escrito para decirme que, gracias a ese post, se atrevieron a prepararlo y la mayoría se quedó asombrada de lo fácil que es hacerlo. La verdad es que es de ese tipo de recetas que parecen de una elaboración mucho más complicada de lo que en realidad es. Lo bueno de hacer sushi casero es que lo puedes hacer con los ingredientes que más sean de tu agrado, si no te gusta el pescado crudo puedes substituirlo por el ahumado, y en el caso del marisco, darles un golpe de cocción. Para que nadie se quede sin probar esta delicia gastronómica que cada vez está ganando más adeptos. 

Esta vez, os he querido traer una receta que, aunque sencilla, no deja de ser original y muy versátil: un pastel de sushi. Ideal para aquellos a los que aún no os convenza demasiado el alga nori, ya que podéis prescindir totalmente de ello. Yo hoy os traigo la versión individual, pero podéis hacer la misma preparación en formato pastel y queda genial.


Hoy no os voy a enseñar a cocer el arroz para el sushi, pues en la entrada de Sushi para principiantes os lo explico todo, desde cocer el arroz en olla o con Thermomix, hasta hacer el vinagre para aliñarlo, si queréis ver la receta os dejo el link en la parte de los ingredientes. 

Los ingredientes son a vuestro gusto, yo os pondré aquí los que yo utilicé. El secreto para que quede genial y no se nos desmorone al cortarlo es aplastar bien los ingredientes cada vez que pongamos una capa. También es conveniente dejarlo un mínimo de dos horas en la nevera antes de servirlo, pero lo ideal es hacerlo desde la noche anterior. Si lo hacéis en formato grande, para cortarlo en porciones, utilizad un cuchillo bien afilado que no sea de sierra y, para facilitaros la tarea, podéis humedecer un poco el filo del cuchillo con agua o con el aliño del arroz que os haya sobrado.


No os pongo cantidades ya que estas son a ojo, dependerá de la cantidad y el tamaño que queráis hacer vuestro pastel
Arroz preparado ya con su aliño para sushi (elaboración aquí
Alga nori
Pasta de wasabi
Mahonesa
Salsa de soja
Aguacate
Pepino
Surimi
Langostinos cocidos
Salmón ahumado en dados

PREPARACIÓN


Cortamos en trozos pequeños el surimi y los langostinos y reservamos en un bol. En un cuenco mezclamos mahonesa con un poco de la pasta de wasabi. Para saber si tenemos que añadir más cantidad vamos probando la mezcla hasta que la encontremos a nuestro gusto. Añadimos esta mahonesa al bol donde teníamos reservado el surimi y los langostinos y mezclamos. Otra opción sería triturarlo todo, mahonesa con wasabi, langostinos y surimi, en una picadora y hacer como una pasta, eso es a vuestra elección.
Asimismo cortamos el aguacate, el pepino y el salmón.


Cuando ya tengamos todos los ingredientes preparados, comenzamos con el montaje. Aunque no lo veáis en la foto, le puse una lámina del alga en la base y, aunque mi intención era intercalar otra en medio del pastel, se me olvidó hacerlo, pero os dejo la idea porque seguro que quedará muy bien de esa manera. 
El orden es alga, arroz, marisco con mahonesa, aguacate, alga (esta es la que se me olvidó), arroz, salmón, pepino y terminamos con arroz. Yo por último lo decoré con unas semillas de sésamo y un poco de los ingredientes que utilicé en el relleno y que había reservado para la decoración.

Consejos a tener en cuenta:

- Para hacerlo en formato individual yo usé un aro de emplatar, pero también lo podéis hacer en moldes individuales o, si lo hacéis en formato tarta, en un molde más grande. Sólo tened en cuenta que si no es desmoldable, sería conveniente poner un papel film para un mejor desmoldado.
- Durante el montaje del pastel, tened a mano un bol con agua y aliño de arroz para mojarnos las manos y poder manipular mejor el arroz.
- No os olvidéis de apretar bien entre capa y capa para un mejor prensado de la tarta. 
- No cortéis el pepino y el salmón tan gordo como lo hice yo, hacedlo más pequeño para que se integre mejor en el pastel.
-  Como os he dicho en la introducción, también es conveniente dejarlo un mínimo de dos horas en la nevera antes de partirlo, mejor aún desde la noche anterior.
- Si lo hacéis en formato grande, para cortarlo en porciones, utilizad un cuchillo bien afilado que no sea de sierra y, para facilitaros la tarea, podéis humedecer un poco el filo del cuchillo con agua o con el aliño del arroz que os haya sobrado.
- Podéis servirlo con salsa de soja y mahonesa con wasabi, o también podéis poner la pasta de wasabi a un lado y que cada uno se la añada a la salsa de soja o a la mahonesa, según su preferencia. 


Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo



O en mi página del Facebook 



https://www.facebook.com/anadieamargaundulce