Blogging tips

sábado, 20 de abril de 2013

TARTA DOBOS... 12º Desafío en la Cocina

Hoy os escribo con el corazón dividido porque no sé si aconsejaros que hagáis esta tarta o no... Ayy qué mal comienzo!!! así no habrá manera de convenceros... dejadme que lo vuelva a intentar...

Día 20 y toca Desafío. Este mes dulce, propuesto por nuestras hermanas Carmen, Mila y Nina del blog La cocina de Camilni. Reconozco que cuando recibí el email y vi que el desafío era la tarta Dobos, me alegré. Era una tarta que tenía en pendientes hacía tiempo, pero nunca veía el momento de hacerla. El problema es que he tenido un mes ajetreadísimo, con todos los fines de semana fuera de casa y un montón de cosas por hacer, y el día se acercaba y yo sin mi tarta. Además, ni encontraba la ocasión, ni bocas suficientes para alimentar con semejante tarta. Y por si eso era poco, yo apunto de salir de viaje, de hecho cuando leáis esto estaré fuera, así que no podré ver el resto de tartas hasta la vuelta. Al final mis salvadores, como siempre, han sido mis compis de trabajo, por lo que decidí hacer una tarta pequeñita. 

Os tengo que confesar que es una tarta laboriosa, por lo que os recomiendo que, si la hacéis, os organicéis y la hagáis en varios días... no se os ocurra hacerla toda en una tarde como yo, a no ser que queráis aborrecerla... jaja, más que nada porque lleva muchas capas de bizcocho. Eso sí, una vez finalizado el trabajo, tengo que reconocer que nos ha gustado mucho, así que equilibra el esfuerzo. 


La tarta Dobos es de origen húngaro y fue inventada por Jozsef C. Dobos. Se compone de seis finas bases de bizcocho (aunque yo he visto hasta 12 capas) con un relleno de crema de chocolate y terminado con una capa de bizcocho cubierta de caramelo. La tarta fue presentada en la Exposición Nacional de Budapest en 1885, y cuentan que fue la delicia de los emperadores Francisco José y Sissi, y eso la hizo famosa. Hoy en día, es un clásico en las pastelerías de toda Hungría.
 

Aclaraciones antes de comenzar:

Como ya os he comentado, yo hice una versión pequeña que da para 6/8 raciones, aunque al ser una tarta que llena bastante y muy alta, nos podría cundir incluso para alguno más (depende lo glotones que seamos). La tarta Dobos normalmente es redonda, pero que queréis que os diga, no tenía tiempo de estar haciendo bases, así que escogí el camino corto y la hice rectangular. Para esta medida, horneé dos planchas de bizcocho en la bandeja del horno. 

La crema de chocolate que hice, tampoco es la clásica que se hace en esta tarta. Hacía tiempo que le tenía ganas a una crema de chocolate con queso que vi en el blog de Food an Cook y no me lo pensé. Eso sí, para que no fuera demasiado empalagosa (son muchas capas de chocolate) hice algunas modificaciones en la receta, entre ellas, bajarle 100 gr de azúcar. Creo que le vino fantástico, pero si sois de los que os gusta el azúcar en vena, la receta original pone 240 gr de azúcar, pero os vuelvo a insistir que no lo veo necesario. Por cierto, la crema tiene un sabor muy similar al Milka Philadelphia, claro que, ahora que pienso, al llevar chocolate y queso crema tampoco es de extrañar esa similitud... venga, venga, llamadme tonta, jeje

Ahora sí, con todos vosotros os presento la

TARTA DOBOS




INGREDIENTES
Para las planchas de bizcocho
Hice la misma receta que el pa de pessic de la Sara, pero dándole forma de plancha horneada en la bandeja del horno. Para ver ingredientes y preparación pincha aquí.

Para el almíbar
100 gr de azúcar
100 gr de agua
Unas gotas de zumo de limón
Licor al gusto (opcional)
   
Para la crema de chocolate y queso
270 gr de chocolate de cobertura
170 gr de queso crema
85 gr de mantequilla (a temperatura ambiente)
150 gr de azúcar glas
160 gr de sour cream o yogurt natural

Para  la cobertura de caramelo 
80 gr de azúcar
115 ml de nata 35% MG
45 gr de mantequilla
Aroma de vainilla u otro al gusto (opcional)

PREPARACIÓN
Para hacer las planchas de bizcocho me he decidido por mi preferido (os dejo el link en los ingredientes), pero cualquier genovés nos podrá servir. Una vez tengamos la masa hecha, la volcamos sobre la bandeja de horno, previamente forrada con papel de hornear, y la extendemos hasta conseguir un rectángulo. 
Horneamos a 220º precalentado, de 5 a 7 minutos (yo lo tuve 6). Comprobamos con un palillo en el centro y sacamos. Repetimos las veces necesarias (en mi caso fueron dos planchas).
Una vez enfriadas, procedemos a cortarlas en rectángulos. Nos tienen que salir 6 de la misma medida, para ello nos ayudaremos de una regla o similar. Reservamos. 

Hacemos un almíbar  poniendo todos los ingredientes del mismo a cocer por espacio de 10 minutos (en Thermomix, 10 minutos, temperatura 100º, velocidad 2). Añadimos el licor al gusto y reservamos. 

Preparamos la crema de chocolate y queso, para ello fundimos el chocolate en el microondas (o al baño maría) y lo reservamos hasta que enfríe un poco, pero no demasiado.
Mientras ponemos en un bol la mantequilla y la batimos hasta que nos quede blanda (en Thermomix, con mariposa a velocidad 3 1/2), añadimos el queso crema y volvemos a batir, vamos añadiendo poco a poco el azúcar glas y batimos hasta que nos quede una masa uniforme y sin grumos.
Ahora incorporamos la sour cream o el yogurt a nuestro chocolate templado y lo mezclamos bien.
Añadimos esta mezcla de chocolate al resto de la preparación y mezclamos bien. Reservamos en la nevera para que gane consistencia.

Preparamos la última capa de caramelo. Para ello, separamos la plancha de arriba que irá cubierta de caramelo y reservamos.
Calentamos al fuego un cazo con el azúcar. Mientras, vamos calentando la nata en el microondas (eso hará que salte menos al añadirla al caramelo). Cuando este tome un tono dorado (cuidado de que no se nos queme) retiramos del fuego y añadimos la mantequilla y la nata. También es el momento de añadir el aroma de vainilla.Volvemos a poner en el fuego a temperatura media, removiendo con una cuchara de madera hasta que forme una salsa espesa.


Para montar la tarta, ponemos la base de bizcocho reservada para poner la cobertura de caramelo y la cubrimos con el mismo. Si deseamos hacer la forma característica de la Dobos, cortamos esa plancha en trozos con un cuchillo (un truco para que quede bien el corte, es calentar la hoja del cuchillo bajo el grifo de agua caliente). Las otras bases las vamos alternando con la crema de chocolate, y finalmente la cubrimos toda con la misma crema. Hacemos arriba unos montoncitos con la manga pastelera y eso nos servirá de soporte a los bizcochos de caramelo. Terminamos de decorar a nuestro gusto. En mi caso, para los laterales de la tarta usé unos sticks de capuccino que había comprado en el LIDL.


Y ya sabéis que encontraréis más variedad de esta misma tarta en el blog del Desafío. Las tartas que han preparado mis compañeros las podéis ver aquí.

Por cierto, el mes que viene estamos de celebración en el grupo del Desafío pues ¡¡cumplimos nuestro primer añito!!!

No os puedo adelantar nada, porque será un Desafío sorpresa. No os lo perdáis porque la cosa promete.

Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo

mabelladeldulce@hotmail.es

O en mi página del Facebook 

https://www.facebook.com/anadieamargaundulce

martes, 16 de abril de 2013

PASTEL DE CARNE MURCIANO... para una mexicana

Si alguna vez me preguntan cual es uno de mis países preferidos, mi mente me traslada directamente a México... No, no hace falta que volváis a mirar el título, que no me he equivocado, el pastel de carne que os traigo hoy es murciano no mexicano, jeje. Entonces ¿a qué viene esa introducción? os estaréis preguntando... no seáis impacientes que en seguida os cuento.

xico fue el país que escogí para viajar en mi Luna de Miel. Siempre me había sentido atraída por ese lugar y no me defraudó. Una vez allí, me cautivaron sus paisajes, su mar turquesa y su arena blanquísima. Disfruté, como una enana todo hay que decirlo, de sus platos, casi siempre en restaurantes llenos de mexicanos y huyendo de aquellos en los que comían habitualmente los "gringos"... (cómo me disgustó que en una excursión en barco a Isla Mujeres, nos pusieran paella para comer... ¡¡casi me cargo a los organizadores de la excursión!!!). Adoré a su gente que nos hizo tan amena nuestra estancia, aunque se empeñaran en hablarme en inglés porque, como me dijo nuestra camarera, creían que era "pura americana" jeje. 

Cuando vola España, lo hice con las maletas llenas de preciosos objetos, con unos cuantos kilos alojados alrededor de mi cintura, con un color rojo gamba (a más roja la cara, más inglés) y con el convencimiento de que no era una despedida sinó un "hasta luego".

A día de hoy, México sigue teniendo un lugar privilegiado en mi mente. Su gastronomía, junto con la japonesa, son mis vicios confesables. Desde hace 4 años trabajo con una mexicana, a la que quiero como una amiga. Y hace poquito conocí a Esmeralda, una princesa mexicana (como la llama Jose) de un reino bonito y delicioso... RECELANDIA.

La conocí a través de un email que me escribió preguntándome si podía pertenecer al grupo Desafío en la Cocina, aunque fuera del otro lado del charco. Cuando entré en su blog me maravilló, ya que tiene unas magníficas recetas enmarcadas con sus vivencias y ocurrencias, y adornadas con unas preciosas fotos. Ni que decir que me encandiló por completo, aunque ya lo había hecho con su cariñoso email. Desde entonces, puedo aseguraros que es una de esas blogueras que tengo instalada de okupa en mi corazón... y no pienso echarla.

Ya os podéis imaginar que cuando me enteré que hacía su primer sorteo (por nada en concreto, sólo porque "yo lo valgo") tuve claro que iba a participar. Para hacerlo había que preparar una receta, dulce o salada, con alguno de los tres ingredientes que ella indica en su post. Con la "harina" me decidí por este rico pastel murciano, una magnífica manera de acercar nuestras recetas típicas y, a la vez, sorprenderla con algo tan delicioso que seguramente no conoce.


Fuente: Wikipedia
El pastel de carne murciano es, tal y como su nombre indica, un pastel de carne relleno principalmente de ternera, chorizo, huevo y especias. Su base se compone de pasta brisée y su cobertura superior es un hojaldre fino en forma de aros concéntricos a simple vista, pero que en realidad constituyen una espiral. Se prepara en raciones individuales de unos 15 cm de diámetro cada una.

Tenía ganas de preparar este pastel, pero la idea de hacerlo individual no me convencía, así que decidí hacer la tapa de cobertura un poco diferente de como es en realidad, ya que la verdadera tapa es más complicada para hacerla en versión grande. Si queréis ver cómo se prepara la cobertura del auténtico pastel murciano, tenéis un vídeo de la elaboración en la web de Región Murcia digital.

Para la base, me decidí por la receta que tiene Mary en su pastel murciano. Una pasta brisée que me ha encantado y que usaré más veces en mis tartas saladas.
 
PASTEL DE CARNE MURCIANO


Fuente de la masa : Cuchillito y tenedor

INGREDIENTES PARA LA PASTA BRISÉE (masa base)
250 gr de harina
85 gr de manteca de cerdo
1 tacita de agua
una pizca de sal 

PREPARACIÓN
Sin Thermomix 
1. Mezclamos en un recipiente la harina, la manteca y la sal. 
2. Poco a poco vamos añadiendo el agua y mezclando con los dedos hasta conseguir una masa más uniforme.
3. Guardamos la masa de
media a una hora en la nevera. Mientras reposa, podemos ir preparando el relleno.
4. Extendemos la masa con un rodillo sobre papel vegetal.
5. Sin quitar el papel vegetal de abajo la trasladamos al molde que vamos a usar (con este sencillo truco nos aseguramos el traspaso al molde sin que la masa se rompa y un desmoldado fácil, una vez horneado, del pastel). El molde en mi caso era uno desmontable rizado de 26 cm.
6. Con ayuda de un rodillo cortamos la masa que nos sobra.

Con Thermomix
Esta vez hice la masa de forma tradicional, pero si queremos hacerla con Thermomix, ponemos todos los ingredientes de la masa en el vaso y mezclamos 15 segundos a velocidad 4. Continuamos con los pasos del 3 al 6 igual.


Fuente de inspiración para el relleno: Región Murcia digital

INGREDIENTES PARA EL RELLENO
250 gr de carne picada de ternera
100 gr de jamón
100 gr de panceta o bacon
2 tomates

2 pimientos verdes
1 diente de ajo
2 huevos duros
Aceite de oliva
Sal y pimienta


PREPARACIÓN
7. En un bol mezclamos la carne picada de ternera, la panceta y el jamón. Salpimentamos (moderadamente, ya que el jamón y la panceta ya son bastantes salados de por si)  y dejamos reposar.
8. Picamos finamente los pimientos verdes y el ajo. Trituramos los tomates. En una sartén con un poco de aceite sofreímos el ajo, los pimientos y los tomates triturados.
9. Cuando esté el sofrito, añadimos el preparado de carne que teníamos reservado y lo rehogamos.
10. Dejarmos enfriar en un colador para quitar el exceso de líquidos que pudiera tener el sofrito.
11. Rellenamos con este sofrito la masa de la base que hemos hecho antes. Colocamos encima los huevos duros cortados en cuartos y un poco de sobrasada (al gusto).


Fuente de la cobertura : Cuchillito y tenedor

INGREDIENTES PARA LA TAPA ESPIRAL DE HOJALDRE
Masa de hojaldre fresca
1 huevo batido para pincelar

PREPARACIÓN
12. Cortamos tiras de 1 cm de grosor con un cuchillo afilado. 
13. Las vamos colocando sobre el pastel en forma de espiral, desde dentro hacia fuera, hasta cubrir todo el pastel. Cuando terminamos con una tira ponemos la siguiente a continuación, uniéndola con un poco de agua o huevo. Pincelamos la tarta con el huevo batido y horneamos durante 25 minutos a 200 ºC con el horno precalentado, calor arriba y abajo.


Esmeralda guapa, te envío este trocito virtual. Espero que te guste.


Con esta receta participo en el sorteo de Esmeralda en su blog RECELANDIA.


Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo

mabelladeldulce@hotmail.es

O en mi página del Facebook 

https://www.facebook.com/anadieamargaundulce

martes, 9 de abril de 2013

TARTA DE FRESAS Y MASCARPONE... o de cómo convertí un Angel Food Cake en una deliciosa tarta


Esta es la tarta que preparé con el bizcocho Angel Food de la anterior entrada. La hice para mi cumpleaños, ahora hace ya un mes, pero tenía tantas entradas que enseñaros antes, que la fui posponiendo... Y ahora caigo que aún no os he enseñado la que le hice a mi nene en enero.... ¿voy o no voy atrasada??. Bueno poco a poco. Ahora le ha tocado el turno a esta, ya que estamos en plena temporada de fresas y creo que os puede apetecer mucho prepararla.


No sólo es bonita y está deliciosa (no, no tengo abuela ¿se nota?) además es muy sencilla de hacer. El bizcocho, como os he dicho, es el Angel Food, pero se me ocurre que también quedaría espectacular con el bizcocho (pa de pessic) de la Sara, así que os dejo el link también en los ingredientes, para que no me pongáis excusa. El relleno es una crema pastelera y unas fresas con mascarpone, fácil, fácil. Y el frosting... ay, el frosting!!! a riesgo de repetirme más que el ajo, he vuelto a repetir el frosting de nata con queso. Ayyy lo siento, pero es mi favorito y era mi cumpleaños... ¡¡me lo merecía!! jeje


TARTA DE FRESAS Y MASCARPONE

INGREDIENTES
Para el bizcocho base
Un Angel Food Cake (receta aquí)
*Podemos sustituir el Angel Food por este fabuloso Pa de pessic (receta aquí)

Para los rellenos
1º Fresas con mascarpone
Fresas
2 o 3 cucharadas de azúcar
250 gr de queso mascarpone
2 cucharadas de azúcar glass (o al gusto)
2º Crema pastelera (receta aquí, o esta fantástica de chocolate blanco de aquí)

Para la decoración
Fresas

Para la cobertura: Frosting de queso y nata
360 ml de nata para montar
250 gr de queso crema (tipo Philadelphia)
250 gr de queso mascarpone
115 gr de azúcar glass
1 cucharadita de extracto de vainilla


PREPARACIÓN
Primero preparamos el Angel Food. Os dejo el link de la receta arriba en los ingredientes (es la receta anterior a esta). También os he dejado el link del maravilloso Pa de pessic de la Tarta Sara, para que nadie tenga excusas... "que si yo no tengo el molde", "que si quiero un bizcocho más tradicional". Con los dos os quedará una fantástica tarta, ya que son bizcochos muy esponjosos y tiernos.

También dejamos preparados los rellenos. Uno es la crema pastelera (tenéis dos recetas en los ingredientes), que dejaremos enfriar completamente antes de rellenar. Para el otro relleno, cortamos fresas en dados y las dejamos macerar con dos o tres cucharadas de azúcar, durante media hora. Por otro lado, mezclamos el queso mascarpone con el azúcar glass y removemos hasta conseguir una consistencia cremosa.

Preparamos el frosting de la cobertura. Para ello, montamos la nata (en Thermomix, con mariposa a velocidad 3 1/2, sin tiempo pero vigilando de no pasarnos y convertirla en mantequilla. Consejos para montar nata en Thermomix, aquí). Reservamos.
Batimos los quesos con el azúcar glass y el extracto de vainilla (en Thermomix, batimos a velocidad 5 durante 30 segundos).
Mezclamos la nata con los quesos batidos con movimientos suaves y envolventes, y reservamos en la nevera durante al menos 1 hora. 

Para el montaje. Cortamos el bizcocho en tres capas. Escurrimos las fresas, que habrán soltado un rico jugo, pero no lo tiramos, ya que lo vamos a aprovechar para calar un poco el bizcocho. Ponemos la primera capa de bizcocho y calamos con un poco del jugo de las fresas (a mí el bizcocho me queda muy planito, pero si te ha quedado un poco abombado, un truco es utilizar la parte de arriba para la primera capa, y la de abajo para la primera).
Rellenamos con el primer relleno de mascarpone con azúcar y encima las fresas en dados. Ponemos la segunda capa, volvemos a calar con el jugo y extendemos la crema pastelera reservada (si nos cuesta, lo podemos hacer con una manga pastelera o la batimos un poco para que pierda consistencia). Tapamos con la última capa de bizcocho.
Cubrimos toda la tarta con el frosting y decoramos los laterales con la manga pastelera. Colocamos el resto de las fresas arriba y con una brocha las pintamos un poco con el jugo que nos haya sobrado.

Para la decoración con la manga, he utilizado una boquilla estrellada y he hecho lineas, una al lado de la otra, comenzando desde la base de la tarta hasta arriba. Es muy fácil, aunque si requiere que te tomes tu tiempo. Cuando ya hayas cubierto todo el lateral, remata la parte de arriba con unas pequeñas estrellitas de nata. 



Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo

mabelladeldulce@hotmail.es

O en mi página del Facebook 

https://www.facebook.com/anadieamargaundulce

viernes, 5 de abril de 2013

ANGEL FOOD CAKE... bocado celestial

Os traigo otro bizcocho a tener en cuenta. Uno “sin remordimientos”, ligero, sin nada de materia grasa y que encima está bien rico. No en vano en EEUU, de dónde es originario, lo llaman “alimento de los ángeles” por su ligereza, casi se deshace en la boca, pero a la vez es contundente, y para cortarlo necesitaremos un cuchillo de sierra, o algo parecido. ¿Os parece una contradicción?? Pues sí… ¡pero deliciosa contradicción!!.


Pero no todo son ventajas, tiene un pequeño inconveniente y es el tipo de molde que se usa (mira la foto de abajo). Para hornearlo necesitamos un molde alto, que no sea antiaherente y, a ser posible, con un tubo en el centro, ya que ayuda a que la masa suba por todos los lados igual y se agarre bien a las paredes. Este que os enseño es especial para esto, creo que me costó unos 16 euros y ya he hecho este bizcocho tres veces en un mes,  así que tampoco creo que sea una mala inversión, pero esto tenéis que valorarlo vosotros. Siempre podéis intentarlo con un molde que tengáis en casa de paredes altas y que no sea antiadherente, aunque no tenga el tubo central, pero que el molde no os impida preparar este maravilloso bizcocho.
 

Este bizcocho tiene pocos ingredientes y una fácil elaboración, principalmente se compone de claras montadas con azúcar y un poco de harina. Una vez horneado, necesita reposar boca abajo durante una hora, con eso evitaremos que se desinfle nuestro bizcocho, de ahí las tres patas que le véis al molde. Si usáis otro tipo de molde, siempre podéis ponerlo encima de una rejilla boca abajo. Pero recordad que necesita que el aire circule.

Al finalizar la receta os pongo unas cuantas indicaciones que,  si decidís hacerlo, es muy importante que no os las saltéis y las leáis. Aunque se trate de un bizcocho muy fácil de hacer, requiere una serie de pautas, de las que dependerá el éxito.

Y la semana que viene, os enseñaré un Angel Food convertido en una riquísima tarta... ¡¡no os lo perdáis!!

Os dejo con la receta.

ANGEL FOOD CAKE
Fuente: El rincón de Bea

INGREDIENTES (para un molde de 18cm)
9 claras de huevo
200 gr azúcar glass
Una pizca de sal
1 cucharadita de cremor tártaro (si no tienes, puedes sustiturlo por una cucharadita de vinagre blanco)
90 gr harina
Extracto de vainilla (o a gusto)

PREPARACIÓN
Pesamos y tamizamos la harina. Podemos hacerlo con un colador, o en Thermomix 45 segundos a velocidad 3. Si voy a montar claras después, como es el caso, prefiero hacerlo en un colador, ya que el vaso tiene que estar limpio y seco para hacer el merengue. Reservamos.
Batimos las claras con la sal y el cremor tártaro. Primero un minuto a velocidad media. En TH, con mariposa,1 minuto, temperatura 37º, a velocidad 2 1/2. Después continuaremos a velocidad media-alta hasta que se formen picos blandos. En TH, 9 minutos, temperatura 37º, a velocidad 3 1/2.
Echamos el azúcar poco a poco (2 cucharadas cada 15 segundos) hasta terminar con toda y por último el extracto. En TH lo vamos echando por el bocal, a velocidad 3 1/2
Ya debemos tener un merengue con picos más firmes. Echamos la harina tamizada, en dos o tres veces, y mezclamos con una espátula con movimientos envolventes. 
Vertemos la mezcla con cuidado en nuestro molde. Es muy importante que no engrasemos el molde ya que, como os he dicho antes, necesitamos que la masa se agarre bien.
Horneamos en horno precalentado a 170º durante 40 minutos. Comprobamos con un palillo y si sale limpio, ya está listo.
Una vez sacado del horno, dejamos enfriar boca abajo durante 1 hora.
Una vez frío, para desmoldarlo pasaremos un cuchillo por el lateral de una sola pasada. Desmoldamos y haremos lo mismo por la base.


A TENER EN CUENTA

- La cantidad de ingredientes de la receta es para un molde de 18 cm, si lo quieres hacer más grande, por ejemplo de 25 cm, las cantidades serían 12 claras, 275 gr de azúcar y 125 gr de harina.
- Podemos sustituir las claras de huevo por el bote de claras pasteurizadas, pero deberás tener en cuenta que en Thermomix, al menos a mí me pasa, puede que te cueste un poco más montarlas. Yo lo he hecho de las dos maneras y me montó mejor cuando lo monté con claras de huevo (las yemas las aproveché para hacer una crema pastelera). Pero si no quieres utilizar tantas claras, lo del bote es una alternativa. Sólo ten en cuenta que, a lo mejor, tendrás que batir un rato más.
- Si montas las claras en Thermomix, una vez montadas, pásalas a un bol grande y ves añadiendo la harina y mezclándola con movimientos envolventes (ver foto arriba), si las dejas en el vaso, te molestarán las cuchillas para hacerlo bien.
- Si no tienes el molde, recuerda que puedes intentar hacerlo con otro que tenga las paredes altas y preferiblemente de aluminio, pero que no sea antiadherente.
- Nunca engrases el molde para hacer el Angel Food.
- Recuerda que debes enfriarlo durante 1 hora, sin desmoldar y boca abajo, pero dejando espacio para que circule el aire. Si no tienes el molde con patas, puedes hacerlo encima de una rejilla o, si tiene tubo central, encajado en una botella.
- El extracto de vainilla lo puedes sustituir por otro a gusto o añadirle alguno más.
- Para cortarlo necesitaremos un cuchillo de sierra, para no "rasgar" el bizcocho.
- Lo puedes servir solo, espolvoreado con azúcar glass, con mermelada, con una salsa de chocolate, etc...

Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo

mabelladeldulce@hotmail.es

O en mi página del Facebook 

https://www.facebook.com/anadieamargaundulce