Blogging tips

miércoles, 27 de marzo de 2013

TARTA SARA... vestida de Mona

Y aquí está lo prometido. Ya os comenté en la anterior entrada que había dado con un bizcocho fantástico de base para tartas. Aquí en Catalunya lo llamamos pa de pessic, y no es otra cosa que una genovesa muy esponjosa. La receta la encontré en el blog de Lovefood, y la autora lo descubrió en una de las clases de cocina de la Mireia Carbó (una conocida cocinera catalana). Según cuenta ella misma, les comentó que esta receta era un regalo que les hacía... y no puedo estar más de acuerdo!! Fantástico, esponjoso y ligero. Consiguió que esta tarta Sara (una de mis preferidas) no tuviera nada que envidiar a ninguna comprada.

Para elaborar el nido de chocolate con los pollitos, os lo cuento aquí.



Fuentes de inspiración: Pa de pessic de Ana de Lovefood y crema de mantequilla de Laura de I avui què cuino 

TARTA SARA

INGREDIENTES 
Para el bizcocho (pa de pessic)
3 yemas 

3 claras de huevo
1 huevo entero
130 gr de azúcar
80 gr de harina
20 gr de maizena
30 gr de almendra molida en polvo

ralladura de limón 

Para el almíbar
100 gr de azúcar
100 gr de agua
Unas gotas de zumo de limón
Licor al gusto (opcional)


Para la crema de mantequilla
300 gr de mantequilla o margarina a temperatura ambiente
85 gr de leche
150 gr de azúcar glass

Para el relleno y la decoración
Mermelada de albaricoque
Almendra laminada
Azúcar glass

 

PREPARACIÓN
Preparamos el pa de pessic
Hay una cosa esencial para que el resultado de este bizcocho sea espectacular, y es batir muy bien las claras y las yemas e ir incorporando la harina delicadamente con movimientos envolventes, para que la masa no se baje. Dicho este punto clave, pasamos con la preparación que, como ya va siendo habitual, os la explico con Thermomix y sin ella.


Con Thermomix
Antes de comenzar con los batidos, dejamos pesada y tamizada con un colador la mezcla de harinas y almendra molida. Reservamos.
Batimos bien las claras. Para ello, debemos de tener el vaso y la mariposa limpios de cualquier grasa. Ponemos la mariposa sobre las cuchillas y echamos las claras, programamos 6 minutos, temperatura 37º, velocidad 3 1/2. Vamos incorporando 80 gr de azúcar poco a poco. Reservamos.
Lo siguiente es batir bien las yemas y el huevo, con 50 gr de azúcar y la ralladura de limón hasta conseguir una mezcla blanquecina. Así que ponemos otra vez la mariposa en las cuchillas y programamos 6 minutos, temperatura 37º, velocidad 3 1/2. Quitamos la temperatura y volvemos a programar 6 minutos más sin temperatura y a velocidad 3 1/2.
En un bol grande, mezclamos cuidadosamente las claras con las yemas, y vamos incorporando poco a poco las harinas reservadas con movimientos envolventes.
Echamos en un molde de 20cm previamente engrasado y h
orneamos con el horno precalentado a 180º, calor arriba y abajo, durante 25-30 minutos (nos aseguraremos con una brocheta, si sale limpia ya estará listo). Dejamos enfriar en el molde unos minutos y desmoldamos.

Sin Thermomix (con batidora de varillas)
Antes de comenzar con los batidos, dejamos pesada y tamizada con un colador la mezcla de harinas y almendra molida. Reservamos.
Batimos bien las claras, y vamos incorporando 80 gr de azúcar poco a poco. Reservamos.
Lo siguiente es batir bien las yemas y el huevo, con 50 gr de azúcar y la ralladura de limón hasta conseguir una mezcla blanquecina y que triplique su volumen.
En un bol grande, mezclamos cuidadosamente las claras con las yemas, y vamos incorporando poco a poco las harinas reservadas con movimientos envolventes.
Echamos en un molde de 20cm previamente engrasado y h
orneamos con el horno precalentado a 180º, calor arriba y abajo, durante 25-30 minutos (nos aseguraremos con una brocheta, si sale limpia ya estará listo). Dejamos enfriar en el molde unos minutos y desmoldamos.


Preparamos el almíbar
Con Thermomix

Ponemos todos los ingredientes del almíbar, excepto el licor, en el vaso y programamos 10 minutos, temperatura 100º, velocidad 2. Añadimos un poco de licor (opcional) y dejamos enfriar. 

Sin Thermomix En un cazo ponemos los ingredientes del almíbar, excepto el licor. Llevamos a ebullición durante unos 10 minutos. Añadimos un poco de licor (opcional) y dejamos enfriar.

Preparamos la crema de mantequilla
Con Thermomix
Ponemos la mariposa en el vaso y echamos todos los ingredientes de la crema de mantequilla. Programamos 1 minuto a velocidad 3 y 1/2.

Sin Thermomix
Batimos todos los ingredientes hasta obtener una crema.

MONTAJE


- Partimos el bizcocho por la mitad y calamos las dos partes con el almíbar reservado. No hace falta mojarlos excesivamente, sólo un poco.
- Extendemos una capa de la mermelada de albaricoque y tapamos.
- Cubrimos toda la tarta con la crema de mantequilla.
- Tostamos las almendras laminadas* De eso os hablo al final del post, pues os voy a decir las maneras que hay y cómo lo hago yo. Colocamos un trozo grande de papel de horno debajo de la tarta y echamos por encima las almendras. Ponemos también abundantemente por los laterales y si se van cayendo, como caerán en el papel de horno, las podremos recuperar y volviendo a poner hasta que tengamos la tarta cubierta.


Para tostar las almendras, debemos de tener cuidado de no pasarnos, pues amarga si está excesivamente tostada. Podemos hacerlo en una sartén sin nada de aceite o en horno moderado, dándole vueltas cada dos por tres y sin alejarnos demasiado. 
Yo os voy a enseñar mi manera de hacerlas en el microondas. Me gusta hacerlo así ya que es cómodo, limpio y no se tuesta demasiado la almendra, sólo ligeramente, para mí suficiente para esta tarta. 
Ponemos las almendras bien extendidas en un  plato, o fuente que quepa en el microondas (yo las pongo en el molde de pyrex que tengo para quiche). Metemos en el microondas a máxima temperatura durante 1 minuto, sacamos removemos con una cuchara y volvemos a meter de 30 en 30 segundos, removiendo cada vez que comprobemos. El tiempo que tarde dependerá de cada microondas, pero entre 3 y 5 minutos, las tendremos listas. Repetiremos la operación hasta terminar con las almendras laminadas. 

Y ya sólo me queda desearos una feliz Semana Santa.

¡¡Nos vemos a la vuelta!!   

Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo

mabelladeldulce@hotmail.es

O en mi página del Facebook 

https://www.facebook.com/anadieamargaundulce

lunes, 25 de marzo de 2013

NIDO DE CHOCOLATE CON POLLITOS... para Mona de Pascua

Hoy os traigo un post con el paso a paso para hacer una figura de nido de chocolate con pollitos de coco. Aunque la Mona se celebra en Catalunya el lunes de Pascua, este año en mi casa decidimos adelantar la fecha de la misma, ya que estas fiestas no vamos a coincidir la familia junta.

Una de mis tartas preferidas es la Sara, precisamente una de las variedades que se usan de base para hacer la Mona (la otra es la tarta de yemas), así que el tema pastel lo tenía solucionado. Buscando alguna figura para poner encima, di con la propuesta de Dolors de Mi gran diversión, (a la que por cierto, tuve el gusto de conocer en la pasada Kedada en Barcelona, así que desde aquí le mando un beso). Su nido me sirvió de inspiración y aunque, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia jeje, yo quedé bastante satisfecha con el resultado, ya que a mi nene le encantó.

Y hablando de encantar, con lo que quedé encantadísima es con la tarta Sara que usé de base, y de la que os pondré la receta este miércoles. El "pa de pessic" que siempre probaba y quería aprender a hacer (es como una genovesa, que se hace en Catalunya) ¡¡por fin lo encontré!! Está tan delicioso, que en mi casa ya se ha convertido en el bizcocho por excelencia. La receta de aquí dos días. No os la perdáis, que vale mucho la pena. Prometido.

Y ahora, vamos con el paso a paso... "El pollito pío, el pollito pío... "


NIDO DE CHOCOLATE CON POLLITOS

INGREDIENTES
2 huevos de codorniz vacíos
Chocolate blanco
Coco
Un poco de leche condensada (para ligar)
Colorante amarillo
Bolitas para ojos y pico
Chocolate negro
Huevos de chocolate negro (para decorar)


1- Vamos a empezar vaciando los huevos de codorniz. Para ello, cogemos una brocheta de acero (o similar) y pinchamos por el extremos más estrecho del huevo, abrimos un poco el agujero ayudándonos de la brocheta con movimientos circulares. Pensad que por ahí saldrá la yema del huevo, así que aseguraos de hacerlo del tamaño adecuado para que pueda salir sin problemas.
2-  Ahora giramos el huevo y hacemos otro agujero, este no hace falta abrirlo más. Acercamos el huevo a un bol y soplamos por este último agujero que hemos hecho. La yema saldrá sin dificultad. 
3- Una vez vacíos los huevos, con la ayuda de la brocheta, volvemos a ensanchar el agujero por el que ha salido la yema. Ayúdate también con los dedos, hasta obtener el hueco necesario para poder meter bien el pollito. 

Lavamos los huevos por fuera y por dentro y los dejamos secar.



4- En un bol derretimos el chocolate blanco en el microondas (unos 50 gr) y añadimos unas gotas de colorante alimentario amarillo. Removemos.
5- Añadimos la misma cantidad de coco que de chocolate blanco y un poco de leche condensada hasta que veamos que se ha formado una masa uniforme.
6- Hacemos bolitas, una más estrecha para que quepa dentro del huevo y luego formamos la cabeza. Aquí un paréntesis para deciros que mis pollitos me quedaron un poco cabezones, jeje... así que tú no cometas el mismo error y haz la cabeza un poco más pequeña... bueno, si quieres, claro.


7- Pegamos la cabeza al cuerpo con un poco de chocolate blanco derretido y dejamos secar.
8- Para trabajar mejor, ponemos el pollito en horizontal y, también con chocolate blanco, le pegamos las bolitas que harán de ojos y pico. Si quieres, puedes sustituir las bolitas de sprinkles por dos gotas de chocolate para los ojos, y un trozo de gominola naranja o de zanahoria para el pico.
9- Ahora vamos con el nido. Para ello, forramos con papel film un bol del tamaño que queramos formar el nido. A poder ser, más pequeño que la tarta, jeje.


10- Con un poco de chocolate blanco derretido, pintamos encima una capa un poco gruesa.
11- Antes de que se seque, le echamos por encima virutas de chocolate blanco y los huevos de chocolate.
12- También pondremos los huevos con los pollitos. Es importante que todos los huevos toquen con el chocolate blanco derretido, ya que actuará de pegamento cuando se seque.

Otro pequeño inciso, la última foto de arriba era el resultado inicial de cómo iba a quedar mi nido terminado. Ya por la noche, estaba viendo la tele cuando de repente, se me encendió la bombilla; Si mi tarta era una Sara con almendras laminadas, no podía dejar terminado el nido así, ya que no destacaría. Me levanté y manos a la obra para hacerle un borde a mi nido de chocolate negro. Como se nota en la luz de las dos primeras fotos, que era de noche... muy de noche....


13- Aquí volví a tirar de la inspiración del blog de Dolors para hacer el borde al nido. Así que puse un bol (del mismo tamaño que usé para la parte de dentro) en el congelador por 10 minutos. Mientras deshacemos el chocolate negro en el microondas. Una vez deshecho, lo metemos en una manga pastelera o en una bolsa de plástico. Lo suyo es poner una boquilla lisa y pequeña para poder hacer los hilos alrededor, así te quedaría un nido tan bonito como le quedó a Dolors, pero las prisas y la improvisación ganaban la batalla y, a falta de la dichosa boquilla, corte un trozo a la bolsa y comencé a cubrir alrededor del bol. 
14- La parte de arriba no se cubre, sólo la parte lateral. Al estar el bol congelado, el chocolate enseguida se endurece. Así que antes de que se endureciera del todo, le hice unos picos ayudándome de una cucharita. Si haces los hilos con boquilla, esto último no hará falta pues ya queda bonito así tal cual.
15- Para que se nos desmolde más fácilmente, ponemos 5 minutos más el bol en el congelador. Si os cuesta desmoldarlo, echad un poquito de agua caliente dentro del bol y después tiradla. Eso ayudaa que el chocolate se despegue mejor.

Ponemos el borde de chocolate que acabamos de hacer en un plato y el interior del nido dentro. Por último, lo metemos en la nevera a la espera de adornar nuestra tarta de la Mona... Pero esa parte, os la cuento el miércoles...

Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo

mabelladeldulce@hotmail.es

O en mi página del Facebook 

https://www.facebook.com/anadieamargaundulce

miércoles, 20 de marzo de 2013

BACALAO GRATINADO CON ALLIOLI A LA MIEL... 11º Desafío en la Cocina

Esta de hoy es ya la 11º cita con Desafío en la Cocina. A las puertas de cumplir el año, las desafiadoras, entre las que me incluyo, estamos muy orgullosas de la participación que ha tenido a lo largo de estos meses nuestra iniciativa. Ya contamos con 66 blogs y 10 más en espera. A pesar de todo, hemos tomado la decisión, para nosotras difícil, de cerrar el cupo de entrada durante un tiempo. Los motivos los explicamos en esta entrada, pero básicamente es que ha llegado un momento en que, aunque estamos felices por la buena acogida, nos sentimos un poco colapsadas. Todas tenemos vida y blog privado, y llevando un grupo con tanta gente, llega un momento en que hay que restarlo de alguna parte. Ya os comento que no sabemos si será definitivo, ni si admitiremos más blogs a medida que se vayan dando de baja los que hay ahora. Pero lo cierto es que la decisión está tomada y para saber lo que nos depara el futuro… ¡¡habrá que esperar!!

El Desafío Salado de este mes corría a cargo de Rocío de Chismes y Cacharros. A escasos días para Semana Santa nos hizo una propuesta ideal para esta época: Una receta con bacalao.

Después de mirar y requetemirar en libros, revistas e internet, al final la respuesta la tenía delante de mis narices, en una receta de las llamadas básicas en mi casa. Un plato muy sencillo de elaborar, con pocos ingredientes y que a mi marido le vuelve loco. Además casualmente, o a lo mejor precisamente por ser tan sencillo, no lo tenía publicado en el blog.

Lo salado del bacalao, el dulzor sutil de la miel y el picante del ajo hace de este plato una combinación irresistible… ¡¡Ya me contaréis!!
 

BACALAO GRATINADO CON ALLIOLI A LA MIEL

INGREDIENTES
- Patatas
- Cebolla
- Pimientos
- Lomos de Bacalao (el mío ya desalado y fresco, lo podéis encontrar fácilmente en la zona de refrigerados)
- Piñones

Para el allioli a la miel
- 1 huevo
- 1 diente de ajo
- 300 gr aceite de girasol
- Una pizca de sal
- Miel  


PREPARACIÓN
1. Hacemos el allioli, o más bien la mahonesa con ajo (y que me perdonen los puristas). Para ello, ponemos todos los ingredientes del mismo, excepto la miel, en el vaso de la batidora. Primero ponemos la batidora a máxima potencia sin moverla del fondo, cuando haya emulsionado, podemos mover arriba y abajo hasta que quede con la consistencia deseada. Añadimos un buen chorretón de miel al gusto, batimos un poco más y reservamos
(Tened en cuenta que el toque de la miel queda muy ligero, ya que el ajo es más potente de sabor, así que sin miedo!! jeje)
2. En una sartén con abundante aceite, freímos las patatas en rodajas, la cebolla y los pimientos. Escurrimos de aceite y reservamos.
3.  Ahora vamos con la cocción del bacalao. A mí me gusta hacerlo en agua, ya que considero que en la receta ya se usa demasiado aceite, os prometo que sale riquísimo. Para ello, ponemos los lomos de bacalao en una cazuela con un poco de agua. Tapamos y calentamos a fuego lento. Cuando empiecen a blanquear y salga espuma (ver foto de arriba), apagamos el fuego y lo mantenemos tapado 2 minutos más. No os despistéis, pues si lo dejamos mucho tiempo así, se nos cocerá en exceso.
4. En una cazuelita, que pueda ir al horno, ponemos una cama de las patatas con la cebolla y los pimientos, salamos un poco.
5. Colocamos el lomo de bacalao encima. CONSEJO PARA NOVATOS: El bacalao está desalado en su punto de sal, no hace falta que le añadamos más.
6.  Repartimos por encima el allioli y unos pocos de piñones, acabamos con un poco más de miel por encima.
7. Gratinamos durante 3-4 minutos en el grill del horno, vigilando que no se nos queme.


Yo siempre hago la mahonesa en batidora normal, ya que me resulta muy fácil y se ensucia poco. Pero si queréis hacerlo en Thermomix, primero tendremos que pesar el aceite en una jarra y reservamos. Ponemos en el vaso el ajo y programamos 5 segundos a velocidad 5. Bajamos con la espátula los restos hacia las cuchillas. Echamos en el vaso el huevo y la sal, y mezclamos 10 segundos a velocidad 4. Ponemos el cubilete en la tapa y lo llenamos de agua para que pese. A velocidad 4, vamos echando el aceite sobre la tapa, poco a poco, sin programar tiempo. Añadimos la miel y mezclamos unos segundos.


Si quieres tener mas inspiración de cómo preparar este estupendo pescado, pincha aquí...

y bacalaízate!!!!

El próximo Desafío Dulce nos lo propondrán las hermanas de La Cocina Camilni. El próximo 20 de Abril se desvelará el secreto...

Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo

mabelladeldulce@hotmail.es

O en mi página del Facebook 

https://www.facebook.com/anadieamargaundulce

miércoles, 13 de marzo de 2013

MILHOJAS DE CREMA Y NATA... sabores de siempre

Pues sí, otra tarta. Y es que el primer trimestre del año está al completo de cumpleaños en mi familia y he preparado una casi cada semana.  

Los que me leéis habitualmente, os acordaréis que en la entrada de la tarta de limón os comentaba que la favorita de mi madre era la de hojaldre. Pues bien, su deseo fue concedido y este es el Milhojas que le preparé para su cumpleaños. Una tarta sencilla, pero no por ello, menos bonita que cualquiera de las que podamos denominar de "repostería creativa", ¿verdad? 

Me hizo gracia, porque mi madre siempre quiere que nos llevemos las sobras de las tartas, no quiere tener tentaciones en la nevera durante la semana, pero con este hojaldre no fue así. Lo que sobró, como si de Gollum ("El Señor de los Anillos") se tratara, lo guardó a buen recaudo. Incluso creo (no fueron alucinaciones, estoy segura) que iba diciendo la famosa frase del personaje; "mi tesoroooo", jajaja

Animaos a hacerla, con los sabores de siempre, triunfaréis seguro. 


MILHOJAS DE CREMA Y NATA CON YEMA TOSTADA

Fuente de inspiración: Los dulces de Anabel

INGREDIENTES Para la base de la tarta
- 2 o 3 placas de hojaldre, dependiendo del tamaño que queramos hacer la tarta.

Para los rellenos
- Crema Pastelera (preparé la crema pastelera al chocolate blanco, me encanta esta crema, la receta la tenéis aquí, pero podéis hacer la que más os guste).
- 500 ml de nata, mínimo 35% de MG (yo os aconsejo Central Lechera Asturiana 35,1% Materia Grasa. Ese 0,1 marca la diferencia, os lo aseguro) montada con 80 gr de azúcar y una cucharada de queso tipo Philadelphia (recomendaciones para montar la nata en Thermomix, aquí)

Para la Yema Tostada de la Cobertura
- 100 gr de azúcar blanco 
- 100 ml de agua
- 1/2 rama de canela
- 1/2 piel de limón 
- 1 cucharada de Maizena
- 2 cucharadas de leche 
- 5 yemas de huevo medianos 
- 30 gr de mantequilla

Para la decoración 
- Azúcar moreno para quemar la yema tostada
- Chocolate


PREPARACIÓN
1. Preparamos las tres planchas de hojaldre que compondrán el milhojas. Hacemos los tres rectángulos, midiéndolos con una regla para que nos salgan iguales. Los ponemos sobre papel de hornear en una bandeja de horno  (lo tuve que hacer en dos tandas), y los pinchamos con un tenedor para que no suban demasiado. Para asegurarnos de que nos queda lo más plano posible, tapamos con otro papel de hornear y ponemos una bandeja encima, o unas legumbres para que hagan peso.  
Horneamos en horno precalentado a 200º durante 15 minutos. Como no todos los hojaldres funcionan igual, os aconsejo leer las instrucciones del fabricante sobre tiempo y temperatura.

2. Una vez horneadas y frías las planchas de hojaldre, montamos el milhojas. Ponemos la crema pastelera (una vez fría) en una manga pastelera y comenzamos a rellenar la primera plancha. En los bordes nos esmeraremos más en la decoración, ya que será la parte que se vea.

3. Colocamos la segunda plancha de hojaldre  y apretamos un poco hacia abajo para ayudarla a engancharse bien a la crema, pero con cuidado de no romperla.

4.  Procedemos a hacer lo mismo con la nata que con la crema pastelera. Reservamos en la nevera mientras hacemos la yema de la cobertura. La última plancha no la pondremos aún, ya que quemaremos la yema aparte.



PREPARACIÓN DE LA YEMA TOSTADA
1. Diluimos una cucharada de maizena en dos cucharadas de leche. Mezclamos con las 5 yemas de huevo. Sólo mezclamos, no batimos. 

2. Hacemos un almíbar con el agua, el azúcar, la media piel de limón y la canela en rama. En Thermomix lo tendremos 15 minutos, Varoma, velocidad 1, giro a la izquierda y sin cubilete.
Dejamos entibiar.

3. Echamos el almíbar (sin el limón ni la canela) en las yemas. Cocemos a fuego medio hasta que espese, removiendo para evitar que se nos queme en el fondo. En Thermomix, con la mariposa, programamos 12 minutos, temperatura 90º, velocidad 1. 
Pasamos a un bol para que se enfríe y añadimos la mantequilla.

4. Cubrimos con la yema la tercera plancha de hojaldre que teníamos reservada. Espolvoreamos con azúcar moreno y la quemamos con un soplete o un quemador.  Si no tenéis ninguna de las dos cosas, otra opción es poner el grill del horno y gratinar la plancha con la yema y el azúcar, no os despistéis, que no se os vaya a quemar. 
Ponemos encima del milhojas y decoramos.

5. Para hacer las virutas de chocolate, raspé con un cuchillo una tableta de chocolate (ver foto de arriba). 
Decoré con un poco de nata que me había sobrado del relleno. Por otra parte, derretí un poco de chocolate en el microondas para hacer unas decoraciones por encima y le puse unos corazones de chocolate que tenía del Dr. Oetker.


Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo

mabelladeldulce@hotmail.es

O en mi página del Facebook 

https://www.facebook.com/anadieamargaundulce