Blogging tips

martes, 26 de febrero de 2013

MARMITAKO DE PULPO... una respuesta difícil

Si en el anterior post os comentaba la “obsesión” que tiene mi hijo por la calabaza, hoy os presento una receta con otro de sus alimentos fetiche; el pulpo. Su pasión es tal, que es capaz de soltar un paquete de chuches, si le das a escoger entre eso y una pata de pulpo.

Y claro, eso lo hace extensivo a cualquier amigo del “pulpo”, es decir, el calamar, la sepia, el rape, la merluza, el salmón… y cualquier animalillo que viva en el fondo del mar. Lástima que aún no haya podido convencerlo de que los garbanzos son íntimos de “don pulpito”, jeje.

Pero aunque mi nene sepa de qué animales se tratan, no es consciente de que se zampa a todos esos bichitos que él tanto adora. La prueba fue la pregunta que me soltó, hará un par de meses, mientras cenábamos. Estaba comiendo una rodaja de salmón, cuando de repente me soltó: “¿por qué casi toda la comida tiene nombre de animal?”... Ayyyy, sabía que ese día tarde o temprano tenía que llegar, la pregunta me pilló por sorpresa y confieso que no supe reaccionar, no recuerdo mi respuesta, pero no le dije nada aclaratorio… ¡la inocencia de mi hijo estaba en juego!!

Aún así, desde entonces estoy temiendo un nuevo ataque, y aún no tengo la respuesta adecuada. ¡¡Se admiten sugerencias!!


Fuente:Thermomix  Magazine nº 52

MARMITKO DE PULPO

INGREDIENTES (para 4-6 personas)
50 gr de aceite de oliva virgen extra
2 dientes de ajo
70 gr de pimiento verde
100 gr de cebolla
100 gr de tomate triturado (natural o en conserva)
2 cucharaditas de pulpa de pimientos choriceros
600 gr de patatas peladas y troceadas
400 gr de caldo de pescado (en su defecto, lo podemos sustituir por agua con una pastilla de caldo de pescado)
1/2 cucharadita de sal
500 gr de pulpo cocido en trozos
Perejil

Notas: Podemos elaborar esta receta para 2-3 personas, con la mitad de ingredientes, pero respetando los tiempos de cocción.

También podemos modificar la receta, añadiendo tacos de bonito al guiso, en vez de pulpo. Al igual que con el pulpo que ya lo ponemos cocido, lo haríamos en el último momento, los tres últimos minutos, ya que el pescado no debe de cocinarse en exceso. Como resultado tendremos un exquisito Marmitako de Bonito. Dos recetas en una.

PREPARACIÓN
Antes de comenzar con la receta,  deberemos hidratar con agua los pimientos choriceros, si los hemos comprado secos. Después les extraeremos la pulpa con la punta de un cuchillo, descartando piel y semilla. Si hemos comprado pulpa de pimiento choricero ya envasada, omitiremos este paso.
Con Thermomix
Echamos en el vaso el aceite, el ajo, el pimiento verde, la cebolla y el tomate triturado, troceamos 4 segundos a velocidad 4. Sofreímos durante 7 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1. Añadimos la pulpa de los pimientos y mezclamos 5 segundos a velocidad 3.
Colocamos la mariposa en las cuchillas e incorporamos las patatas. Rehogamos 2 minutos, temperatura 100º, giro a la izquierda, velocidad cuchara.
Añadimos el caldo y la sal. Programamos 20 minutos, temperatura Varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara.
Comprobamos que las patatas estén cocidas. Si no es así, cocemos unos minutos más a la misma temperatura y velocidad.
Incorporamos  el pulpo y programamos 3 minutos, temperatura 100º, giro a la izquierda, velocidad cuchara.
Echamos en una fuente y espolvoreamos con perejil picado antes de servir.


Sin Thermomix
Picamos el ajo, el pimiento verde, la cebolla en daditos. Ponemos el aceite en una cazuela y echamos la verdura y el tomate triturado. Sofreímos de 7 a 10 minutos, a fuego medio. Añadimos la pulpa de los pimientos y mezclamos.
Incorporamos las patatas y rehogamos un par de minutos. Añadimos el caldo y la sal, tapamos y cocemos de 20 a 30 minutos a fuego suave.
Comprobamos que las patatas estén cocidas. Si no es así, cocemos unos minutos más.
Incorporamos  el pulpo y removemos. Dejamos cocer 3 minutos más. 
Echamos en una fuente y espolvoreamos con perejil picado antes de servir.

Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo

mabelladeldulce@hotmail.es

O en mi página del Facebook 

https://www.facebook.com/anadieamargaundulce

miércoles, 20 de febrero de 2013

TARTALETAS DE CALABAZA con merengue de naranja... Décimo Desafío en la Cocina

Lo sé, llevo sin publicar trece días, sin dar señales de vida. El motivo; una complicación con un resfriado mal curado que me ha dejado con fiebre alta y completamente KO durante bastantes días. Ya estoy recuperada, aunque aún no al 100%, pero no podía faltar a la cita de nuestro Desafío.

Este mes, tocaba receta dulce de la mano de mi querida MªLuz. Cuando nos propuso hacer la Tarta de Calabaza (Pumpkin Pie), lo primero que pensé es que, gracias a estos desafíos, cocino cosas que, de otra manera, nunca se me hubieran pasado por la mente. Y es que, si os soy sincera, es un postre que nunca me había llamado la atención... hasta ahora.

En casa nos ha encantado, bueno con deciros que mi marido y mi hijo anoche aún se "peleaban" por quién se comía la última tartaleta, jeje... claro que, teniendo en cuenta que cualquier comida que contenga la palabra "pulpo" o "calabaza" es garantía de éxito para el paladar de mi hijo, tampoco era muy de extrañar. Aunque al resto de la familia (léase mi marido y una servidora), a los que no nos condicionan tanto esos dos términos, también nos ha enamorado. A partir de ahora caerá más de una vez, al menos eso me han hecho prometer, jajaja

Hay muchas versiones por la red, con nata, leche condensada, etc... Yo esta vez, intentando restar un poco el aporte de grasas a la receta, decidí elaborar una receta con leche evaporada. Os aseguro que ha quedado de lujo y además, nos evitamos más remordimientos, jeje


* Primero haremos el puré de calabaza, esto podemos dejarlo hecho incluso del día anterior. Para ello pelamos la calabaza, en este caso era una calabaza de 800 gr que una vez cocida se quedó en la mitad, la limpiamos de pipas y hebras, y la cortamos en trozos.

Para cocerla, podemos hacerlo en olla, al vapor, al microondas o al horno. Yo prefiero esta última opción, ya que es la manera de que suelte menos agua. Si decidimos hacerlo con cualquiera de los otros métodos, tendremos la precaución de escurrir muy bien el agua.

Para cocer la calabaza en el horno:


- Preparamos un rectángulo de papel de aluminio y colocamos encima los trozos de calabaza.
- Cerramos en un paquete bien sellado para evitar que salga el vapor. Horneamos a 200º C durante 15-20 minutos.
- Escurrimos en un colador.
- Chafamos con un tenedor y lo dejamos unos minutos para que termine de eliminar el agua. Aunque haciéndolo con este método, soltará muy poca.




* Lo segundo que tenemos que dejar preparado es la base de la tarta. Yo preparé la masa sablé con almendras del libro de Repostería y Pastelería de Thermomix. Pero podemos hacer otro tipo de masa quebrada, o incluso comprarla. Si os decidís por la que hice yo os dejo a continuación la receta.

MASA SABLÉ CON ALMENDRAS
INGREDIENTES (para una tartaleta de 26 o 28 cm, o 6 pequeñas)
100 gr de harina de repostería
100 gr de azúcar
100 gr de almendra molida
100 gr de mantequilla fría (si la haces con Thermomix) o a temperatura ambiente (si la haces manual), en trozos pequeños
1 huevo batido para pintar la masa
 
En Thermomix, ponemos todos los ingredientes en el mismo orden y mezclamos durante 15 segundos a velocidad 6. 
Sin Thermomix, ponemos la harina formando un volcán y echamos el resto de ingredientes y mezclamos, al principio con un tenedor y después con los dedos.
Este tipo de masa no debe trabajarse mucho, sólo apretaremos la masa y haremos una bola.
Introducimos la masa en una bolsa de plástico y lo metemos en la nevera, un mínimo de 30 minutos, cuanto más tiempo esté, mejor la podremos estirar.



Truco: Para facilitar el trabajo, podemos poner la masa entre 2 láminas de film transparente y la estiramos muy fina con el rodillo. Después, quitamos una de las láminas y volcamos en el molde, por el lado dónde está la masa. Presionamos con la mano para que quede bien marcada la forma del molde y retiramos el otro plástico
Cortamos la masa sobrante y pinchamos con un tenedor toda la superficie, metemos en el congelador unos 10 minutos y pincelamos con huevo batido.
Horneamos en horno precalentado a 180º, unos 10-15 minutos, hasta que esté un poco doradita.


Fuente de inspiración: La Cocina de Evanescencia

TARTALETAS DE CALABAZA

INGREDIENTES
Masa quebrada o sablé dulce (receta arriba)*
400 gr de calabaza cocida (el doble de peso en crudo)*
2 huevos
400 gr de leche evaporada (Ideal)
130 gr de azúcar moreno
Una cucharada de canela
Una pizca de jengibre

PREPARACIÓN
Precalentamos el horno a 180º.
Trituramos la calabaza con una batidora, añadimos la lata de leche evaporada, el azúcar moreno, los dos huevos, la cucharada de canela y la pizca de jengibre. Con Thermomix, unos segundos a velocidad 4. Es muy importante que no batamos mucho la mezcla para evitar que se nos agriete al hornearse.
Echamos la mezcla sobre la masa quebrada ya pre-horneada, en mi caso las tartaletas, pero podemos hacerlo en un molde grande. 
Horneamos durante 20-25 minutos, en el caso de las tartaletas, o 30-40 minutos, si nos hemos decidido por la versión tarta.
Si no estamos seguros de si está hecho, pinchamos con un palillo en el centro y tiene que salir limpio.



Para el merengue de naranja, hice la receta del merengue italiano (aquí), sustituyendo el agua del almíbar por zumo de naranja y poniendo una cáscara de naranja (sin parte blanca) que, una vez hecho el almíbar, quitamos. Para darle más sabor a cítrico, mientras montamos el merengue, le podemos poner la ralladura de una naranja y un poco de aroma de naranja.

Ponemos un poco en cada tartaleta y gratinamos un par de minutos en el horno (con cuidado de no pasarnos). Servimos con más merengue, si queremos, y con daditos de naranja confitada por encima (la compré en el LIDL).



Podéis deleitaros con el resto de tartas de calabaza en el blog de Desafío en la Cocina.

Y por último, os recuerdo que si tenéis un blog de cocina, que se encuentre activo los últimos 6 meses, y queréis participar en los desafíos, sólo tenéis que mandarnos un mail a cualquiera de las desafiadoras:


A nadie le amarga un dulce (es decir a mí)


El próximo desafío será salado y correrá a cargo de la desafiadora Rocío, de Chismes y cacharros. ¡¡No os lo podéis perder!!

Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo

mabelladeldulce@hotmail.es

O en mi página del Facebook 

https://www.facebook.com/anadieamargaundulce


jueves, 7 de febrero de 2013

TARTA DE LIMÓN con buttercream de limón... y una familia de gustos sencillos

En mi casa somos de gustos, en cuanto a dulces y pasteles se refiere, muy "normalitos". Es decir, lo de siempre, la nata, la crema, el chocolate y esas cosas. El problema viene cuando, una servidora, decide hacerse un blog y a experimentar con otro tipo de tartas, con buttercream, fondant (pronto publicaré la que le he hecho a mi hijo por su cumple) con mis conejillos de Indias, es decir mi familia. Tengo que decir, en honor a la verdad, que se lo comen todo sin rechistar, aunque mi madre de vez en cuando comenta lo de "si a mí con un hojaldre con nata, ya me tienes contenta", jeje

Si os soy sincera, a mí tampoco me va mucho el tema del buttercream y del fondant, pero no le digáis nada a mi madre, jajaja... soy de una familia de gustos sencillos, así que no es extraño. Pero reconozco que son productos que dan mucho juego en repostería y de los que salen tartas preciosas.

Precisamente, en mi búsqueda de encontrar una buttercream, que me aguantara bien la decoración y la temperatura ambiente, pero que no me resultara tan empalagosa, di con esta maravillosa crema: la Swiss Meringue Buttercream, es decir, para que nos entendamos sin necesidad de que os vayáis al Traductor jeje, la Crema de Mantequilla de Merengue Suizo. También conocida como la receta del 1, 2, 3 (1 parte de claras, 2 de azúcar y 3 de mantequilla). Esta crema, no sólo es menos empalagosa que su prima hermana, sinó que también podemos aromatizarla con lo que queramos, nutella, fresas, vainilla, dulce de leche... o Lemon Curd, como hice yo. Infinidad de sabores, por lo que podemos tener diferentes cremas con una sola receta. ¿¿Es o no una maravilla?? 

La receta para Thermomix, la encontré en Desirvientadas, aunque ella montaba al final a velocidad 1 y a mí, con esa velocidad, no había manera de que se montara. Así que le subí la velocidad al 3... y perfecto!! 

Os pongo la receta del bizcocho de limón y de la crema, que utilicé tanto para decorar como para rellenar. Arriba hice las famosas rosas y los laterales los cubrí con virutas de chocolate blanco. Encima puse un poco de limón confitado que compré en el LIDL y este fue el resultado. Una tarta muy rica y nada pesada que nos encantó a todos.

Ah y mami, no te preocupes, que el domingo por tu cumple, te hago el hojaldre con nata... el de siempre!! jeje


Fuente bizcocho: Cookies Paradise y del libro "Cupcakes from the Primrose of Bakery"
 
TARTA DE LIMÓN con buttercream de limón

INGREDIENTES para el bizcocho de limón
225 gr harina normal
25 gr harina de maíz Maizena
1 1/2 cucharadita de levadura química (tipo Royal)
225 gr azúcar  
225 gr mantequilla a temperatura ambiente
4 huevos L

Zumo de 1 limón (en receta original 2)
Ralladura de cáscara de 1 limón
(en receta original 2)

PREPARACIÓN
Con Thermomix
Precalentamos el horno a 170º.
Preparamos un molde de 20 cm y lo untamos con mantequilla y un poco de harina, ideal si en la base le ponemos un círculo de papel de hornear, se desmoldará más fácil.
Ahora hacemos la mezcla de harina, maizena y levadura y la tamizamos 45 segundos a velocidad 3. Reservamos.
Ponemos la mariposa en el vaso y echamos la mantequilla y el azúcar, batimos unos 10 minutos a velocidad 4, hasta que la mezcla haya blanqueado. Incorporamos los huevos uno a uno, por el bocal, sin parar de batir a velocidad 4. Añadimos la harina reservada, cucharada a cucharada por el bocal, sin parar de batir a velocidad 4. Por último, añadimos el zumo y la ralladura y mezclamos unos segundos.
Echamos la masa en el molde reservado y horneamos durante 40 minutos, o hasta que al insertar un palillo este salga limpio. Para comprobarlo, lo haremos siempre cuando hayan pasado los primeros 30 minutos, no antes.
Dejamos enfriar 10 minutos dentro del molde, antes de desmoldar.
Aquí podemos continuar la receta, o si queremos hacerlo al día siguiente, envolvemos con un film y reservamos.



Sin Thermomix
Precalentamos el horno a 170º.
Preparamos un molde de 20 cm y lo untamos con mantequilla y un poco de harina, ideal si en la base le ponemos un círculo de papel de hornear, se desmoldará más fácil.
Ahora hacemos la mezcla de harina, maizena y levadura y la tamizamos. Reservamos.
Ponemos la mantequilla y el azúcar en el bol, batimos hasta que la mezcla haya blanqueado. Incorporamos los huevos uno a uno y continuamos batiendo. Añadimos la harina reservada, cucharada a cucharada y vamos batiendo. Por último, añadimos el zumo y la ralladura y mezclamos unos segundos.
Echamos la masa en el molde reservado y horneamos durante 40 minutos, o hasta que al insertar un palillo este salga limpio. Para comprobarlo, lo haremos siempre cuando hayan pasado los primeros 30 minutos, no antes.
Dejamos enfriar 10 minutos dentro del molde, antes de desmoldar.
Aquí podemos continuar la receta, o si queremos hacerlo al día siguiente, envolvemos con un film y reservamos.


SWISS MERINGUE BUTTERCREAM DE LIMÓN

INGREDIENTES
100 gr de claras de huevo pasteurizadas (3 claras)
200 gr de azúcar glass comprado (no vale el molido casero, ni tan solo con Thermomix)
300 gr de mantequilla
1 pizca de sal
2 o 3 cucharadas generosas de Lemon Curd (pincha para ver la receta)

PREPARACIÓN
Con Thermomix
Media hora antes de comenzar, metemos el vaso de la Thermomix en la nevera.
Primero montamos merengue. Ponemos la mariposa y añadimos las claras, también frescas, el azúcar y la pizca de sal. Programamos 8 minutos, 37º, velocidad 3 y 1/2. No os prepocupéis porque veáis que el merengue no ha montado, tiene que quedar así. Ahora volvemos a meter el vaso de la Thermomix, con el merengue dentro, en la nevera, media hora más. Con esto evitaremos que se derrita la mantequilla al echarla y no se nos monte bien la crema.
Mientras, vamos cortando la mantequilla en dados.
Cuando ya esté frío, volvemos a colocar el vaso en su sitio y programamos velocidad 3, sin tiempo e iremos incorporando los dados de mantequilla por el bocal hasta que adquiera una textura más o menos firme. Por último, añadimos las dos cucharadas (o tres) de Lemon Curd.

Sin Thermomix
Media hora antes de comenzar, metemos el bol, en el que vamos a  montar el merengue, en la nevera.
Añadimos las claras, también frescas, el azúcar y la pizca de sal. Batimos durante 8 o 10 minutos. Ahora volvemos a meter el bol, con el merengue dentro, en la nevera, media hora más. Con esto evitaremos que se derrita la mantequilla al echarla y no se nos monte bien la crema.
Mientras, vamos cortando la mantequilla en dados.
Cuando ya esté frío, seguimos batiendo y vamos incorporando los dados de mantequilla hasta que adquiera una textura más o menos firme. Por último, añadimos las dos cucharadas (o tres) de Lemon Curd.


Notas sobre la Swiss Meringue Buttercream
Cuando añadimos la mantequilla al merengue, esto nos llevará entre 10 o 15 minutos. Cuando nos quede poca mantequilla, nos parecerá que se va a cortar, pero no es así, vamos bien. Terminamos de añadir la mantequilla y las dos cucharadas de Lemon Curd y seguimos batiendo hasta conseguir la textura deseada. 
Si nos pasamos del tiempo de batido, es posible que la mezcla se quede líquida, ya que la mantequilla, debido a la fricción, se derrite. En ese caso, volvemos a meter el bol en la nevera, para que se enfríe y seguimos batiendo.


Vero e Isa, compañeras de Desafíos, con esta tarta quiero celebrar el primer cumple-blog en vuestras respectivas cocinas: Cocinando para mis cachorritos y Cocina con Reina... y que sean muchos más!!! Un besoooooooooooo.



Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo

mabelladeldulce@hotmail.es

O en mi página del Facebook 

https://www.facebook.com/anadieamargaundulce

martes, 5 de febrero de 2013

LEMON CURD: CREMA DE LIMÓN

Ya, ya sé que en la entrada anterior os hablé de que iba a publicar una tarta, pero antes he decidido enseñaros uno de los ingredientes que usaremos para elaborarla: El Lemon Curd o, lo que es lo mismo, la crema de limón.

Esta crema inglesa se suele hacer con limón, aunque también se puede hacer con naranja, lima, frambuesa... En Inglaterra, tradicionalmente, se servía a la hora del té acompañado de los conocidos "scones", unos pequeños bollitos de pan. Además es un buen relleno para galletas, pasteles, tartaletas y tartas.

Y para eso la utilicé yo, para elaborar una tarta de cumpleaños... no, no es un Lemon Pie, que es una de las recetas estrella que se elabora con esta crema. Os dejo con la intriga unos cuántos días más, pero serán pocos, ¡prometido!
 

LEMON CURD


INGREDIENTES
250 gr de azúcar
175 gr de zumo de limón (es el zumo de 4 limones aprox.)
La piel de 1 limón, sin nada de parte blanca y limpia
120 gr de mantequilla
4 huevos

PREPARACIÓN
Con Thermomix
Con el vaso y las cuchillas bien secos, echamos el azúcar y pulverizamos 30 segundos, velocidad progresiva 5-10.
Incorporamos la piel de limón y volvemos a pulverizar el mismo tiempo y velocidad.
Añadimos el zumo, la mantequilla y los huevos y programamos 20 minutos, 90º, velocidad 4.

Sin Thermomix
Rallamos la piel del limón. En un cazo ponemos la ralladura, el azúcar y el zumo de limón y dejamos en el fuego unos minutos, para que se disuelva el azúcar y consigamos un almíbar. Reservamos. Ponemos los huevos y los batimos un poco. Añadimos el almíbar reservado y vamos removiendo hasta conseguir que espese. Es muy importante no dejar de remover la mezcla para evitar que llegue a hervir. También podemos hacerlo al baño maría.
En el último momento, añadimos la mantequilla y mezclamos.


CONSEJOS
- Con esta cantidad que os pongo, os sale para dos botes. Dentro de un bote de cristal, se conserva durante un mes en la nevera.
- Si no deseas hacer tanta cantidad, puedes hacerlo con la mitad de ingredientes, pero ten en cuenta, si lo haces en Thermomix, bajar el tiempo de cocción a 15 minutos. Comprueba que haya espesado bien y, si no es así, añádele un par de minutos más.
- También puedes preparar esta crema con naranja, en vez de limón. La receta del Orange Curd es igual, pero sustituyendo la piel y el zumo de limón por la piel y el zumo de naranja.

Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo

mabelladeldulce@hotmail.es

O en mi página del Facebook 

https://www.facebook.com/anadieamargaundulce