Blogging tips

lunes, 23 de abril de 2012

TARTA DE MANZANA BOUQUET DE ROSAS... la leyenda de Sant Jordi

Hoy, 23 de abril, en Catalunya celebramos Sant Jordi. Una fiesta popular en la que se regalan libros y rosas.

Cuenta la leyenda de Sant Jordi que la villa de Montblanc estaba siendo aterrorizada por un enorme dragón. Cuando el pueblo ya había entregado todos su animales, para dar de comer a la bestia, no les quedó más remedio que comenzar a sacrificar a sus propios habitantes. Se metieron los nombres de todos en un olla, incluidos el del rey y el de su hija la princesa (para que luego digan de la Edad media, pasa esto en los tiempos actuales y el Rey fijo que se va por patas... a cazar elefantes, por ejemplo, jejeje) Un día le tocó el turno a la princesa y aunque el rey lloró y suplicó por la vida de su hija, de nada sirvió. Fue en ese momento cuando apareció un hermoso caballero sobre un caballo blanco que mató a la bestia. Cuentan que un gran charco de sangre se formó a los pies del caballero y en aquel mismo instante creció un rosal de rosas rojas. Entonces Sant Jordi, que es como se llamaba el caballero, obsequió a la princesa con una de esas rosas... desde entonces todos los hombres del mundo están en deuda con él!!! jajaja


Fuente: Les Casseroles de Nawal

TARTA DE MANZANA BOUQUET DE ROSAS

INGREDIENTES
- Masa de hojaldre
- Crema pastelera (hice la misma receta que la de aquí)
- 6 manzanas (aunque la manzana ideal para las tartas es la reineta, para esta receta queda muy bien con cualquier variedad roja. Yo usé la Fuji).
- Compota de manzana: Para hacerla cocemos tres manzanas junto con 80 gr de azúcar moreno y una copita de jerez dulce (si lo hacemos con Thermomix son 10 minutos, temperatura 100º, velocidad 4), cuando acabe trituramos a gusto.




PREPARACIÓN 
Extendemos el hojaldre en el molde a usar y lo pinchamos con un tenedor, (yo utilicé un molde bajito rizado desmontable que os recomiendo).
Repartimos primero una base de compota y encima la crema pastelera.
Lavamos las manzanas y comenzamos a pelarlas con cuidado, el movimiento es como si estuviéramos mondando patatas. Cuando terminemos de pelarla, seguiremos haciendo el mismo gesto pero ya con la manzana, para obtener tiras largas (intenta que no se te rompan demasiado).
Ahora vamos enrollando las tiras de manzana hasta formar rosas y las vamos montando encima de la crema pastelera.
Horneamos durante 30 minutos, con horno precalentado, a 180º C.
Cuando se enfríe la tarta, la podemos pintar, con mucho cuidado con un poco de mermelada (para que se ponga más líquida la calentamos un poco en el microondas) o espolvorearla con azúcar glass. De las dos formas queda muy bonita, aunque yo me decanté por lo primero.


SALVANDO ERRORES...
No calculé demasiado bien, pues en principio iba a ser una prueba, y sólo tenía 4 manzanas, por lo que no pude rellenar la tarta entera de rosas, tal y como me hubiera gustado. En su defecto, hice unas filigranas con caramelo encima de un papel de hornear, y cuando se solidificaron, las puse a los lados de la tarta... no quedó del todo mal la chapuza!! jeje


Y para acabar...


PREMIO INDALO DE ORO


Muchísimas gracias, Trini!! Estás en todo!!

miércoles, 18 de abril de 2012

CHIPIRONES AFOGAOS... el invitado imperfecto

El otro día estaba pensando que muchas veces el trabajo en la cocina no está suficientemente reconocido. Hablo, por supuesto, a nivel particular, la cocina de nuestras madres o padres, abuelas... Ahora que yo también cocino, creo que no valoré demasiado la comida que hacía mi madre, no recuerdo si le decía siempre cuánto me gustaba los guisos que hacía (y hace) o me limitaba a comer el plato o a dejarlo si no era de mi agrado.

A día de hoy, reconozco, sin pudor, que no puedo con aquellos invitados que se zampan el plato (tú has estado en la cocina toda la tarde) en 10 minutos, sin levantar la vista y sin hacer ni un sólo comentario sobre lo que comen. Los que cocináis a menudo, sabéis de qué hablo, verdad?? No se trata tanto de que te hagan la pelota, pero sí que valoren tu esfuerzo y tu tiempo.

Claro que luego están "los de casa", dónde hay ya tanta confianza que da asco, jeje. Aquí debo reconocer que mi marido se acerca bastante al tipo de comensal que yo odio invitar. Aunque en su defensa he de decir que se lo come todo, tanto si le gusta como si no, muchas veces eso no juega demasiado a mi favor... 
- ¿Qué te parece la receta, está rica?
- Sí
- Pero sí de..."uhmm qué rica"... o sí de "tirando a normalita" 
Y entonces vienen esas tres palabras que juntas son odiosas... 
- SE DEJA COMER
-¿?¿?¿?¿?¿? ¡¡Por supuesto que se deja comer, ESTÁ MUERTO!! El próximo día te pongo el pollo vivo en el plato, a ver si opinas lo mismo!!! jajajajaja

De la receta que os traigo hoy, lo más engorroso es limpiar los chipirones, y es uno de los motivos por el que puedes estar más tiempo en la cocina. Si los tienes limpios con antelación, es una receta que se hace en un pis pas.

Los podemos servir como aperitivo de domingo con un vinito blanco bien fresquito, o como plato principal acompañado de un arroz blanco.

Aunque yo los tenía vistos del libro de Thermomix "Las recetas de nuestras presentadoras", no se me había ocurrido hacerlos hasta que se los vi a Alicia (alias Thermo) de Olor a Hierbabuena. Tenían tan buena pinta que se me hizo la boca agua viendo sus fotos. Si aún no la conoces, no sé a qué esperas, sobretodo si cocinas con Thermomix, seguro que se va a convertir en uno de tus blogs de cabecera.

¡¡Muchas gracias Alicia por el empujoncito!! jeje 


 CHIPIRONES "AFOGAOS"


INGREDIENTES
1 kg de chipirones limpios (los míos eran pequeños, si son un poco más grades tendremos que cortarlos en rodajas)
3 o 4 dientes de ajo

Perejil
30 gr de aceite de oliva virgen (la receta original pone 50 gr, pero yo puse bastante menos)

Sal
Una guindilla


PREPARACIÓN
Con Thermomix.
Ponemos en el vaso el aceite, los ajos y el perejil y los picamos 4 segundos, a velocidad 5.
TRUCO: (Poniendo el aceite antes, conseguimos que no se adhiera tanto los restos a las paredes del vaso)
Bajamos con la espátula lo que haya podido quedar de restos hacia las cuchillas y programamos 5 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1.
Ponemos la mariposa en las cuchillas y añadimos los chipirones, la sal y la guindilla.
Programamos 10 minutos, temperatura Varoma, giro a la izquierda velocidad cuchara.


Sin Thermomix
Picamos el ajo y el perejil y los sofreímos con el aceite en una sartén.
Añadimos los chipirones, la sal y la guindilla y dejamos cocer, unos 10 minutos (comprobar la cocción). Vamos removiendo de vez en cuando.
Sugerencia: Yo en este punto le añadiría un poquito de vino blanco para evitar que seque demasiado y se nos pegue a la sartén.


Si en vez de chipirones, utilizamos sepia o calamares, el tiempo de cocción puede aumentar hasta 20 minutos.


Fuente: Libro de Thermomix "Las recetas de nuestras presentadoras" (Volumen 1)
Receta de Mª Consuelo Díaz Gasch (Gijón)

jueves, 12 de abril de 2012

TARTA DE PAÑALES Y MACETA DE CHOCOLATE... un regalo para sorprender


Supongo que después de 10 días con la entrada anterior puesta, ya habréis pasado todos a ver mi salsa en el blog de Las Salsas de la Vida, no? jeje... pues aunque no os lo creáis, no os he dejado la entrada durante tanto tiempo para hacerme propaganda... no, no.

El motivo no ha sido otro que un viaje relámpago que hemos hecho para conocer a mi sobrinito. Hace 22 días que nació y aún no habíamos podido ir a verlo.  

Alex fue todo el camino impaciente por conocer a su primo, supongo que creía que podrían jugar al fútbol o a los coches. Así que cuando por fin logró conocerle, nos miró a todos y exclamó "¡¡pero si es un muñequito!!" jeje

El caso es que a la vuelta, me acordé del regalo que le hice este verano a mi amiga Imma cuando nació su peque. Aunque en principio no tenía pensado en publicarlo, (de ahí las fotos con puerta de la terraza incluida jajaja), al final me he decidido a hacerlo, ya que creo que es un detalle que logra sorprender. Seguro que más de uno podrá aprovechar la idea.


TARTA DE PAÑALES

MATERIALES
Pañales
Base de cartón para tartas
2 cartones de rollo cocina

Tijeras
Gomas elásticas

Cordel
Celofan
Cinta de colores para los lazos

Grapadora
Regalitos varios (yo puse un biberón de agua, un mordedor, un gel de baño, unos peines y un osito)


PREPARACIÓN
Enrollamos los pañales de uno en uno y los sujetamos con una goma elástica. No me acuerdo cuántos pañales usé, pero más o menos necesitarás unos 65 o 70 pañales para hacer una tarta de 4 pisos. Aunque el número dependerá de lo ancho de la base.

Unimos, con ayuda del celo, el rollo de cocina a la base para tartas. De esta manera conseguiremos la estructura de nuestra tarta (para verlo más claro pincha aquí, Alegna, de La Casita Verde, te lo explica muy fácil).

Colocamos los pañales sobre la base cubriendo toda la superficie de cartón, para que no se caigan mientras haces el segundo piso, puedes sujetarlos con un cordel. Recuerda que el segundo piso debe ser un poco más pequeño que el anterior y así sucesivamente. Ahora podemos colocar algunos regalitos, ayudándote de la cuerda que abarca cada piso y/o quitando algún pañal si fuera necesario.

A continuación rodeamos cada piso con una cinta de color y le hacemos un lazo (para fijar el nudo puedes ayudarte con la grapadora). Una vez colocados los lazos, envolvemos la tarta con el papel celofan y un lazo más ancho.


MACETA DE CHOCOLATE
Para la maceta de chocolate, compré un tiesto de cerámica, lo lavé en el lavavajillas y lo cubrí con papel film de cocina. A continuación hice una plancha de bizcocho de chocolate (tenéis una receta aquí) y corté círculos del mismo tamaño que el tiesto.

Como no puede ir a la nevera, lo ideal es que los rellenéis de Nocilla o mermelada, en este caso hice una capa de cada y la terminé con Nocilla.

Por último, trituré unas galletas Oreo, para simular la tierra, y se la eché por encima, junto con unas peladillas blancas.

Para las flores hice unas galletas, las corté con forma de flor y las horneé con una brocheta en medio para luego poder clavarlas en la maceta.

Como hace tanto tiempo, ahora no recuerdo la receta de las galletas, pero podéis hacer vuestra receta preferida. Eso sí, antes de hornearlas, les quité el centro y coloqué un trocito de caramelo para que se derritiera con el calor del horno.


¿No me digáis que no es original y práctico?... Pero lo mejor de todo, la cara que ponen cuándo dices que el regalo es una tarta que no se come y una maceta comestible!! No tiene precio!!


lunes, 2 de abril de 2012

PON UN POCO DE SALSA EN TU VIDA


Permitidme que tenga mi momento de gloria. Hoy, por un día, pienso sentirme así...


Y es que desde que mis queridos Tito y Juana me comentaron que sería salsera por un día en su famosísimo blog de salsas...
no he podido evitar sentirme halagadísima!! 

No en vano, son dos personas a las que admiro y quiero como si las conociera, así que podéis imaginar mi alegría!!

Si queréis ver la entrevista y el allioli de manzana que les preparé, sólo tenéis que pinchar aquí.

Por cierto, desde aquí también quiero agradecer las palabras tan cariñosas que me han dedicado... ayyyy, ¿no son para comérselos??

Así que ¡¡dejadme que continúe en mi nube!! Mañana volveré a poner los pies en el suelo, os lo prometo!!

Eso sí....

¡¡No me vais a grabar más!!!!**




**Cómo mi Juana no ve la tele, aclararle que esta es la famosa frase que dijo Isabel Pantoja cuando, cansada y perseguida por el escándalo que protagonizó con Julian Muñoz,  descubrió unos paparazzi en la puerta de su finca.