Blogging tips

viernes, 28 de octubre de 2011

MOMIAS DE FRANKFURT... mis momias no vienen de Egipto, son alemanas!!


Por fin participo en el Reto de mis amigas Alba e Ingrid de Film and Food, que entre unas cosas y otras no había podido hacerlo aún y tenía ya ganas…

Como no podía ser de otra manera, este mes el Reto estaba basado en la película “Pesadilla antes de Navidad” y nos invitaban a preparar una receta de Halloween a través de la famosa frase “Truco/Susto o Trato”… Como la opción de trato implicaba un compromiso, ya que se tenía que escoger una receta para ofrecerla a otro blog, y yo no estaba segura hasta la última semana de poder presentarme al reto, mi elección fue la de Susto. Acto seguido, mis "brujitas" me mandaron un email con la receta que me tocaba hacer…  y esa fue:
  ¡¡Las momias de Halloween!!

¡¡Qué divertido ha sido hacer esta receta!! Por una tarde he vuelto a ser niña otra vez envolviendo las “momias” con las vendas de hojaldre, creando el ambiente “hallowiniense” con cosas que tenía por casa… y comiéndonos estas deliciosas salchichas que nos han sabido a poco.

Os invito a prepararlas en cualquier fecha del año, vuestros hijos os las van a pedir para cenar más de una vez.



MOMIAS FRANKFURT

INGREDIENTES
1 lámina de hojaldre
Salchichas Frankfurt (las mías de las finas rellenas de queso)
1 huevo

PREPARACIÓN
Tan sencillo que me da hasta vergüenza explicarlo…

Primero cortaremos el hojaldre en tiras, mejor si son finitas, de menos de 1 cm de grosor, ya que quedará mejor.

Precalentamos el horno a 200º y mientras vamos envolviendo cada salchicha con las tiras, procurando dejar espacio para la cara.

Cuando ya las tengamos listas, las pondremos en la bandeja con papel de horno y las pincelaremos con el huevo batido.

Horneamos durante 20 minutos, vigilando de que no se nos quemen.

Por último, les hacemos los ojos con dos clavos…. Mapiiiii, no saques la caja de herramientas, mujer!!! Que me refiero a las especias!!! Jajajaja


Las serví con una salsa de ketchup casero y con una salsa de mostaza a la miel.... Las recetas próximamente, que esto se está haciendo ya demasiado largo... y eso que la receta era corta!! jejeje

Ah, por cierto ¿¿Os habéis dado cuenta de la mano que salió de mi pared dispuesta a llevarse mi cena???
jajaja




lunes, 24 de octubre de 2011

BRAZO DE GITANO DE CREMA CON MERENGUE... ¿y tú de qué eres?

Hoy vengo con prisas, así que intentaré ir al grano...  Me parece oír de fondo aplausos mezclados con "ohhhhs" de desilusión... es lo que tiene, nunca llueve a gusto de todos. 

Y ya que saco el tema, (ayyy que ya verás como al final se enrolla) desde aquí os lanzo una pregunta: ¿A vosotros os gusta que el autor de un blog gastronómico os explique anécdotas de su vida, sus preocupaciones, sus alegrías, sus pensamientos, aunque nada tengan que ver con la cocina... o preferís que se centren más en la receta?

Mi respuesta ya la sabéis, sólo hace falta darse una vuelta por mi blog para ver mi vida expuesta tal cual escaparate... eso sí, siempre insinuando más que mostrando... los trapos sucios los lavo en mi casa, que tampoco hay que ser tan exhibicionista, jaja

Abrimos coloquio... ¡¡Se admiten todas las opiniones!! 

Nota de la autora: Si vuestra respuesta es una crítica "no constructiva" a mi blog y ésta desaparece de los comentarios...  la culpa es de Blogger, que últimamente va fatal!!! jajajajaja


Y como lo prometido es deuda, aquí va el postre que hice con el merengue italiano de mi anterior entrada.


La preparación de la receta es para Thermomix. Si deseas hacerla de manera tradicional, te lo explica mi querida Laube en su blog (aquí) que es de dónde saqué la idea de la decoración. Aunque no es exactamente igual, seguro que sabes adaptarla a esta receta... o a lo mejor prefieres hacer el de ella, seguro que también está delicioso... Tú decides!!

INGREDIENTES

Para el bizcocho
- 4 huevos
- 120 gr de azúcar
- 100 gr de harina
- 20 gr de almendra molida
- 2 cucharaditas de levadura
- un pellizco de sal 

Para el almíbar
- 50 gr de Cointreau (licor de naranja)
- 50 gr de azúcar
- 3 cucharadas de agua
 
Para la crema pastelera
- 120 gr de azúcar
- Ralladura de media naranja sin parte blanca (si es muy grande es de un cuarto)
- 500 gr de leche
- 4 yemas de huevo
- 20 gr de maicena
- 20 gr de harina
- 1 cucharadita de azúcar vainillado
- 30 gr mantequilla  

Para la cobertura
- Merengue italiano (la receta aquí)

PREPARACIÓN
Vamos a preparar primero el bizcocho.
Ponemos la mariposa en las cuchillas y echamos los huevos y el azúcar. Programamos 6 minutos, temperatura 37º, velocidad 3 1/2. Al terminar, ponemos otros 6 minutos más a la misma velocidad pero esta vez sin temperatura.

Añadimos la harina junto con la almendra molida, la levadura y el pellizco de sal y mezclamos 15 segundos en velocidad 2. Quitamos la mariposa y terminamos de envolver delicadamente con la espátula. 

Echamos esta mezcla en la bandeja del horno, con papel vegetal previamente engrasado, teniendo cuidado de que quede bien extendida para que nos quede un bizcocho bastante planito.

Introducimos en el horno, precalentado a 180º, durante 10 minutos aproximadamente. Desmoldamos sobre
un paño húmedo y enrollamos en caliente. Dejamos que se enfríe así enrollado para que coja la forma. 

Mientras se enfría el bizcocho enrollado, preparamos el almíbar.
Ponemos todos los ingredientes del almíbar en el vaso y programamos 5 minutos, temperatura 100º, velocidad 3. reservamos en un cuenco.

Y ahora preparamos la crema pastelera (es muy importante que estén todos los ingredientes a temperatura ambiente, si no es así es muy seguro que tengas que aumentar unos minutos la preparación).
Ponemos la mariposa en las cuchillas, echamos todos los ingredientes de la crema y mezclamos 10 segundos en velocidad 3 1/2. Programamos 9 minutos, 90º a velocidad 2.
 
Sacamos del vaso y extendemos en una fuente para que se enfríe antes. 

Luz, cámara... y acción!!.... El montaje.
Desenrollamos el bizcocho, pincelamos con el almíbar y extendemos encima la crema pastelera. Con cuidado, enrollamos de nuevo. 

Cubrimos con una capa de merengue y hacemos los adornos como más no guste. En mi caso (copiadito de Laube) con un peine de pastelería le he marcado unas rayas y he tostado con un soplete. 


Os aseguro que es una auténtica delicia, suave y, al contrario de lo que parece por el merengue, nada empalagoso.

Recomendable 100%.




martes, 18 de octubre de 2011

MERENGUE ITALIANO... y la historia de la tarta voladora.

La primera vez que hice merengue fue para hacer el Lemón Pie del libro básico de Thermomix. Recuerdo que Majo, mi compañera, y sin embargo amiga, me la recomendó encarecidamente. "Ya verás, está tan rica que vuela" me dijo.

Ese día habían venido mis suegros y mi cuñada de Alicante y hacía poco tiempo que mi Thermomix compartía piso con nosotros (sí, sí, en mi casa hay un par de electrodomésticos a los que queremos tanto que ya son como de la familia... uno es el famoso robot de cocina y el otro la Roomba... me limpia el suelo de casa mientras estoy trabajando... es una maravilla!! pero de ella ya os hablaré en otra entrada).

Volviendo al tema, que me pierdo. Ese día mi cuñada y yo decidimos meternos en la cocina y preparar la susodicha tarta. Quedó muy bonita, para tratarse de la primera tarta que hacíamos, y orgullosas la metimos en la nevera encima de unas botellas puestas horizontalmente, ya que el resto del frigorífico lo tenía a reventar...  ¡¡ayyyy, "nunca mais"!!... Una de las veces que mi cuñada abrió la nevera, la tarta salió disparada directa al suelo de la cocina... Mi cuñada, la pobre, me miró con una cara desencajada y entonces me soltó "¡¡Upps!! pues que razón tenía tu amiga, esta tarta vuela!!! jajaja...


Merengues existen muchos tipos.... a ver, está el francés, el suizo.... el portugués (uppsss, me he colado!! vaaaaleeee, aceptamos Mourinho como merengue portugués jajajaja), pero en esta entrada os quiero hablar del merengue "perfecto"... ¡¡el italiano!! Este merengue es ideal para cubrir tartas, milhojas, etc.. ya que aguanta varios días "sin hacer aguas". Hace ya tiempo lo vi en el blog de Sara, pero no sé por qué me daba una pereza eso del almíbar punto bola (me sonaba a Morse, la verdad, jeje). Nada más lejos de la realidad, ya que se trata de un almíbar super sencillo en el que tú no tienes que hacer absolutamente nada... además las burbujas llegan a ser hasta relajantes!! jajajaja


Nota: La foto del merengue está tomada un par de días después de haberlo montado.


MERENGUE ITALIANO

INGREDIENTES:

400 gr de azúcar
1 vaso de agua
4 claras (mejor que estén sacadas una hora antes del frigorífico)

PREPARACIÓN:

Primero, ponemos las claras en la batidora, amasadora o, en mi caso, el vaso de la Thermomix (recordad que el recipiente dónde las montemos tiene que estar limpio y sin nada de grasa) y comenzamos a batir, en Thx con la mariposa y a velocidad 3. No programamos tiempo.

Mientras vamos batiendo, hacemos una almíbar en punto bola-medio. Esto lo conseguimos de la siguiente manera:

Ponemos en un cazo de mango largo, ya que después nos será más cómodo para echarlo a las claras, el agua y 300 gr del azúcar. No removemos en ningún momento.

Mi azúcar era moreno, es por eso que me salió un poco más oscurito.

A los 5 minutos comienza a burbujear. Añadimos despacio los 100 gr restantes del azúcar a las claras.

A los 10 minutos burbujea de manera acompasada.

A los 20 minutos las burbujas serán más grandes y el almíbar coge un color diferente.

Los tiempos son orientativos, ya que dependerá del tipo de fuego que tengas, así como del material del cazo, etc...

Sabremos que ya está, metiendo una espumadera y soplando a través de los agujeros de la misma. Si salen pompas... ¡¡felicidades!! has encontrado el punto.

Por cierto, pídele a alguien que lo compruebe ya que tú lo tendrás un poco difícil... y si no hay nadie en casa y el gato no te hace ni caso... mírate en un espejo.

Llegados a este punto, vertemos el almíbar en hilillo sobre las claras, que deben estar ya bastante montadas, poco a poco. Aumentamos un poco la velocidad durante 3 minutos más... y el merengue que siempre quisiste hacer pero nunca te salió... ¡¡por fin está hecho!!! 



Si con mis explicaciones aún no te ha quedado claro, puedes consultar el blog de Sara, que es de dónde saqué la receta, ella te lo explica de maravilla!!

Y ahí va un adelanto del postre que preparé con el merengue... pero os dejo con la intriga y os lo cuento en nuestra próxima cita.



martes, 11 de octubre de 2011

MERMELADA DE HIGOS CON NUECES Y RON

Esta mermelada se la dedico a todas las Pilares que mañana celebran su santo, en especial a mi hemana y a mi cuñada... ¡¡os quiero, guapas!!

Aunque tenía pensado subir otra receta, no he querido dejar pasar la oportunidad de enseñaros esta fabulosa mermelada, antes de que termine la temporada de los higos. Si os digo que está rica.... creo que me quedo corta!! jeje. Aunque vi esta receta por primera vez en el blog de Toñi "¿Qué se cuece en mi cocina?" (si no sabes quién es esta simpática bloguera te propongo que pases por su blog.... no se puede tener más arte!!) su autora original es Nati "¿Qué cocinamos hoy?" , a la que he conocido gracias a esta receta, lo cual me alegra mucho, ya que es una gran persona, bloguera, peluquera, madre y cocinera...  ahí es nada!!!

En cuánto vi la receta, lo primero que me vino a la mente fue una tabla de quesos variados junto a esta mermelada, un buen pan... y una copita de vino tinto... y al carajo con la dieta!! Ya se sabe, de las tentaciones hay que huir, pero despacio, ¡¡para que puedan alcanzarte!!! jejeje



INGREDIENTES
- 1 kg de higos
- 800 gr de azúcar o 200 gr de fructosa  
- 1 limón sin nada de parte blanca
- 100 gr de nueces
- 100 ml de ron añejo

PREPARACIÓN
Con Thermomix
Pelamos los higos y el limón y troceamos todo unos segundos a velocidad progresiva 3-4-5. Incorporamos el azúcar o la fructosa y programamos 40 minutos, temperatura 100º, velocidad 2 1/2. Quitamos el cubilete para que evapore y colocamos el cestillo sobre el vaso para evitar salpicaduras. Incorporamos el licor y las nueces troceadas y programamos 5 minutos, temperatura 100º, velocidad cuchara y giro a la izquierda. 

Tradicional
Ponemos el limón y los higos troceados en una olla con el azúcar o la fructosa y cocemos en fuego bajo unos 35-40 minutos (tenemos que contar desde que comience a hervir). Removemos a menudo. Incorporamos el licor y las nueces y cocemos otros 5 minutos más. 

Conservación
Cocemos unos botes de cristal para esterilizarlos o los lavamos en el lavavajillas a temperatura alta. Los rellenamos con la mermelada, los tapamos y los ponemos boca abajo para que se haga el vacío. Dejamos enfriar.


A tener en cuenta:
Nati en su receta original no pela los higos, sólo los lava. Hazlo cómo tú veas mejor... o según cómo veas que están los higos.

Cuando termine el tiempo de cocción, aunque la mermelada aún no esté demasiado consistente, no te preocupes, espesará cuando se enfríe.

Y por último, la diferencia calórica entre ponerle azúcar o fructosa está en la mitad. Si en una cucharada con el azúcar te llevas 30 calorías "pa" tu cuerpo serrano... con la fructosa son 15... tú decides... dependiendo de lo rápido que desees huir de la tentación jajajaja

lunes, 3 de octubre de 2011

CUSCUS CON VERDURAS... y la importancia de un nombre


Nunca os he contado cómo decidí adentrarme en esta aventura blogueril. Era una calurosa tarde de Julio (hace ya un año y tres meses) cuando, a la hora de la siesta y sentada delante del ordenador, me acordé de las palabras de mi amiga Yolanda: "Oye, ¿por qué no haces un blog de cocina?", me preguntó unos días antes, en una cena que había ofrecido en mi casa y de la cual os hablé en esta entrada... "¿Un blog de cocina, yo?? pero si no tengo tiempo!!"... En realidad, no quería enfrentarme a publicar unas recetas y que no se las mirara ni el apuntador.

Recuerdo que ese día en cuestión, y a una semana de comenzar mis vacaciones... (a eso se le llama tener previsión de futuro jaja) llevaba toda la tarde rayándome con un tema muy delicado y necesitaba desconectar de todo. De repente me dije, "¿por qué no?"... y me puse manos a la obra, más que nada para probar el grado de dificultad que entrañaba tal misión. La duda llegó cuando el sr. Blogger me pidió que le pusiera nombre a mi recién estrenado retoño... "esto... eh... perdone, pero ¿es que no tengo 9 meses como todo el mundo para pensármelo?? entiendo, entiendo..." Al momento mi cabecita comenzó a cavilar... a ver, si yo fuera blog culinario, ¿cómo me gustaría llamarme??... se me ocurrieron algunos títulos muy interesantes, os lo prometo, y cuando, orgullosa de mi hazaña, clicaba el botón de "Compruebe su disponibilidad" el señor del otro lado de la pantalla me contestaba "Lo sentimos, esta dirección del blog no está disponible"... Empeñada como estaba yo a que el título del blog fuera el mismo que la dirección de URL,  cuando ya llevaba así como 10 frases ingeniosas, y empezando a estar ya un poquito hasta el moño del sr. Blogger, comencé a poner frases al tuntún... cuando dí con el título en cuestión, casi salto de la silla....¡¡Por fin!! Tengo mi blog, tengo mi blog!! tengo mi blog... y, por cierto, no sé ni que nombre le he puesto jajajaja. Reconozco que tuve que volver para atrás para leerlo y entonces me dí cuenta de por qué estaba disponible... lo había escrito mal (le faltaba a la frase el pronombre "le")... Aún así me sentí orgullosa, dispuesta a quererlo con sus defectos y con sus virtudes....

Por cierto, no le comentéis nunca a mi blog la anécdota de su nombre... ¡¡el pobre es tan sensible!!...


CUSCÚS CON VERDURAS: del libro Dietas especiales con Thermomix 

Ingredientes
250 gr calabacín en trozos y sin pelar
90 gr zanahorias en trozos
130 gr pimiento rojo
35 gr aceite de oliva virgen extra
190 gr cuscús
190 gr caldo (se puede sustituir por agua)
1 cucharadita sal
30 gr mantequilla 

Preparación
Ponemos en el vaso el calabacín, la zanahoria y el pimiento y programamos 8 segundos, velocidad 5. Bajamos con la espátula los restos hacia las cuchillas.

Añadimos el aceite y programamos 6 minutos, temperatura 100º, velocidad 1.

Colocamos la mariposa en las cuchillas, incorporamos el cuscús y el caldo, o el agua y la sal en su defecto, y programamos 3 minutos, temperatura 70º, velocidad 1.

Añadimos la mantequilla y programamos 1 minuto, velocidad 1.




Me ha encantado el resultado de este cuscús, muy suelto y muy rico y con un color muy bonito, haced la prueba y me contáis.


A mí me gusta servirlo con salsa de yogur y, en este caso, le he añadido unas verduritas rehogadas para mezclarlo todo antes de comer. Os dejo la receta, muy sencilla, de la salsa de yogur que yo hago.

Salsa de yogur 

Ingredientes 
1 yogur cremoso (estilo griego)
2 cucharadas de mayonesa
1 diente de ajo
1 pizca de sal
1 pizca de curry (o cualquier otra especia a gusto) 

Preparación 
En un bol, echamos todos los ingredientes junto con el ajo, finamente picado y mezclamos muy bien.

 
¡¡Buen provecho!! ¡¡Sajtén!!