Blogging tips

viernes, 24 de diciembre de 2010

FELICES FIESTAS 2010

A pesar de estar últimamente más liada que el fontanero del Titanic, quiero desearos a todos felices Navidades en compañía de vuestra gente.
Os quiero... Nos vemos prontito.... Vamos, en cuánto consiga desliarme, jejeje
Un besazo enorme: MUAKKKKKKKSSSSSSSSSS



domingo, 12 de diciembre de 2010

PENSANDO EN LA NAVIDAD... PUDDING DE CABRACHO

¡¡Ayyy, qué "abandonaíto" que tengo el cortijo!!!


Si me está leyendo el Sr. Papa Noel, estas Navidades quiero que me regale un reloj de 36 horas (por lo menos) ya que con el que tengo de 24 no me llega...


Disculpad que no os haya respondido, ni haya visitado vuestros blogs, ni haya publicado, ni "ná de ná", pero es que querer hacerse un vestidor en casa, con un puente de por medio y con un niño de 3 añitos es lo que tiene... o eres Super Woman (ese será mi propósito para el año que viene, jeje) o distribuyes tu tiempo por orden de prioridades...


Para compensaros, os traigo una receta a tener en cuenta estas Navidades. Está muy rica, queda muy bien presentada en la mesa y se puede preparar con antelación. La única pega que le encuentro es que el pescado en cuestión es un poco difícil de conseguir. Se captura normalmente entre los meses de Abril a Septiembre, aunque se puede encontrar durante todo el año. Depende de la zona dónde vivas se le conoce con nombres diferentes. Por ejemplo, en Cataluña le llamamos escórpora. 


Si no consigues encontrarlo (aunque merece la pena intentarlo, ya que su carne posee un sabor exquisito, con un suave toque a marisco) puedes sustituirlo por un pescado blanco. La merluza, por ejemplo queda bien aunque el sabor sea más suave. También podemos utilizar una combinación de pescados blancos u otra alternativa sería utilizar carne de centollo, eso ya va a gustos o según el tamaño del bolsillo...



INGREDIENTES


500gr. de cabracho
10 gambas medianas peladas
1 l. de agua (para el vaso)
500 gr. de nata liquida
6 huevos
10 palitos de cangrejo pequeños o 5 grandes
20 gr. de anchoas
1/2 cucharadita de pimienta negra
250 gr. de tomate frito


PREPARACIÓN


Envolvemos el cabracho en film transparente y ponemos en el recipiente varoma. En el vaso ponemos el agua y programar 17 minutos a temperatura varoma y velocidad 1 y 1/2. Cuando lleve 7 minutos colocamos el varoma con el pescado. Cuando termine el tiempo añadimos las gambas peladas al recipiente varoma y dejamos reposar un par de minutos dentro del mismo, bien tapado, para que se hagan con el vapor.
(Sin Thermomix, puedes hacerlo también al vapor o cocerlo en agua con una cebollita, ajo, perejil, laurel, sal y aceite, y en los dos últimos minutos añadir las gambas).


Sacamos el pescado y limpiamos de piel y espinas (aquí llega el trabajo más difícil de esta receta, ya que es un pescado con abundantes espinas... por lo que ¡¡paciencia!!). 


En el vaso vacío ponemos el pescado junto con el resto de ingredientes de la receta. Programamos 12 minutos a 90º y velocidad 4.
(Sin Thermomix, ponemos todos los ingredientes junto con el cabracho en el bol de la batidora y trituramos)


Forramos un molde de plum-cake de unos 31 x 12 aproximadamente con film transparente.


Acabado el tiempo, trituramos a velocidad 8 ayudándonos con la espátula para conseguir la textura que más nos guste.


Volcamos en el molde, golpeando un poco sobre la mesa para que no queden burbujas y enfriamos al menos dos horas en el frigorífico.


(Sin Thermomix, volcamos la mezcla en un molde engrasado y lo ponemos en el horno al baño María a 200ºC durante 45 minutos, más o menos. Pinchamos con una aguja para comprobar que se ha cuajado. Dejamos enfriar y metemos en el frigorífico).


Desmoldamos y servimos con una salsa rosa,  mayonesa con mostaza o simplemente mayonesa.

lunes, 29 de noviembre de 2010

QUESO BRIE EN HOJALDRE

Los que me leéis con cierta asiduidad, ya os habéis dado cuenta que me encanta el queso...
No importa de qué variedad sea ni de dónde venga. Es oír la palabra "queso" y mis papilas gustativas comienzan a salivar... (en realidad, no sé si las papilas salivan, pero ¿a qué queda muy bien?)

Y ahora viene el chiste:  A qué no sabéis cual es el colmo de una superquesera como yo.... Tener un cuñado al que el queso... ¡¡¡ni olerlo!!... Toniquiiiii.... que a pesar de este "pequeño defecto", te quiero igual. jajajaja

El caso es que cuando organizo algo con la familia, procuro que el queso (sobretodo si es fundido o con fuerte olor) no entre en el menú, y si invito a los amigos... pues tampoco, ya que tengo la gran suerte de incluir a mi hermana y mi cuñado en las dos categorías (y no lo digo en tono irónico, eh?, que sí que lo considero una gran suerte) y además tengo un amigo al que tampoco le va demasiado el queso.

Aún así, de vez en cuando cae una recetita cómo la que os presento hoy. A los no queseros  los siento en una punta de la mesa y el queso en la otra... más que nada para compensar, jajaja

Así que, cuando vi en el blog de Sunflower "Los inventos de Carmela", el concurso de "Recetas para Invitados", no dudé en presentar este queso. Se trata de una receta muy fácil de preparar y muy resultona, además de ser un auténtico vicio para nosotros, "los ratones".


INGREDIENTES:
Un queso Brie o Coulommiers
1 lámina de masa de hojaldre
1 cucharada de mermelada de tomate o de cebolla (o al gusto)
1 yema de huevo batida (para pintar el hojaldre)

PREPARACIÓN:
Precalentamos el horno a 220ªC. Sacamos el queso de la nevera, lo desenvolvemos y le rascamos un poco la corteza. Cortamos la masa de hojaldre en dos y aplanamos cada mitad. Hacemos una mitad 1 cm mayor que el diámetro del queso, y la otra un poco más fina y unos 3 cm mayor.

Ponemos la mitad más pequeña en una placa del horno con el queso en el centro. Untamos el queso con la mermelada o el chutney elegido. Humedecemos la masa en torno al queso con agua. colocamos la otra mitad encima, alisamos y apretamos contra la parte inferior. cortamos el sobrante alrededor de la masa con un cuchillo, dejando 1 cm de borde para enrollarlo hacia arriba. Pintamos con la yema de huevo y marcamos una líneas en forma de remolino empezando desde el centro hacia fuera.

Horneamos 10 minutos, bajamos el horno a 180ºC y horneamos 20 minutos más, o hasta que la masa suba y se dore.Dejamos en reposo 10 minutos antes de cortar en cuartos.



Este plato puede hacerse con antelación, meterlo en la nevera y hornearlo en el último minuto. Entonces serán necesarios 5 o 10 minutos más en el horno. 

También está muy rico pasadas unas horas  (no tengo foto porque mi marido se lo zampó todo y no me dio tiempo jeje). El queso vuelve a su estado normal, pero con una fina capa de dulce y envuelto con el hojaldre... uhmmmmmm.Tanto si invitas como si te invitan a una cena, en plan derretido o no, el caso es que triunfarás seguro.

jueves, 25 de noviembre de 2010

TARTA TATIN DE PIÑA (al vapor)

Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Noviembre nos invita a preparar todo un Pastel Invertido


Tengo que reconocer que con esta receta "tan sencilla" he encontrado la horma de mi zapato. Os explico. Cuando vi que el reto dulce de este mes era este pastel invertido de piña, pensé: "Ya tengo solucionado el pastel que le voy a llevar a mi padre por su cumple". Decidí que, por una vez y sin que sirviera de precedente, me iba a ajustar a la receta exacta, tal y como nos la daban en Whole Kitchen y no me iba a complicar la vida... o eso creía yo...


Cuando llevaba 25 minutos la tarta en el horno me vino un ligero olor a quemado.... así que me dispuse a sacarla corriendo. Al darle la vuelta, ya le vi el "bonito color negro" con el que se había quedado... "No pasa nada, puedo arreglarlo"... A estas alturas, si ya me conocéis un poco, veréis que siempre tiendo a ver la botella medio llena.. así que no me preocupé.


El caso es que me fui a cenar con mi hermana y unas amigas y cuando volví a las... bueno...cuándo volví (ehem), lo primero que hice fue ir a ver mi pastelito. A ver si a esas horas y con un mojito encima, veía la cosa un poco más clara... pero no, NO SÓLO ESTABA IGUAL DE NEGRO SINO QUE ENCIMA SE HABÍA HUNDIDO POR EL CENTRO... No sé que falló, si hice demasiado el caramelo en el fuego o lo puse en una altura demasiado baja.. o un poco de todo.. el caso es que el cumpleaños de mi padre era al día siguiente y yo sólo tenía un pastel QUEMADO y HUNDIDO.


Menos mal que una es lista y tiene recursos siempre a mano, así que ni corta ni perezosa... ¡¡me fui a la pastelería de mi barrio y compré un bonito pastel!! jajaja


Aún así no me rendí, al cabo de dos días, ya me veis intentándolo de nuevo... esta vez no iba a fallar. Adapté una receta de una clase de cocina al vapor de Thermomix y.. ¡¡éxito asegurado!!


La tarta, no es que esté buena, es que no puedes parar de comerla... ¿verdad, Mapi? Menos mal que era pequeña, jeje

Receta con Thermomix:


INGREDIENTES:
Caramelo líquido Royal (para el molde)
3 rodajas de piña en su jugo
50 g de azúcar
40 g de mantequilla
1/2 cucharadita de canela en polvo (yo no puse)
2 huevos
60 g de azúcar
1/4 de cucharadita de azúcar vainillado
80 g de harina de repostería
600 g de agua para el vapor


1. Caramelizamos el fondo y las paredes del molde ( en mi caso utilicé uno rectangular de aluminio de 0,86 l, aunque también podéis usar flaneritas de aluminio individuales) Colocamos las rodajas de piña en el molde.


2. Ponemos el azúcar, la mantequilla y la canela en el vaso y programamos 2 minutos, 100º, vel. 1. Repartimos por encima de la piña.


3. Sin lavar el vaso, colocamos la mariposa en las cuchillas. Vertemos los huevos y el azúcar y programamos 2 min., 37º, vel. 3 1/2. Volvemos a programar 2 min., vel 3 1/2 esta vez sin temperatura.


4. Añadimos la harina y mezclamos programando 10 segundos, vel. 2. Mezclamos con la cuchara y echamos sobre la piña.


5. Colocamos el molde en el varoma, tapamos y reservamos.


6. Aclaramos el vaso y ponemos el agua. Cerramos y colocamos el varoma, programando 30 minutos, temperatura varoma, vel. 1.


7. Desmoldamos y servimos frío. (Yo le he puesto dos fresitas en almíbar de decoración)


Nota: si utilizamos otro tipo de moldes (cerámica, silicona, etc..) tendremos que programar 10 minutos más para la cocción.

Vale, vale...que tú no tienes Thermomix... pues venga, que también te lo explico a ti...


Receta sin Thermomix:


1. Caramelizar el fondo y paredes del molde ( en mi caso utilicé uno rectangular de aluminio de 0,86 l, aunque también podéis usar flaneritas de aluminio individuales) Colocamos las rodajas de piña en el molde.


2. Ponemos el azúcar, la mantequilla y la canela en un cazo y calentamos durante 2 minutos apróximadamente, removiendo con una cuchara (no debe de caramelizar). Repartimos por encima de la piña.


3. Ponemos los huevos en un cuenco amplio, dentro de un segundo recipiente mayor con agua para hacer un baño maría. Mientras se va calentando, añadimos el azúcar y batimos con las varillas eléctricas. Cuando los huevos están bien montados,  retiramos del baño maría y continuamos batiendo hasta que se enfrían.


4. Añadimos la harina tamizada e incorporamos con movimientos envolventes para que no se baje la masa. Echamos sobre la piña.


5. Y ahora tienes dos opciones:
- Si tienes vaporera, puedes hacerlo al vapor durante 30 minutos (tendrás que mirar para ello, un molde que se adapte)


- O introduce en el horno precalentado a 180º y cuece al baño Maria, durante 30-40 minutos.


6. Desmoldamos y servimos frío. (Yo le he puesto dos fresitas en almibar de decoración)

domingo, 21 de noviembre de 2010

CALDO BASE CONCENTRADO

La receta de hoy está pensada para aquellos que os habéis comprado recientemente la Thermomix y necesitáis sacarle todo el provecho. Para ti, que piensas que la Th sólo es ideal para masas, cremas, salsas y poco más... o para ti que la tienes metida en una caja encima del mueble bar del comedor... o tú, que sólo la usas cuando tienes invitados en casa...  Para todos vosotros, aquí va una receta de diario que, de manera tradicional, se tarda por lo menos 2 horitas en hacerla... yo te la preparo en 45 minutos... "¿alguién da más?"


 Del  libro:  Fácil y divertido


INGREDIENTES:
5 garbanzos crudos
20 g arroz crudos
30 g judías verdes
20 g nabos
20 g zanahorias
20 g puerros
20 g apios
80 g tomates
1 litro de agua
1 hueso de jamón
1 hueso blanco de cerdo
1 hueso de rodilla de vaca
250 g pollo
sal


PREPARACIÓN:
Ponemos en el vaso bien seco los garbanzos y el arroz, pulverizamos 20 segundos, velocidad progresiva 5-10. Comprobamos que ha quedado bien fino, de no ser así, repetimos la operación.


Incorporamos las verduras y 200g de agua, trituramos 25 segundos, velocidad progresiva 5-10. Con la espátula bajamos los restos de las verduras de la tapa y del interior del vaso hacia las cuchillas.


Introducimos los huesos, el pollo y la sal en el cestillo (con moderación ya que es muy concentrado y los huesos sueltan mucha), lo colocamos dentro del vaso y agregamos el resto del agua. Programamos 45 minutos, temperatura 100º, velocidad 3 (con el cubilete de lado para que no se desborde)


Sacamos el cestillo con la espátula y comprobamos el punto de sal del caldo.


Sugerencias:


Puedes variar las verduras y los huesos por los que normalmente uses en estos casos, o incluso poner gallina en vez de pollo. Como se necesita poca cantidad de cada verdura, yo lo que hago es que reparto las cantidades necesarias en varias bolsas de congelar. Así tengo para varias veces, además de ser más cómodo.


Sale un caldito concentrado. Si lo vas a consumir para sopa, añadiremos agua a nuestro gusto. Se puede utilizar como caldo para arroces y paellas o para añadir a otros guisos como caldo concentrado. También lo podemos congelar para consumir más adelante.


¿A qué esperas para prepararlo?.. ¡Ya estás tardando!







jueves, 18 de noviembre de 2010

ÑOQUIS RELLENOS DE MOZZARELLA CON GORGONZOLA CREMOSO... Y UN PREMIO


Whole kitchen en su Propuesta Salada para el mes de Noviembre nos invita a preparar todo un clásico de la gastronomía italiana, Ñoquis de Patata.

¡No me gustan los ñoquis!! Por eso, cuando en Whole Kitchen nos propusieron preparar este plato, estuve a punto de poner cualquier excusa tipo: "Lo siento, pero es que me he caído por la escalera y estoy en cama con la pierna en alto" o aquello de "Ay, ¡qué lástima! Precisamente, hoy mismo, salgo de viaje a Estocolmo, Es que me han dicho que hay allí una tienda de decoración super chula que se llama IKEA..."

Pero no lo hice. En primer lugar, porque decir que te has accidentado, sin ser verdad, trae mala suerte.... y la segunda opción, creo que no iba a colar...jejeje

Claro, que también estaba la opción de dejar pasar esta receta sin más... ¡¡Y menos mal que no lo hice!! Buscando por los mundos de Internet fui a dar con el blog de "La cocina de Ile" y allí me encontré con unos ñoquis rellenos que no tenían mala pinta... Le cambié la salsa, le cambié el relleno...¡et voilà!
¡¡¡Uhmmmm, deliciosos!!!!


 INGREDIENTES PARA LA PASTA DE LOS ÑOQUIS:
200 cc de agua
300 cc de leche
25 gr de mantequilla
3 cdas de queso rallado
Sal
Pimienta
Nuez moscada
125 gr de puré en copos (1 sobre)
2 yemas
200 gr de harina

Ingredientes para el relleno:
Mozzarella (puede ser rallada)

PREPARAMOS LA MASA DE LOS ÑOQUIS:
En un cazo se ponemos todos los ingredientes excepto el puré en copos, las yemas y la harina. Cuando comienza a hervir, retiramos del fuego y le agregamos 100 cc de leche fría, luego un sobre de 125 gr de puré en copos y lo dejamos un minuto. Mezclamos (sin batir ni mover mucho) y probamos de sal.

Añadimos las dos yemas y una vez que están mezcladas, le agregamos 200 gr de harina y continuamos mezclando.

DAMOS FORMA A LOS ÑOQUIS:
La masa es demasiado blanda, así que la ponemos sobre un papel film, al que le habremos espolvoreado con bastante harina. Colocamos más harina por encima y tapamos con otro film.

Estiramos la masa entre los dos films y y así la transportamos sobre una tapa de una huevera para hacer la forma (o algo similar). Con una bolita hecha de papel de aluminio, marcamos los hoyos.

Con cuidado, no nos vayamos a llevar media masa, quitamos el papel film de arriba. Tomamos porciones del relleno deseado  (yo en este caso mozzarella) y haciendo una bolita, lo colocamos en los hoyos y lo apretamos hacia abajo de forma que quede bien al ras de la tapa.

Tapamos con los sobrantes de masa de los lados. Espolvoreamos con harina, ponemos encima el papel film y le pasamos un rodillo para aplanar.

Desmoldamos, espolvoreamos con más harina y con un cortante o algo redondo del tamaño de los ñoquis, los cortamos. Colocamos en una fuente de horno con un poco de nata en la base.

 INGREDIENTES PARA LA SALSA:
50 gr de mantequilla
2 dientes de ajo majados y un poco de perejil
100 gr de queso Gorgonzola (o a gusto)
200 ml de nata
100 gr de queso Parmesano rallado

PREPARAMOS LA SALSA:
Precalentamos el horno a 170º (calor arriba y abajo con aire, si tu horno no tiene aire, sería a 180º calor arriba y abajo).

Fundimos la mantequilla con un poquito de aceite en una cacerola pequeña a fuego medio, añadimos los ajos y el perejil. Freímos unos minutos hasta que se dore un poco
Echamos esta salsa sobre los ñoquis en la fuente de horno. Ponemos unos trozos de gorgonzola entre los ñoquis, vertemos la nata y espolvoreamos con el parmesano. Horneamos media hora.



Aunque os haya escrito un testamento de receta, jejeje en realidad no es tan larga...
A lo mejor es un poco más entretenido hacer la masa, pero luego la salsa se hace en un plis.

Haced la prueba, sobretodo aquellos que, cómo yo, encuentran los ñoquis un poco "babosillos". Veréis que la textura nada tiene que ver con los cocidos. A nosotros nos ha sorprendido gratamente.


Aunque este post corre el peligro de ser más largo que la mili de Rambo, no puedo dejar de mencionar el premio que me han concedido dos blogs.


El primer blog es de mi amiga Glo de "Cocinar con amigos". No dejéis de visitarla, tiene unas estupendas recetas y ella es un encanto de persona: "Glo, cariño. Desde aquí decirte que eres maravillosa como persona y como cocinera. Estoy muy contenta de considerarme una amiga tuya blogueril y espero que, algún día, podamos traspasar las pantallas y conocernos en persona. Muchos besos, guapísima."

El otro blog es de Isabel de "Aliter Dulcia" , aunque hace muy poquito que la conozco, tiene un estupendo blog con unas recetas muy interesantes: "Isabel, me costó localizarte porque tu comentario no te enlazaba al blog...pero te encontré, jeje. Muchísimas gracias por el premio. Mil besos, guapa".

Aunque una de las condiciones de este premio es que lo entregue a mi vez a 12 personas, me vais a permitir que no siga la cadena y se lo entregue a todas aquellas personas que, cómo yo, están empezando en este mundo tan bonito y a la vez tan absorvente...  ¡¡El premio también es vuestro!!

viernes, 12 de noviembre de 2010

LA COCINA DE MIS AMIGOS: 5 CANAPÉS DE AMOR Y UN CHUPITO DE MELÓN DESESPERADO

Si os gusta la poesía, os habréis dado cuenta de que el título de esta entrada es un guiño a unos de mis poetas preferidos, Pablo Neruda (20 canciones de amor y una canción desesperada) Ayyyyy cómo me gusta aquello de " Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido"... Romanticona que es una, qué se le va a hacer...

Si, por el contrario, lo vuestro son más los quebrados y los números primos, y no habéis oído hablar de este poeta chileno en vuestra vida... pues ya tenéis hoy una lección de literatura aprendida ¡¡ea!!

Hoy, en el apartado de La cocina de mis amigos, voy a hablaros de mi amiga Imma. Ella es una de mis mejores amigas de toda la vida, de hecho nos conocemos desde... uffff, desde que tengo uso de razón. Por cierto, el motivo de la aclaración de antes, en cierta medida, va por ella, jejeje... lo suyo son las matemáticas puras y lo mío, las letras puras.... ya podéis adivinar de qué dos temas no hablamos nunca, jajaja

A lo que iba, que me disperso. Pues bien, mi amiga Imma nos invitó a cenar en su casa en el mes de Agosto, la verdad es que se lo curró bastante, ya que fue una cena de etiqueta. Quién se lo iba a decir a ella...  ¡¡antes de tener la Thermomix, no le gustaba la cocina!!

He pensado que los entrantes que nos puso ese día, os vendrán bien y os darán ideas para la fechas que se aproximan.

De izquierda a derecha: Chupito de melón con jamón, canapés de sobrada con tomate y tartaletas de paté de cangrejo.

De izquierda a derecha: Tartaletas de cebolla caramelizada, paté de queso de Cabrales y mini brocheta de melón con jamón.

CHUPITO DE MELÓN CON JAMÓN

Precalentamos el horno a 200º
Ponemos la pulpa de melón en el vaso junto con la sal al gusto y unas hojas de menta (opcional). Trituramos 3 minutos, velocidad progresiva 5-10.
Ponemos en un recipiente y reservamos en la nevera (tiene que estar muy frío).
Ponemos unas lonchas de jamón entre dos láminas de papel de horno y las tostamos de 6 a 8 minutos para que queden crujientes.
Servimos en vasos de chupito (ella lo hizo en copitas pequeñas) con un trocitos del jamón y unas gotas de nata líquida (opcional).

PATÉ DE CANGREJO

Ponemos en el vaso de la TH, 100 gr.de leche y una cucharadita de sal. En velocidad 4 y sin parar la máquina, vamos echando 300 gr de aceite de girasol por el bocal poco a poco, sin quitar el cubilete, hasta que quede como una lactonesa (estaremos alrededor de 2 minutos). Paramos la máquina y echamos 1 paquete pequeño de palitos de cangrejo, 1 huevo cocido y 2 lonchas de jamón de York. Mezclamos en velocidad 4 hasta que quede triturado al gusto (unos 20 segundos).

TARTALETAS DE CEBOLLA CARAMELIZADA

Troceamos unos 700 gr de cebolla en cuartos a velocidad 5, 4 segundos. Bajamos con la espátula.
Incorporamos 70 gr de mantequilla y 30 gr de aceite de oliva virgen extra y programamos 30 minutos, temperatura  varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara.
Añadimos 1 cucharadita de sal, 30 gr de caramelo líquido y un pellizco de pimienta. programamos 3 minutos, 100º, velocidad 1.
Esta cebolla, la podemos guardar en la nevera en un bote hermético y usarla en infinidad de recetas.
Montaje del canapé: Rellenamos las tartaletas con una cucharadita de cebolla y un trozo de queso de cabra encima. Gratinar hasta que se funda el queso.
También podemos ponerle, en lugar del queso, crujiente de beicon por encima (se hace de la misma manera que el jamón del chupito).

PATÉ DE QUESO DE CABRALES

Ponemos en el vaso 100 gr de queso de bola tierno, 100 gr de queso gruyère, 50 gr de mantequilla, 1 huevo y 100 gr de leche. Programamos 3 minutos, 90º, velocidad 8.
Añadimos 150 gr de queso de Cabrales (o azul, Roquefort...) y mezclamos 10 segundos, velocidad 6.
Comprobamos que queda una mezcla homogénea. de no ser así, mezclamos unos segundos más a la misma velocidad. Ponemos en un bol y dejamos enfriar mínimo 2 horas para que el paté quede más sólido.
Sugerencia: Queda delicioso sobre una base de galletas crackers. Mi amiga, además, le puso un boquerón encima.


Todas las recetas son para Thermomix. Creo que son muy fáciles de pasar al método tradicional, pero si queréis que os interprete alguna receta, sólo tenéis que silbar...  ains no, no vaya a ser que no os oiga. Mejor me lo ponéis en comentarios y os contesto.

lunes, 8 de noviembre de 2010

RICOTTA AL HORNO CON PISTO

Hoy quiero confesar...que cuando me casé no tenía ni pajolera idea de cocinar. Vamos, que por no saber, no sabía ni freír un huevo... Bueno la teoría de freír la sabía, pero la práctica...ayyy, la práctica era otra cosa.... Me daba tanto miedo el aceite hirviendo que me ponía en la puerta de la cocina y desde allí lanzaba los productos a la sartén... jajaja

Cuando iba a casa de mi madre llevaba libreta y boli en mano cogiendo apuntes:
-"Mamá, ¿cuánta cebolla le has echado?"
-"Pues una poca, hija, una poca."
-"Pero ¿cuánta es una poca, 1 cebolla, media, un cuarto?.... Y de sal ¿cuánta le has echado?"
- "Un puñadito, hija" -
- "¿¿¿Un puñadito??? Mamá...¡¡en gramos, por favor!!!

Y entonces mi madre me miraba con cara de resignación... creo que prefería prepararme unos tuppers para llevármelos a casa antes de enseñarme a cocinar, jajaja

Poco a poco me fui metiendo en este mundillo... a veces a la fuerza, ya que comer, había que comer cada día... pero el caso es que me fue gustando la cocina.

El otro día encontré en el trastero de casa una carpeta de aquella época con las recetas de mi madre, revistas y algún libro de cocina...¡¡ me hizo una ilusión tremenda!!! Alguna receta caerá en el blog, pero de momento os presento este pastel de queso que saqué de uno de esos libros. Un entrante diferente, muy rico y muy fácil.

Vamos a ello.



INGREDIENTES: (me salieron unos 8 flanes no muy grandes)
500 gr de ricotta
2 huevos ligeramente batidos
1-2 dientes de ajo bien picados
1 cucharada de tomillo fresco
Para el pisto:
300 gr. de calabacines sin pelar
150 gr. de pimientos rojos
150 gr. de pimientos verdes
300 gr. de cebollas
100 gr. de aceite.
2 botes de tomate natural troceado de 400 gr. y bien escurridos
Sal y pimienta al gusto.


PREPARACIÓN:
Precalentamos el horno a 180ª. Ponemos en un bol el ricotta, los huevos, el diente de ajo bien picado y el tomillo fresco troceado. Salpimentar y mezclamos todo bien. (En Thermomix 15 segundos, velocidad 4)
Ponemos la mezcla en moldes de silicona para cupcakes y golpeamos suavemente contra la superficie de trabajo un par de veces para eliminar las burbujas de aire.
Horneamos unos 30 minutos, dependiendo del horno. Tiene que estar firme y dorado.
Dejamos enfriar en una rejilla aplastándola de vez en cuando para eliminar las posibles burbujas de aire.

Para el pisto
Primero cortamos las verduras en trozos homogéneos

Método tradicional
Sofreímos a fuego moderado la cebolla con el aceite un par de minutos.
Añadimos los pimientos y seguimos cocinando unos 5 minutos más. Añadimos el calabacín un par de minutos sin dejar que se queme la cebolla y, cuando están las verduras blanditas, añadimos el tomate, la sal y la pimienta. Dejamos cocinar unos 20 minutos más, hasta que se haga el tomate y reduzca su jugo.
Método Thermomix
Troceamos las verduras en dos tandas 4 segundos en velocidad 4. Ponemos en el vaso el aceite y las verduras y programamos 15 minutos, Varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara.
Incorporamos el tomate, la sal y la pimienta al gusto, y programamos 20 minutos, Varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara.
 

Servir el ricotta con un poco de pisto al lado.
¡Qué te aproveche!

miércoles, 3 de noviembre de 2010

TARTA FLAMENCA... Y OLÉ!!

En los últimos días, paseando por los diferentes blogs que tengo de cabecera, no hacía más que ver "recetas terroríficas"... Cuántas ideas me habéis dado muchas de vosotras para mi próximo Jalogüinnnnnn, jejeje. Pero claro, yo, como al burro que le ponen la zanahoria delante, sólo tenía en mente la tarta flamenca que iba a preparar para esa noche.... Sí, sí, habéis leído bien.... Cuando todo el mundo desempolvaba el disfraz de vampiro, momia, etc... nosotros buscábamos flores para el pelo, castañuelas y abanicos para celebrar una fiesta flamenca por todo lo alto en casa de mi hermana...Así de raros somos en mi familia, jajaja

En nuestra defensa diré que nos lo pasamos de miedo... y los vecinos de mi hermana... ellos sí que pasaron una noche de terror con las sevillanas a toda caña... ¿¿¿eso cuenta como Halloween???? jajajaja

El caso es, que después de mirar y mirar por Internet, me decidí por la tarta de estrellas que yo cambié por lunares... ¿a qué soy original?????

Para darle un toque más andaluz, le hice una peineta de chocolate (poniéndole unos palillos en la base para aguantarla) y una rosa de mazapán. La técnica podéis verla aquí y la receta del mazapán aquí en el blog de Cane (aunque yo tuve que amasarlo 2 minutos a velocidad espiga porque no se me quedaba compacto...no sé, a lo mejor fue porque el colorante era líquido)

La tarta la vi en en varios blogs, pero yo la copié de Tartas Provocativas. Geniales las tartas que tiene en su blog, no dejéis de visitarlo.

INGREDIENTES:
Para la plancha de bizcocho
3 huevos
100 g de azúcar
100 g de harina

Para la plancha de bizcocho de chocolate
3 huevos
100 g de azúcar
80 g de harina
20 g de cacao puro en polvo


Para la mousse de chocolate con mermelada de naranja
500 de chocolate negro (yo Nestlé Postres)
12 claras de huevo (en Mercadona venden botes de 9 claras de huevo pasteurizadas. Va genial para este tipo de preparaciones)
80 g de azúcar
600 g de nata para montar
Mermelada de naranja al gusto


PREPARACIÓN:
Para la plancha de bizcocho
Se blanquean los huevos con el azúcar, batiendo con varillas durante 12-15 minutos (En Thermomix, con mariposa, 6 minutos, 37º, velocidad 3 y 1/2, y otros 6 minutos a la misma velocidad pero sin temperatura).
Se añade la harina, tamizada, y se mezcla suavemente. (En Thermomix, 6 segundos en velocidad 3).
Se vierte sobre una bandeja de horno cubierta con papel de horno y se hornea a 180º durante 6 minutos (si vuestro horno es de aire; si no, tendréis que alargar la cocción 2-4 minutos .


Para la plancha de bizcocho de chocolate
Se blanquean los huevos con el azúcar, batiendo con varillas durante 12-15 minutos (En Thermomix, con mariposa, 6 minutos, 37º, velocidad 3 y 1/2, y otros 6 minutos a la misma velocidad pero sin temperatura).
Se añade la harina junto con el cacao, tamizados, y se mezcla suavemente. (En Thermomix, 6 segundos en velocidad 3).
Se vierte sobre una bandeja de horno cubierta con papel de horno y se hornea a 180º durante 6 minutos (si vuestro horno es de aire; si no, tendréis que alargar la cocción 2-4 minutos) .


Para la mousse de chocolate
Se monta la nata y se reserva en el frigorífico.
Se montan las claras con el azúcar.
(Si lo hacéis en Thermomix yo os aconsejaría primero montar las claras, ya que si el vaso tiene algo de grasa de la nata, no os montarán)
Se derrite el chocolate en el microondas en un bol grande (hacerlo en periodos pequeños de minuto a minuto, vigilando para que no se os queme).
Se vierten las claras sobre el chocolate y se mezcla muy suavemente para que no se bajen.
Finalmente, se integra la nata a la mezcla y se añade la cantidad deseada de mermelada de naranja.
 
MONTAJE DE LA TARTA
De la plancha de bizcocho se recorta un círculo del mismo tamaño que la base del molde.

De la plancha de bizcocho de chocolate se recortan tiras del mismo ancho que la altura del molde, tantas como hagan falta para cubrir todo el perímetro del molde.

De la plancha de bizcocho circular, con un cortapastas, se recortan círculos, y se hace lo mismo con las tiras de bizcocho de chocolate.

Se pone la parte el bizcocho circular en la base del molde, con la parte más bonita tocando la base (esto es muy importante, poned la parte del bizcocho que no se agarra tocando la base, pues luego será la cara de arriba). En los huecos de los círculos se meten los de chocolate que recortamos de las tiras.

Se cubren los bordes del molde con las tiras de chocolate, con la parte más bonita tocando las paredes del molde, y en los huecos de los círculos se meten los blancos.

Se rellena el molde con la mousse, se alisa la superficie y se congela, de esta manera la tarta se desmoldará perfectamente y no se nota en absoluto que ha estado congelada. 

UN CONSEJO...  PARA QUE NO TROPECÉIS CON LA MISMA PIEDRA QUE YO: 
Haced la tarta en un molde desmontable de 22 cms. ya que la cantidad de mousse está indicada para ese tamaño (o eso o haced más mousse). Yo la hice en una de 24 y me faltó. Mientras estaba aún congelada estaba preciosa, pero luego, al ir pasando las horas, se fue bajando el bizcocho... menos mal que a la hora de la tarta ya estábamos todos pedos y nadie se dio cuenta, jajaja

Y por último también hice estos bombones con forma de abanicos y zapatos. Son de chocolate negro y de chocolate con leche a los que le añadí un poco de crocanti de almendras (Vahiné).

Los moldes son de la marca Silikomart y son una verdadera maravilla. Se desmoldan muy fácilmente y con el mínimo esfuerzo.

¡Va por Ustedes!

miércoles, 27 de octubre de 2010

CREMA DE ZANAHORIAS

¡¡Por fin toca algo sano!! Pero no, no se vayan todavía... aún hay más... jajaja


Digo sano porque es una cremita de verduras, pero os puedo garantizar que es una de las mejores que he probado nunca...  y los que aún no lo habéis hecho ¿queréis hacer la prueba?


Lo tiene todo, es super fácil de hacer, baratita, sana y lo mejor de todo... está buenísima. Es tan versátil que tanto te sirve para un platito de diario, como para vestirla de fiesta y sacarla en una cena con invitados... ya verás cómo se sorprenden con su textura aterciopelada al paladar...


Bueno ¿qué? ¿os la estoy vendiendo bien... o sigo? Vale, vale, no me enrollo más y os pongo la receta.


La receta, aunque la había visto en varios sitios, me acabo de convencer en el blog de Canelona. Si mi querida Alicia, que odia las zanahorias, hablaba tan bien de la cremita en cuestión, eso había que catarlo.


INGREDIENTES (para 4 personas):


400gr de zanahorias
200gr de puerros
250gr de patatas
1 diente de ajo
40 gr de aceite
750 1 litro de caldo de pollo o verduras (se puede sustituir por agua con una pastilla de caldo)
Pimienta al gusto
6 quesitos
Cebollino para adornar (opcional)


PREPARACIÓN:


Ponemos todos los ingredientes en el vaso excepto los quesitos,  las verduras cortadas a rodajas no muy gordas.


Programamos 30 minutos, temp. 100º, vel. 1. Con el cubilete de lado para que salga vapor y no se desborde. (Sin Thermomix, cocemos las verduras con el caldo 30 minutos)


Finalizado el tiempo, abrimos y echamos los quesitos, mezclamos 30 segundos, vel. 5-10. (Sin Thermomix, echamos los quesitos y trituramos con una batidora)


Comprobamos la textura, ya que si te gusta más líquida tendrás que añadir un poquito más de caldo o agua y remover 30 segundos más a la misma velocidad.


¡Sopla que quema!

lunes, 25 de octubre de 2010

CARQUINYOLIS: O DE COMO SE RODÓ "MUJERES AL BORDE DE UN ATAQUE DE NERVIOS"

Whole kitchen, en su Propuesta Dulce para el mes de Octubre nos invita a preparar un clásico de la repostería italiana los Biscottis.


Biscotti en Italia (o también llamados cantuccini), carquinyolis en Cataluña o rosignoles en Valencia... depende de dónde vivas, los llamarás de una manera u otra.

Originalmente, se trataba de una masa de harina, azúcar, huevo y almendra, sin ningún tipo de grasa ni leche, aunque en algunas ocasiones se encuentran recetas con mantequilla.

Se suele servir con un vino dulce y se moja en el mismo, antes de llevarlo a la boca. Yo los he servido con un vino dulce, típico de mi tierra, un Garnatxa de l'Empordà... uhmmmm




Sí, sí... ya sé que muchos de vosotros os estaréis preguntado por el título de esta entrada... y no, no me he vuelto loca, aunque ha faltado poco... eh??


Seguro que muchos de vosotros recordará un programa que presentaba Jordi Hurtado, allá por el año 1985 (cachis!! ya habéis adivinado que nací mucho antes de ese año... ) y que se titulaba: "Si lo sé no vengo".... pues bien, eso es lo que he pensado esta mañana mientras estaba haciendo esta receta.


Os cuento:


10.00 h. Me despierto con una sonrisa en los labios...hoy es domingo, estoy feliz, los pajaritos cantan...ah, no, quién canta es mi nene: "Estrellita del lugar, lalala"... le doy un codazo a mi maridito y le digo: "Nene, levántate que hay que dar de comer al canario", jajaja


10.30 h. Después del desayuno me dispongo a hacer mis carquinyolis... hoy toca comida en casa de mis padres y así los llevaré para después de comer... nada más bonito que engordar juntos en familia...


11.00 h. Ya sólo me falta el último paso, antes de hornear por primera vez... "Por favor Álex, sal de la cocina y...no, no toques el horno que quema muchoooo"... ¡¡Merde!! (en francés queda mucho más fino) digo mirando el cuenco con las almendras partidas, las perlas de chocolate y unas pocas guindas troceadas...ya se me olvidó  agregarlas en el último paso para "integrarlas uniformemente".... Bueno, bueno, tranquilidad... no pasa nada...


11.30 h. Estoy intentado despegar la masa de los dichosos carquinyolis de la encimera de la cocina... y mira que he espolvoreado medio kilo de harina en ella... y ni con esas... "Cariñoooo, ¿¿¿dónde tienes la espátula esa para rascar el cemento???....


12.00 h. Intento trasladar la mitad de la masa (la otra se ha quedado pegada en mi encimera...¡¡qué haría sin  mi KH7!!) a la bandeja del horno y ya pensando en poner un comentario en la web de Whole kitchen dicendo: "Queridas moderadoras, siento comunicarles que, si saben contar...esta vez, no cuenten conmigo..."


12.15 h. A ver, que no cunda el pánico, parece que la masa por fin parece tener algo de forma...aunque no precisamente de nada demasiado apetecible, todo hay que decirlo... pero en fin, vamos a darle el beneficio de la duda...Venga, le voy a hacer una fotito por si acaso...

12.45 h. Bueno, una vez horneado no tiene tan mala pinta...además la casa huele de maravilla...ayyy, mujer de poca fe...

13.00 h. Vaaaaale, cortarlos tampoco ha sido tan difícil...Ya voy cantando por la casa...."Este partido, lo vamos a ganar, oeoeoe"


13.30 h. Al final hasta han quedado bonitos, jajaja...Ya se me pasó el disgusto...La fotito rápida de turno y....zumbando para casa de mis padres... Hoy, como cada domingo, llegamos tarde para comer...pero esta vez, lo compenso, jejeje
 
INGREDIENTES PARA RECETA BASE:


260 gr. de harina
150 gr. de azúcar blanco
3 huevos
145 gr. de almendras, tostadas y picadas gruesas.
5 gr. de levadura en polvo (yo le he echado medio sobre)
1 pizca de sal
1 cdta. de extracto de vainilla


Podemos añadir cualquier otro fruto seco a la masa, como nueces, piñones, avellanas, así como fruta escarchada, ralladura de limón o naranja, etc..
Yo he optado por añadir a la receta base, unas perlas de chocolate y unas guindas troceadas.


PREPARACIÓN:


Encendemos nuestro horno y lo precalentamos a 180º.


En una bandeja de hornear extendemos las almendras, la introducimos en el horno, y las dejamos hornear durante unos 8-10 minutos, hasta que se doren ligeramente. Las retiramos del horno, las dejamos enfriar y luego las cortamos en trozos gruesos. Reservamos.


En un bol batimos ligeramente los huevos junto con los extractos y reservamos.


En el cuenco de nuestra batidora eléctrica  combinamos el azúcar, la harina, la levadura y la sal, sólo unos segundos, seguidamente añadimos la mezcla de huevos poco a poco, y batimos hasta conseguir una masa más firme. Agregamos las almendras, mezclamos hasta integrarlas uniformemente. (En Thermomix, todo el rato a velocidad 5, pasados unos segundos, sin parar la máquina, añadimos la mezcla de los huevos poco a poco por el bocal, agregamos las almendras y los ingredientes extras que quieras poner y dejamos mezclando unos segundos más)


Pasamos la masa a una superficie harinada (es una masa muy pegajosa....¡¡¡ y qué lo digan!!!!) y le damos forma rectangular a modo de rollo, luego podemos optar por dejarla de una sola pieza, nos quedarán más grandes o dividirla en dos.


Una vez dividida, la pasamos a la bandeja donde la vayamos a hornear y la introducimos en el horno durante unos 30 minutos, o hasta que veamos que está firme al tacto y ligeramente dorado.


Sacamos la masa del horno, lo dejamos enfriar ligeramente durante unos 10 minutos. Lo cortamos en rodajas de unos 2 cm, lo volvemos a poner sobre la bandeja de hornear de forma organizada, lo introducimos nuevamente en el horno durante 10 minutos, pasado este tiempo, lo sacamos, le damos la vuelta a las piezas y lo volvemos a introducir otros 10 minutos más.


Lo retiramos del horno y lo dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.


Se conservan estupendamente sobre un recipiente hermético.




Y por último, decirte que, si me has leído hasta aquí... te mereces un monumento en la Plaza Mayor de tu ciudad y/o pueblo... Dime dónde es, que yo mando la instancia a tu Ayuntamiento, jajaja

miércoles, 20 de octubre de 2010

TARTA DE MOJITO: NIÑOS ABSTENERSE

Esta tarta la vimos, mis compis de oficina y yo, un día que estábamos buscando por internet unos datos sobre los balances estadísticos contables... y sin saber cómo ni por qué (palabrita de nenas buenas) nos apareció la web de Menorcana  y su tarta de mojito que nos dejó embelesadas delante del ordenador .... varios minutos, nada, fueron segunditos de nada...  ehem, un besito jefe!!!!

Era tan bonita y tenía, precisamente, los ingredientes de nuestra bebida favorita, así que me puse manos a la obra en cuanto tuve ocasión ( creo que al día siguiente, jejeje) Ni le puse, ni le quite nada, era perfecta como era... ¡¡hasta me copié en la decoración!!!!!


INGREDIENTES:


Para la base: 
200 gr. de Galletas Bocaditos de Limón (o al gusto)
50 gr. de Mantequilla
1 chorrito de ron


Para el relleno: 
1 sobre de gelatina neutra
300 gr. de queso crema (tipo Philadelphia )
Zumo y ralladura de 3 limas
100 gr. de azúcar moreno
½ vaso de ron
1 vaso de agua
1 manojo de hojas de Hierbabuena (al gusto)


Para la cubierta: 
1 sobre de gelatina de limón Royal
½ litro de Agua
Colorante verde (opcional)


PREPARACIÓN:
Para hacer la base, triturar las galletas, añadir la mantequilla fundida y el ron. Mezclar bien hasta conseguir una masa homogénea.
Colocar la mezcla en el fondo de un molde desmontable (yo lo hice en moldecitos individuales) y presionar con el dorso de una cuchara extendiéndola por toda la base. Reservar en la nevera.


Para hacer el relleno, poner en el vaso el ron, el agua y el azúcar y programar 5 minutos, 80º, velocidad 2. Añadir la hierbabuena, el zumo y ralladura de las limas, programar 20 minutos, 80º, velocidad 2. Dejar enfriar y colar. (Sin Thermomix calentar el ron, el agua y el azúcar, remover hasta que el azúcar esté completamente disuelto. Añadir la hierbabuena, el zumo y la ralladura de las limas, hervir a fuego muy suave durante 20 minutos. Dejar enfriar y colar) 
Agregar la gelatina y mezclar durante 2 minutos, 50º velocidad 4, añadir el queso y programar 2 minutos, velocidad 3. ( Sin TH volver a calentar un poco y disolver la gelatina neutra, añadir el queso y remover hasta que esté todo bien mezclado) 
Verter la mezcla sobre la base de galletas y meter en la nevera hasta que cuaje.


Para hacer la cubierta, disolver la gelatina de limón en 250 ml. de agua hirviendo, remover hasta que esté completamente disuelta. Añadir 250 ml. de agua fría y remover. Poner unas gotas de colorante verde y dejar enfriar.

Verter sobre la crema ya cuajada y mantener en la nevera, mejor de un día para otro.


Desmoldar y servir con una rodaja de lima, unas hojitas de hierbabuena y sirope de menta.

Hasta la próxima.... HIP!!

lunes, 18 de octubre de 2010

CHILI CON CARNE

Whole kitchen en su Propuesta Salada para el mes de Octubre nos invita a preparar todo un clásico de la cocina Tex-Mex, un Chili con Carne

Ayyyyy, cómo diría mi amigo Jorge Berrocal:  "¿Quién me pone la pierna encima para que no levante cabeza??" ... Yo, que me había propuesto esta semana empezar a hacer un poco de dieta... y ¿qué hacen los de Whole kitchen??? Nos proponen un Chili con carne... pues venga, algo suavecito para empezar la semana con buen pie.

Y claro, no podía hacer yo un simple chili y acompañarlo con arroz, cosa que le hubiera bajado considerablemente el aporte calórico, pues no,  la niña (léase, una servidora) se ha acordado de un libro americano que hace tiempo cayó en sus manitas (y eso que mi inglés no pasa del típico: "Wait a moment, please" o del socorrido "What is your name?".... eh?, Lucía, jejeje) Pero las fotos eran tan especificas que sobraban las palabras, jajaja

El proceso es sencillo, simplemente vamos alternando tortillas de trigo, chili con carne y queso cheddar rallado, así hasta completar las 8 tortillas. Para finalizar acabamos con tortilla y echamos queso rallado por encima. Horneamos 15 minutos a 180ºC. Se sirve con un poco de nata agria encima y dados de tomate.


El chili es una comida típica de la cocina mexico-estadounidense, uno de los platos principales de lo que se denomina Cocina Tex-Mex.

Sobre el origen de este plato existen muchas discrepancias, ya que aunque solemos relacionarlo con la cocina mexicana, nos encontramos ante el plato oficial del Estado de Texas, en Estados Unidos

INGREDIENTES:

2 cebollas medianas
2 dientes de ajo
2 zanahorias medianas
2 pencas de apio (yo no puse)
2 pimientos rojos
1 cdta. de guindilla en polvo
1 cdta. de comino molido
1 cdta. de canela molida
Sal marina
Pimienta negra recién molida
700 gr. de alubias rojas cocidas (yo puse frijoles negros enteros "La Costeña")
800 gr. de tomate de lata troceado
500 gr. de carne de ternera picada
1 manojo de cilantro fresco
2 cdas. de vinagre balsámico
Aceite de oliva

PREPARACIÓN:

Pelamos y picamos muy fino las cebollas, el ajo, las zanahorias y el apio. Continuamos partiendo por la mitad los pimientos rojos, retiramos los tallos y las semillas y lo picamos. (En TH, 7 segundos, velocidad 4)

Ponemos en una cazuela a fuego medio el aceite y vertimos todas las verduras que hemos picado, añadimos la guindilla, el comino, la canela, la sal y la pimienta, lo dejamos freír todo durante unos 7 minutos sin dejar de remover o hasta que veamos que las verduras estén tiernas. (En TH, 7 minutos, temperatura 100º, velocidad 1)

Agregamos la carne picada, y la vamos deshaciendo con la espátula de madera hasta que nos quede suelta, seguidamente añadimos el tomate y las judías. Agregamos unos 400 ml. de agua. (En TH, 8 minutos, temperatura 100º, giro izquierda, velocidad cuchara. Ah! y yo en este paso aún no puse las judías)

Del cilantro sólo vamos a utilizar los tallos, que picaremos muy finito, lo añadimos a la cazuela. Añadimos el vinagre balsámico, lo salpimentamos un poco más.

Lo llevamos a ebullición y una vez llegado a este punto lo dejamos cocer todo a fuego bajo con un suave hervor, con la cazuela medio tapada durante una hora, removiendo de vez en cuando para que no se pegue.(En TH, 60 minutos, temperatura 90º, giro izquierda, velocidad cuchara, y con el cubilete medio puesto. Por último he añadido las judías 5 minutos, velocidad 100º, giro izquierda, velocidad cuchara).


 Algunos consejos:

La receta que he realizado es la misma que nos han propuesto en Whole kitchen, aunque os pongo entre paréntesis cómo lo he hecho yo con Thermomix. Comentaros también que yo he hecho la mitad de la receta, pero si la hacéis toda y queréis hacerla en la TH, yo no pondría todo el agua que pone, ya que corremos el riesgo de que se nos sobresalga. Yo pondría 100 de agua e iría controlando la cocción y si vemos que necesita más se la vamos añadiendo.

En lugar de mi presentación, podéis optar por servirlo con un acompañamiento de arroz, enrollado en una tortilla de trigo o encima de una patata asada.




lunes, 11 de octubre de 2010

UNA DE ALBÓNDIGAS RELLENAS

Lo siento mucho por los que no tenéis Thermomix, pero he descubierto las mejores albóndigas que he comido nunca; blanditas, super sanas y sin apenas ensuciar la cocina... ¿Cómooooooo? pues con mi querida maquinita y su gran, y a menudo olvidado, ayudante: El Varoma.


Para los que no estéis familiarizados con el término, el Varoma es un recipiente con tapa que, poniéndolo encima de nuestro robot, nos permite cocinar a vapor mientras debajo hacemos la salsa...


Estas albóndigas en cuestión se las vi a mi querida Morguix y pensé...¿por qué no?, he hecho albóndigas fritas en sartén, en el horno... pero ¿al vapor y sin harina?... ayyy, mujer de poca fe. El resultado: ¡¡FABULOSO!! En mi casa tanto mi marido como mi nene las devoraron.


Como dice aquel famoso anuncio, a partir de ahora en mi casa, el freír se va a acabar, jajaja... bueno al menos albóndigamente hablando (no, no la busquéis en el diccionario que esta palabreja me la acabo de inventar, jeje)

 INGREDIENTES:


Para formar las albóndigas
500 gr de carne de ternera picada
Miga de pan remojada en leche (algo menos de media rebanada de pan de molde sin corteza)
1 diente de ajo
Perejil
1 huevo
Salchichas tipo Frankfurt (son para el relleno, pero si no os gusta, las podéis sustituir por lo que queráis, un poco de paté, un poco de queso, huevo duro etc... u optar por no rellenarlas)


Para la salsa:
2 cebolletas pequeñas
Medio pimiento verde
Medio pimiento rojo
1 calabacín pequeño
2 zanahorias
50 gr de Oporto
Sal
Pimienta
1/2 pastilla de caldo o ½ cucharada de concentrado de verduras
Hierbas provenzales
Especias “Toque Italia” o a gusto*
1 tomate rallado o 50 gr de tomate triturado de lata
250 gr de agua
50 gr de aceite de oliva.


*El Toque Italia es un bote de diferentes especias que se encuentra ya en muchos supermercados, está compuesto por tomate seco, sal marina, pimienta negra, ajo, pimiento seco, aceitunas, cebolla y albahaca.


PREPARACIÓN:


Ponemos en un bol la carne picada, el ajo y el perejil picados finitos, la miga de pan bien escurrida, la sal y el huevo. Amasamos bien y dejamos reposar media hora.


Ponemos el pimiento, calabacín, zanahoria y cebolleta , y un poco de perejil, en el vaso de la Thermomix, y picamos todo en velocidad 4 durante 6 segundos. Bajamos con la espátula lo que se haya quedado en las paredes.


Añadimos el aceite y programamos 10 minutos, temperatura varoma, velocidad 1.


Mientras se va rehogando la verdura, rallamos el tomate y vamos formando las albóndigas. Al formarlas, ponemos un trozo de salchicha Frankfurt en medio.


Untamos con un poquito de aceite la bandeja del Varoma (si no caben todas en una, utilizaremos las dos bandejas).


Al acabar el rehogado, agregamos al vaso el tomate, el vino, el agua, las especias, y la media pastilla de caldo o media cucharada de concentrado de verduras.


Ponemos encima del vaso el recipiente Varoma, y programamos 30 minutos, temperatura Varoma, velocidad 2.


Retiramos el Varoma y sacamos las albóndigas a la fuente de servir. Recogemos los jugos que haya podido soltar la carne y estén en el recipiente y los agregamos al vaso de la Thermomix. Y trituramos la salsa a velocidad 9 durante 20 segundos. La vertemos encima de las albóndigas, y servimos.


¿A que no puedes comer sólo una?

miércoles, 6 de octubre de 2010

TOCINILLOS DE FOIE

Estos tocinillos los vi en el blog de Su de Webos Fritos y me encantó la idea. Yo los varié un poco, ya que ella los prepara con calabaza confitada y yo, con lo perezosa que soy (vaaaale... lo reconozco) lo cambié por mermelada de naranja que creo que le va de maravilla al foie. De todas maneras, si quieres preparar la calabaza no dudes en visitar su blog, dónde te lo explica de maravilla.

Si tengo que ser sincera, me dieron una lata increíble y hasta el último momento no supe si los iba a servir o no. El motivo... ¡no se me cuajaban en el horno!! Y eso que los tuve una hora a 120º. Al final decidí suprimirlos del menú. Como estábamos entre amigos y hay confianza, pensé en decirles:

- Si tenéis ganas de saber qué es eso de los "Tocinillos de Foie", tendréis que volver otro día, porque son muy vergonzosos y... no paran de temblar, jajaja

Pero cual fue mi sorpresa que, cuando ya habían llegado los invitados y tenía casi todos los platos listos, decidí desmoldar uno y... ¡estaba cuajado! El tiempo de reposo fuera del horno (calculo que fue una media hora) les sentó de maravilla.

Moraleja:  Si no eres parte de la solución, eres parte del problema

INGREDIENTES:

250 g. foie fresco
9 yemas de huevo
100 ml. leche
Sal
Pimienta negra molida

Para decorar:
Mermelada de naranja o mandarina

Para el caramelo:
100 g. azúcar
Agua

PREPARACIÓN:

Primero hacemos un caramelo poniendo a cocer el azúcar con un poco de agua hasta que se forme el caramelo. Caramelizamos el fondo y las paredes de las flaneras o moldes elegidos.

Calentamos la leche con una pizca de sal y pimienta. Cuando hierva retiramos del fuego y añadimos el foie en trozos. Trituramos unos segundos, vel 5-10 (o con la batidora) y lo pasamos por un colador para quitar posibles hilillos del entreverado del foie. Añadimos las yemas batidas a la mezcla y rellenamos los moldes.

Encendemos el horno a 120º. Ponemos los moldes dentro de una bandeja con un poco de agua para hornear al baño maría hasta que se vean cuajados.

Desmoldamos y adornamos con un poco de mermelada, intentando ponerles una tira de la piel de naranja encima.