Blogging tips

viernes, 12 de diciembre de 2014

MARQUESAS... un dulce muy noble

No sé si habéis notado (frase irónica) que estamos en plena temporada de turrones, polvorones, nevaditos, mazapanes, roscones de vino... uff me empacho sólo con escribirlo, jajaja. Yo os tengo que confesar que no soy demasiado de estos dulces, de hecho en mi casa sólo los tengo si voy a hacer la cena de Navidad yo y compro los justos y necesarios, ya que siempre sobran... exceptuando el turrón de chocolate, claro, con un niño en casa, de ese nunca hay suficiente, jeje.

Pero hay unos dulces que sí que me gustan bastante y son las marquesas. De hecho estas delicias son ideales para tomar de merienda con un café en cualquier momento del año, pero yo siempre las he asociado a las Navidades. Para los que os lo preguntéis, las marquesas son como un bizcocho de almendras pero no tan esponjoso, es más denso, muy parecido en textura y sabor a la tarta de Santiago.


La presentación usual de estos dulces son en cápsulas cuadradas, pero yo tenía estas preciosas que me ha regalado, en el Amigo Invisible del Desafío, mi queridísima Leila de La Nueva Cocina de Leila, y me apetecía un montón estrenarlas.


MARQUESAS 

INGREDIENTES
240 gr de azúcar
La piel de 1/2 limón o lima (sin parte blanca)
250 gr de almendra molida
40 gr de harina de repostería
40 gr de harina de maíz refinada (Maizena)
1 cucharadita de Levadura tipo Royal
4 huevos
*La receta dice que con estas cantidades dan para 30 unidades. Yo hice la mitad de ingredientes (si los hago todos me los como yo...y no es plan, jeje) y me salieron sólo 8. Supongo que mis cápsulas eran bastante más grandes.


PREPARACIÓN
Con Thermomix
Precalentamos el horno a 200º.
En el vaso ponemos 120 gr de azúcar y la pulverizamos 20 segundos a velocidad 10. Hecho el azúcar glas, quitamos dos cucharadas que reservamos para espolvorear al final. Añadimos la piel de limón (o lima, particularmente me encanta el aroma de esta última y es la que utilizo) y programamos 15 segundos a velocidad 10. Echamos la almendra molida, la harina, la Maizena y la levadura. Mezclamos 10 segundos a velocidad 10 y reservamos en un bol.
Colocamos la mariposa en las cuchillas y echamos los huevos y los otros 120 gr de azúcar. Programamos 6 minutos, temperatura 37º y velocidad 3 1/2. Después volvemos a programar sin temperatura 6 minutos más a velocidad 3 1/2.
Quitamos la mariposa y le añadimos la mezcla de secos reservada en el bol. Mezclamos 6 segundos a velocidad 5 y terminamos de mezclar con la espátula.  
Rellenamos las cápsulas de papel (cuadradas o redondas), no los llenéis hasta arriba.
Introducimos en el horno, bajamos la temperatura a 180º y horneamos unos 15 minutos o hasta que estén doradas.
Ponemos sobre una rejilla, espolvoreamos con el azúcar glas reservado y dejamos enfriar del todo. 

Fuente: Revista Thermomix 50


Sin Thermomix
Precalentamos el horno a 200º.
En una picadora, o similar, molemos 120 gr de azúcar. Hecho el azúcar glas, quitamos dos cucharadas que reservamos para espolvorear al final. Añadimos la piel de limón (o lima, particularmente me encanta el aroma de esta última y es la que utilizo) y molemos un poco más. Echamos la almendra molida, la harina, la Maizena y la levadura le damos unos golpes más y reservamos.
Nota: Si no tenéis aparato para moler, podéis utilizar la misma cantidad de azúcar glas y con un rallador, rallaremos la piel del cítrico.
En un cuenco echamos los huevos y los otros 120 gr de azúcar y batimos hasta blanquear.
Le añadimos la mezcla de secos reservada en el bol. Mezclamos con la espátula.  
Rellenamos las cápsulas de papel (cuadradas o redondas), no los llenéis hasta arriba.
Introducimos en el horno, bajamos la temperatura a 180º y horneamos unos 15 minutos o hasta que estén doradas.
Ponemos sobre una rejilla, espolvoreamos con el azúcar glas reservado y dejamos enfriar del todo.


Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo

O en mi página del Facebook 

https://www.facebook.com/anadieamargaundulce

martes, 9 de diciembre de 2014

ENSALADA DE RÚCULA, VIEIRAS Y GAMBAS con vinagreta sencilla de miel y mostaza

Cuando pensamos en una receta para Navidad, tendemos a complicarnos demasiado con platos muy elaborados y eso no tiene porque ser así. ¿Qué os parece un menú compuesto por ensalada de entrante y alguna carne al horno de plato principal? Pero para dar el toque de efecto, y que tu cuñado pijo no te mire con cara de vaca jeje, esta ensalada tiene que ser diferente. Y ojo, que diferente no tiene porque significar complicada. Para nada.

 
La ensalada que os traigo hoy tiene una combinación exquisita y a prueba de los paladares más exigentes: La rúcula y la vieira. Para abaratar el coste, podéis usar vieiras de las que vienen congeladas. No sólo os ahorraréis dinero, además nos libraremos de tener que limpiarlas. Si queréis ver más platos que elaboro con vieiras, podéis ir a mi receta estrella de las Navidades, vieiras al horno o a este espectacular arroz caldoso con gambas y vieiras. 

Además en este post, vamos a aprender a hacer una vinagreta muy sencilla en un tarro. Para prepararla no necesitaréis ni aparatos sofisticados, ni batidoras, ni varillas... tan sólo uno de esos tarros que tenemos en casa de alguna mermelada u otro tipo de conserva que ya hemos terminado. Mi consejo es que lo lavéis bien, a mí me gusta hacerlo en el lavavajillas, y lo guardéis exclusivamente para emulsionar vinagretas. Es un tip que os regalo para estas Navidades. De nada, de nada...


ENSALADA DE RÚCULA, VIEIRAS Y GAMBAS con vinagreta sencilla de miel y mostaza 

INGREDIENTES 
Rúcula o mezcla de rúcula y canónigos
Tomates cherrys
1 cucharada de aceite
2 vieiras por persona
4 gambas (o langostinos) por persona
2 dientes de ajo
Un poco de cayena (al gusto, dependerá si nos gusta más o menos picante)
Parmesano para decorar


PREPARACIÓN 
En una sartén ponemos el aceite y sofreímos el ajo picado junto con la cayena. Antes de que se nos queme el ajo, añadimos las gambas, salamos un poco y las tendremos en el fuego unos 3 minutos. Reservamos tapadas mientras hacemos las vieiras. En la misma sartén, podemos añadir un poco más de aceite y vamos a hacer las vieiras a la plancha. Les pondremos un poco de sal y pimienta y las hacemos 2 minutos por un lado, les damos la vuelta y las tendremos 1 minuto más por el otro lado.

Para montar el plato, primero ponemos un poco de rúcula o la mezcla elegida, añadimos los tomates cherrys partidos por la mitad, echamos las gambas que teníamos reservadas (acordaros de quitar la cayena) y por último colocamos las vieiras a la plancha.

Aliñamos en el último momento con la vinagreta y unas lascas de queso parmesano.

VINAGRETA DE MIEL Y MOSTAZA 

INGREDIENTES 
4 cucharadas de aceite de Oliva Virgen Extra
2 cucharadas de vinagre de Módena
2 cucharadas de mostaza de Dijón
2 cucharadas de miel
Sal y pimienta
Cebollino en trocitos (opcional)


PREPARACIÓN 
Ponemos todos los ingredientes de la vinagreta en el tarro, cerramos con la tapa y sacudimos enérgicamente. Servimos.

Nota: Saldrá vinagreta para 3 o 4 personas, si queremos más raciones, simplemente doblaremos las cantidades.
Podemos sustituir el vinagre de Módena por cualquier otro al gusto. Queda también genial con un vinagre de sidra y el color de la vinagreta quedará más clarito.
El cebollino es totalmente opcional.



Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo


O en mi página del Facebook 



https://www.facebook.com/anadieamargaundulce




viernes, 5 de diciembre de 2014

TURRÓN DE CHOCOLATE Y GALLETAS CRUJIENTE

Lo prometido es deuda y aquí estoy con la segunda entrada de esta semana. ¿Qué es una Navidad sin turrón? Es más, ¿qué es una Navidad para un niño, sin turrón de chocolate? Pues hoy os traigo uno delicioso con galletas y Maltesers. Lo vi en la revista de Thermomix de Navidad de este año y lo encontré tan fácil... ya sabéis lo que me gusta a mí esa palabrita, que me puse enseguida manos a la obra. Aunque os tengo que advertir que de la revista sólo me copié de los ingredientes, ya que la forma de preparar este turrón me pareció un poco rara. Creo que hay una errata ya que en ningún momento funden el chocolate, sólo lo trituran. Por ese motivo, decidí saltarme la receta y hacerlo a mi manera. Como siempre, aquí tenéis la explicación con y sin Thermomix.


TURRÓN CRUJIENTE DE CHOCOLATE

INGREDIENTES Para 2 unidades
400 gr de chocolate fondant en trozos
130 gr de mantequilla en trozos
40 gr de sirope dorado o miel de caña (yo jarabe de arce)
150 gr de galletas tipo Digestive cortadas en trozos (preferiblemente de naranja o de frutos rojos como usé yo)
130 gr de bolas de cereal cubiertas de chocolate tipo Maltesers (mejor si son pequeñas, yo usé de las grandes y sobresalían un poco)
Opcional para decoración: chocolate blanco
 
Esta cantidad da para dos tabletas, si queremos hacer sólo una, tendremos que poner solo la mitad de ingredientes.


PREPARACIÓN
Con Thermomix 
Echamos el chocolate troceado y trituramos un poco con golpes de turbo. Añadimos la mantequilla y el sirope y programamos 3 minutos, 50º, a velocidad 1. Una vez acabado el tiempo, volvemos a programar 1 minuto, esta vez sin temperatura, a velocidad 2. 
Echamos el chocolate en un molde de silicona o en otro tipo de molde forrado con papel de hornear. Otra opción es cortar 1 brik de 1 litro de leche por la mitad a lo largo para usar como molde (ver foto de abajo).
Repartimos las galletas troceadas y las bolas de cereal. Tapamos con film y reservamos en la nevera mínimo 2 horas.
 
Opcional: Una vez haya solidificado podemos hacerle unas rayas con chocolate blanco fundido, el cual habremos metido en una bolsa de plástico que nos hará las veces de manga.


Sin Thermomix 
Derretimos el chocolate en un bol al baño maría, o en el microondas (a intervalos de 30 segundos). Añadimos la mantequilla y el sirope y seguimos mezclando hasta su total integración.
Echamos el chocolate en un molde de silicona o en otro tipo de molde forrado con papel de hornear. Otra opción es cortar 1 brik de 1 litro de leche por la mitad a lo largo para usar como molde (ver foto de arriba).
Repartimos las galletas troceadas y las bolas de cereal. Tapamos con film y reservamos en la nevera mínimo 2 horas.
 
Opcional: Una vez haya solidificado podemos hacerle unas rayas con chocolate blanco fundido, el cual habremos metido en una bolsa de plástico que nos hará las veces de manga.



Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo


O en mi página del Facebook 



https://www.facebook.com/anadieamargaundulce


martes, 2 de diciembre de 2014

PATÉ FALSO DE CENTOLLO... y cómo preparar conos de hojaldre sin molde

Aunque ya estamos a primeros de diciembre y las tiendas, las calles y la televisión hace días que se han llenado de ese llamado "espíritu navideño", yo aún no lo asimilo. No sé si es debido a que este año está tardando el frío en llegar o qué, pero no me da la sensación de que se avecine "la noche de paz". Pero claro, por muy poco navideña que una se sienta, tener un hijo de 6 años en esta época es lo que tiene. El otro día me enseñó una pedazo de lista larga, con una letra preciosa y pulida, y cuando me dí cuenta de lo que era, casi me caigo para atrás: Era su carta a los Reyes. El problema es que con cada año que hace, sus regalos también aumentan de precio... ay qué tiempos aquellos cuando era más pequeño y se pedía unos cromos y algún coche... hasta penita me daba, no sabía yo que se estaba reservando para cuando creciera, jajajaja.

Esa lista fue la que me hizo darme cuenta de lo cerquita que estamos ya de las Navidades, falta menos de un mes, y por eso he decido comenzar con la temática navideña en mi blog. Os recuerdo que arriba tenéis un enlace, junto con el índice, con recetas que he hecho otros años para esta época. Espero que os sean de ayuda. También durante este mes de diciembre voy a estar subiendo dos entradas a la semana con más recetas que os podrán servir para estas fechas.


Vamos a empezar por este riquísimo y falsificadísimo paté de centollo. Una receta ideal para nuestra economía ya que sabe a carro de centollo, pero shhhhh... no lo es. Lo digo en voz baja por si mi cuñado pijo me está leyendo y no puedo colársela estas Navidades, jejeje.

Ah y después de la receta del paté, os voy a enseñar una forma original de presentar este paté en unos conos de hojaldre que he hecho con unos moldes caseros.

Pero antes de nada...

PATÉ FALSO DE CENTOLLO

INGREDIENTES
15 tronquitos de surimi
4 huevos cocidos
1 lata de anchoas 
2 latas de mejillones al natural
Un chorrito de vino blanco 
1 cucharada de tomate frito
1 vaso de mayonesa (yo le puse un poco menos de un vaso, eso depende del gusto de cada uno, si lo queremos más cremoso o espeso)


PREPARACIÓN
Con Thermomix
Primero echamos 5 de los tronquitos de surimi al vaso y picamos 3 o 4 segundos a velocidad 7. Reservamos.
Ponemos en el vaso los huevos cocidos ya fríos, los 10 tronquitos de surimi restantes, la lata de anchoas bien escurrida y los mejillones, cerramos el vaso y damos tres o cuatro golpes de turbo, abrimos el vaso para revolver con la espátula y vamos bajando lo que quede enganchado en las paredes. Añadimos la cucharada de tomate, un pequeño chorrito de vino y la mayonesa. Comenzaremos por ponerle sólo medio vaso y depende de como nos guste la textura, le podemos ir añadiendo un poco más. Mezclamos todo unos segundos a velocidad 10 y sacamos a un bol.
Por último, lo mezclamos todo con el surimi reservado.

Sin Thermomix
Primero picamos 5 de los tronquitos de surimi en la picadora, también podemos hacerlo con un cuchillo. Reservamos.
Ponemos en la batidora o picadora los huevos cocidos ya fríos, los 10 tronquitos de surimi restantes, la lata de anchoas bien escurrida y los mejillones. Para ayudarnos, lo ideal es que lo pongamos todo cortado en tamaños similares. Picamos hasta obtener una pasta homogénea. Revolvemos con la espátula y añadimos la cucharada de tomate, un pequeño chorrito de vino y la mayonesa. Comenzaremos por ponerle sólo medio vaso y depende de como nos guste la textura, le podemos ir añadiendo un poco más. Trituramos todo unos segundos y sacamos a un bol.
Por último, lo mezclamos todo con el surimi reservado.



Este paté es ideal para servir en tostadas o volovanes e incluso para rellenar un pescado. Yo hace años hice una merluza rellena con este paté y os puedo asegurar que fue una exquisitez.

Para esta vez, decidí rellenar unos conos de hojaldre con el paté... y qué delicia!!!! Me parece un entrante perfecto para cualquier comilona que se precie.

Para hacer los conos de hojaldre hay dos cosas imprescindibles que debemos de tener... los conos y el hojaldre... elemental querido Watson!!

El hojaldre lo podemos comprar hecho y los conos de acero para formarlos también. Pero si no queremos comprarlos, porque seamos realistas, a no ser que hagamos muchos conos al año, creo que son un trasto más del que podemos perfectamente prescindir, os voy a decir cómo los hice yo.


1. Vamos a utilizar uno de esos moldes de aluminio desechables.
2. Cortamos la base y cortamos un triángulo de una esquina para hacer la muestra.
3. Doblamos en forma de cono y vemos si es del tamaño que queremos. Para estos conos de hojaldre, te recomiendo no hacerlos muy grandes ya que son un aperitivo.
4. Volvemos a desenrollar el cono formando el triángulo, ya que será nuestra plantilla para cortar el resto.
5. Con este molde me salieron unos 6 conos.


Para formar los conos de hojaldre, cortamos unas tiras del mismo hojaldre y vamos liándolo por el cono hasta llegar a la altura deseada. Si deseamos, podemos pintarlos con huevo y espolvorear unas semillas de sésamo. 

Horneamos a la temperatura y el tiempo que nos indique el fabricante. Yo estos los tuve en horno precalentado a 220ºC, unos 15 minutos.

Para facilitar el relleno de los conos, es muy conveniente hacerlo con una manga pastelera.


Y con las tiras de hojaldre que me sobraron, hice estos palitos. Simplemente los pintamos con huevo y espolvoreamos con sésamo y un poco de queso rallado. Aquí no se tira nada...



Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo


O en mi página del Facebook 



https://www.facebook.com/anadieamargaundulce


jueves, 20 de noviembre de 2014

BUÑUELOS DE CALABAZA CON CHOCOLATE A LA TAZA.... 27º Desafío en la Cocina

Mientras escribía el título de este post he caído en la cuenta de que ya llevamos 27 desafíos hechos... Madre mía, ¿¿¿tantos???. Pues sí, 27, ni más ni menos. No he podido evitar compararlo con el hijo que crece a tu lado y, de la noche a la mañana, te das cuenta de que aquel bebé al que mimabas, se ha convertido en todo un hombrecito. Pues eso ¡¡el desafío se nos ha hecho mayor!!.

Este mes, mis hermanísimas gaditanas de La cocina de Camilni decidieron que preparásemos unos deliciosos dulces fritos. Las condiciones eran que fuesen dulces españoles y de un sitio diferente a nuestro lugar de residencia.  Lo primero que pensé es que iba a ser un desafío muy rico y lo segundo... que odio freír!! Jajaja

¿Sabéis el dicho de “si no quieres caldo, toma dos tazas”? pues si a mí no me gusta freír... esta vez, tuve que hacerlo dos veces (aquí me falta el emoticono de cara de circunstancias del WhatsApp, jejeje). Mi primer intento fue un desastre, no sé si fui yo la que cometió el fallo o era la receta, el caso es que no me convenció el resultado. Y aunque podía habérosla colado con las fotos, pues por fuera tenían un aspecto apetecible, la verdad es que soy incapaz de publicar una receta que no me convenza, así que con todo el pesar de mi corazón... ¿os he dicho que odio freír?... fui a por mi segundo intento.

Esta vez busqué una receta muy sencilla y sin levados, casi todos los buñuelos de calabaza van con levadura fresca o de panadería y necesitan levado, pero estos no. Ricos, facilísimos y rápidos.... tres consignas que se repiten muy a menudo últimamente en mi blog.


Y para acompañarlos, qué mejor que un delicioso y reconfortante chocolate a la canela. Con este desayuno o merienda, en casa te harán la ola... como mínimo.


BUÑUELOS DE CALABAZA


INGREDIENTES
Para la masa
500 gr de calabaza pelada y en trozos
100 gr de harina
Medio sobre de levadura
1 huevo
1 pizca de ralladura de naranja
Para la fritura y acabado
Aceite para freír
Piel de naranja
Azúcar
Canela (opcional)
Miel (opcional)
Con estos ingredientes salen unos 25 buñuelos (dependiendo tamaño), para más unidades podemos doblar las cantidades.


PREPARACIÓN 
Primero hacemos el puré de calabaza. Yo lo hice la noche anterior y al día siguiente hice los buñuelos. Para hacer este puré, hice el mismo procedimiento que con las tartaletas de calabaza.


- Preparamos un rectángulo de papel de aluminio y colocamos encima los trozos de calabaza.
- Cerramos en un paquete bien sellado para evitar que salga el vapor. Horneamos a 200º C durante 15-20 minutos.
- Escurrimos un poco del líquido del puré y lo reservamos por si acaso.

- Chafamos con un tenedor.
TRUCO: Dependiendo de la calabaza que tengamos puede que sea más o menos dulce. Mi consejo es que una vez hecho el puré, lo probemos y, si vemos que le falta un poco de dulzor, le podemos añadir una cucharada de azúcar.
Una vez tenemos el puré, le añadimos la harina, la levadura, el huevo batido y la ralladura de naranja y lo mezclamos todo hasta conseguir una masa que nos debe de recordar a una crema pastelera espesa. Si vemos que nos queda demasiado sólida, le echamos un poco del jugo reservado y si nos queda muy líquida, le añadimos un poco más de harina.

En una sartén calentamos el aceite de freír, al que habremos puesto una tira de piel de naranja. Con una cuchara vamos echando porciones al aceite y con una espumadera le vamos dando vueltas. El truco está en no tener el aceite demasiado caliente al principio, para que se hagan bien por dentro, y hacia el final subirlo un poco para que se doren. Sacamos y dejamos escurrir en un plato con papel de cocina.
Por último, los rebozamos con azúcar y canela (o sólo con azúcar) y a unos cuántos les pondremos sólo miel.
Receta inspirada en el programa de TV: Robin Food 


CHOCOLATE CON CANELA A LA TAZA


INGREDIENTES (para 4 tazas)
200 gr de chocolate para cocer a la canela
750 gr de leche
Yo he usado una tableta de chocolate para cocer de la marca Amatller que me encanta y que ya lleva un poco de almidón de maíz, azúcar y canela. Pero también podemos hacerlo con una tableta de chocolate normal, añadiéndole unos 30 gr de maicena,  40 gr de azúcar y canela al gusto. Por supuesto las cantidades de maicena y azúcar son orientativas, dependiendo si nos gusta más o menos espeso y más o menos dulce.
PREPARACIÓN
Sin Thermomix
Calentamos la leche. Sin retirar el fuego, añadimos el chocolate troceado y removemos, cuando comience a fundirse añadimos el resto de ingredientes (si le vamos a poner). Lo llevamos a ebullición sin dejar de remover y lo retiramos del fuego.

Con Thermomix
Ponemos el chocolate en el vaso en trozos y rallamos 30 segundos a velocidad 5-10. Añadimos la leche (y demás ingredientes si le echamos) y programamos 12 minutos, temperatura 90º y velocidad 2. Por último ponemos 20 segundos a velocidad 4.


Si quieres ver la variedad de dulces fritos que ha preparado el resto de blogs, pincha la imagen de abajo.

http://desafioenlacocina1.blogspot.com.es/2014/10/dulces-fritos-de-espana-27-desafio-en.html

Y os esperamos el próximo día 20 a las puertas de la Navidad con un nuevo desafío, esta vez salado. La desafiadora seré yo, así que mi cabeza ya está maquinando sin parar. ¿Seré mala malísima? Pronto lo averiguaréis, jeje.


Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo


O en mi página del Facebook 



https://www.facebook.com/anadieamargaundulce

miércoles, 12 de noviembre de 2014

PUDDING DE CHOCOLATE Y NUBES... él se lo cocina y él se lo come

El postre que os traigo hoy es tan fácil que lo puede hacer hasta un niño. De hecho este postre, como vais a comprobar por las fotos, lo hizo mi hijo de 6 años. No sé si se divirtió más preparándolo o comiéndoselo, jajaja... porque yo sólo probé una cucharada. Pero os puedo asegurar que estaba riquísimo.



Con solo tres ingredientes y más fácil que el mecanismo de un chupete, esta receta es clara candidata a estar en la sección Eureka, esa sección que inauguré con el post de Hacer nata casera y su secuela Helado de plátano con un solo ingrediente. Si queréis ver cualquiera de las dos, sólo tenéis que pinchar en el nombre de la receta. 


Y aquí llega el tercer capítulo de la saga con...

PUDDING CON CHOCOLATE Y NUBES



INGREDIENTES
230 gr de nata líquida o crema de leche
25 gr de nubes (marshmallows) minis o cortados en trocitos
175 gr de chocolate negro o con leche, troceado (como era mi hijo quien cocinaba, él decidía y eligió con leche, pero si le ponéis sólo del negro podéis añadirle un par de cucharadas de azúcar a la preparación si os gusta más dulce, en nuestro caso al ser con leche no fue necesario)

Con esta cantidad sale para 3 unidades normales o 6 si es versión chupito. Si deseáis hacer más, tan sencillo como doblar los ingredientes.


Ponemos la nata junto con las nubes en un bol apto para microondas. También podemos hacerlo al baño maría en un cazo, como cuando derretimos chocolate.


Fundimos las nubes en la nata. Si lo hacéis en el microondas, primero lo ponemos un minuto, sacamos y removemos con unas varillas, otro minuto volvemos a sacar y remover, y un tercer minuto pero a intervalos de 30 segundos. En total lo tuvimos 3 minutos, pero ya sabéis que cada microondas, al igual que los hornos, es diferente. La cosa es que nos quede como en la última foto, completamente disuelto.


Ahora añadimos el chocolate, que tiene que estar troceado, y dejamos sin mover 3 minutos.


Pasados los tres minutos ya sólo nos quedará remover hasta que quede una mezcla homogénea y verter en los vasitos dónde vayamos a servirlos. Metemos en la nevera.


Esta receta la vi en el canal de YouTube de Silvia Tortosa En casa contigo y como os digo es muy fácil y se hace en 6 minutos... nosotros un poco más pero tenemos excusa, estábamos haciendo las fotos, jajaja. Aunque en la receta original decían que con 20 minutos de nevera bastaba, en mi caso a la media hora aún estaban bastante líquidos, así que los dejamos para el día siguiente y entonces estaban perfectos... A la foto de abajo me remito, jeje.

Para acompañarlo, qué mejor combinación que la frambuesa. Un poco de la nata montada con azúcar y una cucharada de pasta de frambuesa. Si no tenéis esta pasta también podéis sustituirlo por mermelada de frambuesa, pero entonces poned menos azúcar a la nata. De todas formas podéis acompañarlo solo con nata o con nada, de cualquier manera está... delicioso.


Si quieres hacerme un comentario o tienes alguna duda, puedes hacerlo a través de mi correo


O en mi página del Facebook 



https://www.facebook.com/anadieamargaundulce